Home  << art+e                                           
 

Libro X - Historia de la Fócide

libro I , libro IIlibro III , libro IV , libro V , libro VI , libro VII , libro VIII , libro IX libro X

 

I. [1] Desde los primeros tiempos, la parte de la Fócide y Delfos, que está cerca Titorea, tomó su nombre de Foco, el hijo Ornitión, nativos de Corinto. Sin embargo, algún tiempo después cuando los eginetas dirigidos por otro Foco, hijo de Éaco,desembarcaron en estos lugares y habiendo sacado el nombre de este Foco poco a poco se acostumbró a llamar el país entero, está Fócide ahora se incluyen bajo ese nombre.

[2] Las personas que lo habitan, el lado que mira el Peloponeso y Beocia lado, que se extiende hasta el mar, desde Cirra, que es el puerto y el arsenal de Delfos y hasta la ciudad Anticira. Por el lado del Golfo Lamiaco, los Hypocnémidios locrios, están entre ellos y el mar, y más allá de esto están en Elatea los escarfeos, y más allá de Hiámpolis y Abas, está Opunte, y el arsenal de Cino en Opunte.

[3] Pasando ahora de que los focios fueron memorables, cuando actuaban de forma concertada y con el consentimiento común del estado. Primero fueron al sitio de Troya. En segundo lugar, antes de la llegada de los persas a Grecia tenían la guerra contra Tesalia donce adquirieron gran gloria. Porque al saber que los tesalios tomaron el camino para entrar en Hiámpolis en la Fócide, fueron a ese lado y sembrado el campo de ollas de barro y las cubrieron de tierra para que no se dieran cuenta. La caballería de Tesalia cabalgaron con confianza y velocidad plena, cayeron en la trampa, quedando destrozados al romperse las patas los caballos en las hidrias. (Herodoto VIII-28)

[4] Pero por este fracaso no rechazaron a los de Tesalia. En cambio, motivados por el deseo de venganza, reunieron de todas las ciudades y pronto se creó un ejército más numeroso que el primero. Los focios quedaron muy alarmada por estos preparativos, y más afectados por la caballería de Tesalia, más temible por su reputación y su dirección, como el número de combatientes. En el peligro que se vieron amenazados, enviaron a consultar el oráculo de Delfos, que respondió en estos términos: Un mortal y un dios darán sangrientas batallas, pero en la victoria, los mortales tienen la ventaja.

[5] Sobre esta respuesta de los focios dieron a Gelo trescientos hombres escogidos, con la orden de por la noche y ir a ver los movimientos de Tesalia, pero sobre todo, evitar la lucha y volver al campamento por caminos no conocidos. Gelo luego de haberse puesto en el camino tuvo la desgracia de caer en manos de los enemigos, él y sus trescientos hombres muertos o pisoteados por los caballos o cruelmente masacrados.

[6] La noticia cayó sobre el campamento de los fócios , que se quedaron tan consternado que se creían perdidos, que atendió más de su desesperación. Decididos a conquistar o destruir hasta el último se pusieron en marcha uno de sus esposas e hijos, sus equipajes, las estatuas de sus dioses, con todo lo que tenían oro, plata, muebles y los efectos más valiosos.

[7] Con gran interés, daban la custodia a treinta hombres de los más decididos, dicen que ante la posibilidad de una batalla, les mandó que se enteraron de si habían perdido la batalla, Para que mataran a sus esposas e hijos, y que prendieran fuego a la hoguera, y quemaran todo ofrendado en su lealtad, y luego matarse unos a otros, o buscaran una muerte gloriosa por tirarse contra los escuadrones enemigos. Desde entonces, la desesperación de los fócios pasó a ser proverbio entre los griegos, para servir a cualquier resolución extrema y violenta.

[8] Los fócios, marcharon contra el enemigo. Tenían como estrategos a Reco de la ciudad de Ambroso, comandante de la infantería y Deifontes de Hiámpolis, que mandaba la caballería. Telias de Elis era el general muy estimado por el oficio de profeta en el ejército, y fue principalmente en lo que los fócios pusieron sus esperanzas.

[9] En el momento de la refriega, sabían lo que habían ordenado a sus esposas y sus hijos, y todos pensaban en lo que más querían en el mundo y el destino del estado dependía del éxito de la batalla. Inspirado por este pensamiento, hicieron prodigios de valor y lucharon desesperadamente. Por último, el cielo fue benevolente de su valor, que ganaron la mayor victoria de las cuales se hace mención en la historia de la época.

[10] Así fue que el significado del oráculo se hizo evidente para todos los griegos, pues, como los generales de ambos ejércitos dieron la palabra según la costumbre, se encontró con que tenían la palabra de los tesalios en Atenea Itonia, y que los focenses tomaron a Foco su epónimo. Así, una mortal y un dios, o más bien una diosa, habían combatido unos contra otros. Los fócios enviados a Delfos de presente una estatua de Apolo, y otra de sus adivino Telias, con estatuas de los generales y héroes de la nación. Que fue Aristomédon de Argos quien las hizo.

[11] Estas personas no se comportaron menos prudentes en otra ocasión. Porque al saber que tesalios estaban preparando para entrar a sus tierras, con quinientos hombres escogidos, aprovechando la noche de luna llena frente al enemigo, después de haberse embadurnado de yeso y sus armaduras, con la idea de que tesalios vieran fantasmas y se asustaron tanto que este puñado de personas los derrotó por completo. Asimismo, se atribuye esta estratagema a Telias el eleo.

 

II. [1] Se dice que cuando el ejército persa cruzó a Europa, los fócios se vieron obligados a tomar el lado de Jerjes, pero lo abandonaron, y pegaron a su pueblo con los otros griegos en el famoso día de Platea (Herodoto IX 31). Posteriormente, fueron condenados a una multa elevada por Anfictión, pero no dicen porqué. Así que no sé si fue por cualquier delito, o si esto no fuera que los tesalios moviesen de su animosidad en contra de los fócios, por su odio.

[2] Cuando ya estaban muy enojados, y resentidos, Filomeno de Ledum, el hijo de Teótimo nativo de la ciudad de Focea, y nunca inferior a nadie en el nacimiento y la dignidad. Habiendo reunido al pueblo, presentó que la multa impuesta por Anfictión era tan fuerte que en vano trataban de pagar, no hay justicia para exigir una cantidad tan excesiva, y que creía que sería mejor pensar en sacudir el yugo y saquear el templo de Delfos. Se olvidó de nada para disfrutar de esta propuesta, diciendo que entre las cosas de otros, que siempre haían sido amigos de los atenienses y espartanos, y que no tenían nada que temer de ellos, y si se opusieran los tebanos u otros, que fácilmente podría tener ventaja sobre ellos, tanto por sus propias fuerzas, como por las riquezas de Delfos.

[3] Este discurso no fue desagradable a los fócios, o que el Dios los había dejado ciegos, ya sea porque se inclinan naturalmente a preferir los intereses y la ganancia, a la religión. En resumen, se decidió hacerse con Delfos y lo llevaron a efecto siendo prítano Heraclides en Delfos, y arconte Agatocles en Atenas, en el cuarto año de la 105ª Olimpiada (357 adc., Diodoro Sículo XVI-23), en la que ganó el premio Proro de Cirene en el estadio.

[4] Después de haberse convertido en los jefes de la confianza sagrada que se mantenía en el templo, no tardaron en sobornar a las tropas de todas partes de Grecia. Pronto los tebanos les declararon la guerra, y no perdieron la oportunidad hermosa para mostrar su resentimiento que habían tenido durante mucho tiempo en su contra. Esta guerra duró diez años completos durante los cuales los fócios , a veces ayudadas por tropas extranjeras tenían la ventaja, y luego los tebanos. Por último, en una gran batalla que se libró al lado de la ciudad de Neón, fueron derrotados los fócios. Filomeno obligado a huir corriendo de un acantilado se arrojó y se mató. La anfictiones condenaban con la misma muerte a todos aquellos que lo habían seguido.

[5] Después de Filomeno, Onomarco tomó el mando del ejército. Fue en este tiempo que Filipo hijo de Amintas, había hecho una alianza con los tebanos, aún muerto Filipo, obtuvo una victoria sobre los fócios. Onomarco se retiró hacia el mar, y fue muerto a flechas por sus propios soldados, que le culparon de su derrota en su cobardía, y en su falta de experiencia en el negocio de la guerra.

[6] Así murió por efecto del Dios de la ira de los cielos, como creo. Failo Su hermano se hizo general en su lugar. Pero no bien había asumido el mando de las tropas, que se encontraba en una visión de ensueño que voy a decir. Entre las ofrendas hechas a Apolo, había una estatua de bronce que representaba a un hombre agotado por la enfermedad, y que no era más que piel y huesos. Dijeron en Delfos que era el Hipócrates, el médico, que había dedicado esta estatua. Al dormir Failo y ver el esqueleto, imaginaba esto, y se imaginó ser muy similares. De hecho, después de unos días cayó enfermo, y la delgadez extrema le llevó a la tumba, y su sueño fue demasiado cierto.

[7] Después de su muerte, los fócios, eligieron a su hijo Faleco general, pero pronto fue despedido por malversación de fondos de la confianza sagrada. Entonces, con aquellos que querían seguirle, fócios y otros, se fue a Creta, y porque Cidonia le negó el dinero que exigían, puso cerco a la ciudad, allí perdió una gran parte de sus tropas, y pereció el mismo.

 

III. [1] Diez años después de que el templo de Delfos había sido saqueado, Filipo finalmente terminó la guerra, que lleva el nombre de la guerra santa, o guerra fócide. Teófilo era por arconte de Atenas, y este fue el primer año de la 108ª Olimpiada (348 adc.), cuando Policles de Cirene en notable victoria, ganó la etapa. Las ciudades de la Fócide que sentían la mayoría de las desgracias de la guerra fueron Lile, Hiámpolis, Anticira, Parapotamios, Panopeo y Dáulide. Estos pueblos de siempre conocidos se celebraron por la poesía de Homero (Iliada II-517), no sólo fueron tomadas, sino completamente arrasados y destruidos.

[2] Algunas ya habían sido quemadas por las tropas de Jerjes (Herodoto VIII-33), y por esta calamidad se hicieron conocidas en toda Grecia, y también tuvieron la misma suerte que las primeras. Ellas fueron Eroque, Charadra, Amphiclea, Neón, Titronio y Drimea. Excepto Elatea todas las demás, como Traqui y Médeon, Echédamie, Ambryse, Fligonio y Estiris, no se conocían antes de la guerra fócide. Todas las ciudades que acabamos de nombrar, fueron destruidas totalmente, y la gente dispersada por los pueblos. Excepto Aba, que no estaba envuelto en la ruina, por que los habitantes no habían tenido parte alguna en el sacrilegio de la empresa de los fócios, no sólo no habían saqueado el templo de Delfos, que se abstuvieron de tomar partido en la guerra santa.

[3] Tras la guerra, a los fócios se les prohíbe la entrada del templo de Delfos, ya no podían enviar diputados a los Estados Generales de Grecia, sus votos los anfictiones se los dieron a los macedonios. Sin embargo, algún tiempo después, los fócios reconstruyeron sus ciudades y abandonadas el país para ir a vivir, salvo algunas que fueron abandonados a causa de su debilidad anterior, y porque el dinero había desaparecido. Los atenienses y los tebanos los restauraron antes de la desastrosa batalla de Queronea (338 adc.), que agotó todas las fuerzas de Grecia.

[4] Los focios cumplieron con su deber en esta batalla, ellos lucharon también en Lamia y Cranon, contra Antípatro rey de Macedonia. Pero ellos se distinguieron sobre todo contra los gálatas, cuando llegaron a saquear Delfos, para hacer olvidar con esta ocasión para aplacar la ira del Dios, y expiar sus crímenes anteriores. Eso es lo que los fócios en varias ocasiones han sido más memorable.

 

IV. [1] Panopeo es una ciudad de la Fócide que está a veinte estadios de Queronea, si se puede llamar ciudad a un barrio de chabolas donde no hay Senado o gimnasio o teatro o plaza pública, o fuente. Los hombres del lugar sólo tienen chozas junto a un río bastante profundo, casi como las cuevas que se encuentran en las montañas. Pero también tienen su territorio y sus fronteras, con el derecho de los diputados de los Estados Generales de Focea. Dicen que fue el padre de Epeo el que les dio su nombre a su ciudad, son de origen Flegias, y expulsados de Orcomenos, se establecieron en Focea.

[2] Vi en Panopeo el viejo recinto, creo que podría ser de unos siete estadios. Me acordé luego de Homero (Odisea XI-576) referente a Ticio, donde trata a Panopeo ciudad de "hermosos coros", me acordé que allí también se describe la batalla donde los griegos lucharon para tener el cuerpo de Patroclo, y dijo que Esquedio el hijo de Ífito del rey de los fócios, que fue asesinado por Héctor, tenía en Panopeo su residencia (Iliada XVII 306). Era probablemente para evitar a los beocios el temor, porque Beocia y Fócide son adyacentes, y por ese lado no hay una barrera entre las dos, y por todas las apariencias Panopeo sirvió a Esquedio como fortaleza.

[3] Pero ¿Por qué el poeta dice que la ciudad es famosa por sus coros?. Lo que yo no entendía antes de que las Tíades de las que yo he aprendido. Las Tíades son mujeres del Ática que van cada dos años al Monte Parnaso, y con otras mujeres de Delfos celebran orgías y misterios y secretos en honor de Dioniso. Pero estas mujeres, de cualquier manera, ya sea en Panopeo o en otro lugar, todas bailando con un tipo de movimiento. Pienso, que por los bailes de las Tíades Homero dio este epíteto a la ciudad de Panopeo.

[4] En el camino de la ciudad, vemos una capilla construida de ladrillo crudo, y, en esta capilla, una estatua de mármol del Monte Pentélico; Asclepio es para unos pocos, y para otros, Prometeo. La base de ésta en su opinión sobre el torrente hay piedras de tan prodigioso tamaño como es la carga de un carro. Estas piedras son del color del barro, pero de barro mezclado con arena, como en los arroyos y pantanos, e incluso, como dicen, un olor de carne humana y todos estos motivos, alegan que son los restos del barro de Prometeo, que formaron la raza humana.

[5] Cerca de la corriente se ver la tumba de Ticio, que es un montículo con una circunferencia de no más de un tercio de un estadio. Ticio es el mismo que dijo en la Odisea de Homero (Odisea XI-576): De nueve pletros se extiende su tumba, de lo que hacen reclamación los panopeos que no hacen comprensión de la magnitud del campo en su entierro, ni del tamaño de los gigantes, porque, de hecho, el lugar se ("llama" falta texto) Nueve Pletros.

[6] Sin embargo, Cleón del país de los Magnesios de los que están en las orillas del Hermo, solía decir que los más incrédulos son las personas que habían pasado su vida sin ver nada extraordinario, y que él no tuvo ninguna dificultad en creer de Ticio y otros gigantes eran de la magnitud que se dice que eran. Él dijo que habiendo llegado a Gades, que había sido obligado a embarcar y salir de la isla con todo su séquito, por orden expresa de Hércules, y a la vuelta, vio a un marino muerto ardiendo por un rayo, que había sido arrojado a tierra por el dios, y cuyo cuerpo era de cinco pletros de longitud, que, según él, le hizo creer, ya que todo está relacionado en este género.

[7] Dáulide está a (falta texto) siete estadios de Panopeo. Esta ciudad no está muy poblada, pero la gente en la mayoría de los hombres son los más grandes y sólidos de cualquiera en cualquier Fócide. Dicen que la ciudad tomó su nombre de la ninfa Dáulide, la hija de Cefiso. Otros dicen que este lugar estaba todo cubierto de árboles y Daûla es una antigua palabra que significa espeso y descuidado, y qué Esquilo utiliza en su descripción de la barba de Glauco el hijo de Antedón.

[8] Fue en Dáulide, que se dice que las mujeres locales le sirvieron a Tereo una comida en la que le sirvieron los miembros de su hijo, esto fue el comienzo de la barbarie de la que hemos visto ejemplos recientes. La fábula dice que Tereo se transformó en una abubilla, un pájaro que es un poco más grande que una codorniz, y cuyas plumas de pie sobre su cabeza lucen a la manera de una garza.

[9] Procne esposa de Tereo se transformó en una golondrina, y lo que es sorprendente es el hecho de que las golondrinas en este distrito no hacen nido o en los tejados o en las chimeneas, como lo hacen en otros lugares. Los fócios dicen que Filomela, hermana de Procne fue también transformada en un pájaro, y que seguía temiendo a Tereo, y huyó de su país. En Dáulide hay un templo de Atenea, donde está una estatua muy antigua de la Diosa, de madera que parece incluso de mucho antes, y que dicen que Procne llevó desde Atenas.

[10] Tronide es un pequeño municipio que forma parte del territorio de Dáulide, allí vemos la tumba de un héroe de estas personas y su fundador. Algunos dicen que es Jantipo, un hombre guerrero conocido, y otros que este es Foco hijo de Ornitión hijo y nieto de Sísifo. El Héroe, quienquiera que sea, es honrado cada día por los sacrificios, y se derrama la sangre de las víctimas en su tumba, por una apertura para tal uso, la carne de las víctimas es consumida por el fuego allí.

 

V. [1] Desde Dáulide se puede ir a la cima del monte Parnaso, por un camino más largo la verdad, pero menos difícil que el que va de Delphos a esta montaña. Si al salir de Dáulide de tomar el camino de Delfos y seguir recto, encontrará a su izquierda un palacio conocido como el fócico, porque ahí es donde están los estados generales de la Fócide, y donde cada ciudad envía a sus miembros.

[2] Es un gran edificio que está apoyado internamente por pilares. Entre las columnas y la pared, hay a uno y otro lado en escalera, donde los diputados están sentados. En un extremo no hay columnas ni peldaños, el espacio está ocupado por una estatua de Zeus en lo alto de un trono: La diosa Hera a su derecha, y Atenea a su izquierda.

[3] Un poco más allá de este gran edificio, podrás ver un lugar conocido como Esquiste (encrucijada) donde el camino se bifurca. Allí fue donde Edipo tuvo la desgracia de matar a su padre. Pero Edipo ha dejado legado de sus muchas aventuras otros lugares. Cuando nació, le atravesaron los pies de lado a lado y fue expuestos en el monte Citerón, cerca de Platea. Se le envió a continuación a Corinto donse se crió en el país que está en todo el istmo. La Fócide, o más bien, esta parte de la Fócide se llama hoy el camino Esquiste, quedó manchado con la sangre de Layo. En Tebas finalmente hizo incesto con el matrimonio contraído con su madre, y luego fueron las injusticias y los horrores de su hijo Eteocles.

[4] El asesinato de Layo fue la fuente de todas las desgracias de Edipo. Todavía vemos a la mitad del camino el entierro de Layo y el criado que le acompañaba, con piedras escogidas apiladas una sobre otras lo hacen con adornos. Se dice que a estos, mandó enterrarlos Damasístrato, rey en Platea, que se encontró con sus cuerpos (Apolodoro III-5-8).

[5] No hay una gran carretera a Delfos, sino un camino que es empinado y es tan difícil para una persona, pasarlo sin dificultad, ya sea a pie o a caballo. Hay varias tradiciones que afectan a toda la ciudad de Delfos, y lo más preocupante que el oráculo de Apolo, como se dice de Delfos era antiguamente el lugar donde Gea daba sus oráculos (Esquilo Euménides 1) , y Dafne, una de las ninfas de la montaña, fue elegida por la diosa de presidirlo.

[6] Los griegos tienen antiguos poemas titulados los Consejos de Eumolpo, y que atribuyen a Museo, hijo de Antifemo. Donde se dice que Gea pronunció sus oráculos en este lugar, y que era común con Poseidón, y que Pyrcon era su servidor.

Presta Gea la Ctonia dijo palabras sabias, y con ella Pircón que sirve al famoso que mueve la tierra.

Se dice que después la diosa, dio su parte del oráculo a Temis, y Temis la dió a Apolo como un regalo, y Apolo, por la parte de Poseidón a éste le entregó Calauria, la que está frente Trecén.

[7] He escuchado, que otros líderes como pastores de sus rebaños (Diodoro Sículo Libro XVI-26), por casualidad encontraron el oráculo, de pronto por una sacudida, y que por un vapor se inspiraban en Apolo, y comenzaron a predecir el futuro. Pero Femonoe se hizo muy famosa, fue la primera intérprete de Dios, y la primera que habló en hexámetros. Sin embargo Beo (Ateneo 9-393), una mujer del lugar de nacimiento, y con himnos conocidos que hizo a los habitantes de Delfos, dijo que se trataba de extranjeros de los países hiperbóreos quienes construyeron el templo de Apolo,

[8] Beo dice:

Es aquí ciertamente que fundaron un oráculo recordado, estos hijos de los hiperboreos, Pagaso y el adivino Agieo, Olén el primer profeta de Apolo, y el primero que cantó en versos antiguos.

Donde desde entonces han presentado sus oráculos y que varios de ellos profetizaron, y Olén, entre otros, el que inventó el hexámetro y lo utilizó para este propósito. Pero después de todo, su recuerdo no alcanza a ningún otro sino a seguidoras de Apolo, que siempre ha tenido las mujeres como intérpretes de los oráculos.

[9] Afirma que la primera capilla del Dios fue hecha de ramas de laurel, y las ramas eran de un laurel del Tempe. La capilla era una especie de cabaña, un edificio de estilo rústico. Dice entonces, que se construyó otra cera de abejas y de sus propias alas, y que, Apolo, dice, envió a Hiperbórea.

[10] Sin embargo, según otra tradición, esta segunda capilla fue construida por un hombre de Delfos, llamado Pteris, que dio lugar a la fábula de las abejas que acabo de citar. También dicen que en la misma Creta, una ciudad tiene el nombre que él llamaba sin alas, agregando una a (Aptera) a su propio nombre. En cuanto a lo que Algunos dicen que esta capilla fue construida con el brezo que crece en las montañas, Pteris conocido en griego, no la doy más fe que la historia de las abejas.

[11] Dicen del tercer templo de Apolo que fue construido de cobre, que no parece muy sorprendente, ya que Acrisio había hecho una cámara de cobre para su hija, y todavía vemos en Esparta el Templo de Atenea Chalcieca (La que habita en bronce), llamado así porque es de cobre. En Roma, donde se hace Justicia sorprende por su tamaño y magnificencia, pero lo que más admiro es un techo Bronce que prevalece en todo lo otro. Así, es increíble que el templo de Apolo en Delfos fuera construido de cobre.

[12] Sin embargo, lo de que fue construido por Hefesto, es lo que yo no creo, ni los paneles de oro que tenía una voz encantadora, que Píndaro canta después, como si fueran las sirenas de Homero,

Seis aúreas cantaban celédones sobre el frontón

Por lo que yo puede juzgar, no hay acuerdo sobre cómo se destruyó el templo. Algunos dicen que la tierra se abrió y se lo tragó, los otros que fue consumido por el fuego, y que el cobre, se había derretido.

[13] Sin embargo, el templo de Apolo se construyó una cuarta vez por Agámedes y Trofonio, y emplearon piedra. Sin embargo, este edificio aún ardía cuando Erxiclides era arconte de Atenas, el primer año de la 58ª Olimpiada (548 adc.), que fue notable por la victoria de Diogneto de Crotón en los Juegos Olímpicos. El templo que hoy nos queda, es el que los anfictiones construyeron con el dinero que la gente dedicó de forma sagrada. Espíntaro de Corinto fue el arquitecto.

 

VI. [1] Si tratamos de la antigüedad, en los tiempos antiguos, Parnaso ya había construido una ciudad en el lugar. Era el hijo de la ninfa Cléodore, y como todos los otros héroes, así como el nombre lo dice, va a tener dos padres, uno de ellos mortal, Cléopompo, el otro inmortal, era Poseidón. El Monte Parnaso y el bosque Parnaso tomó su nombre de él.

[2] se añadió que tenía el arte de saber el futuro por el vuelo de los pájaros, y la ciudad, donde fue su fundador fue sumergida en la inundación que ocurrió durante el reinado de Deucalión. Los pocos hombres que se salvaron, fue por haber ganado la cima del monte Parnaso, con lobos y otros animales salvajes que por su gritos eran sus guías, y construyeron un pueblo que llamaron Licorea por esta razón.

[3] Sin embargo, otra tradición relata que Apolo tuvo un hijo de la ninfa Coricia, Lycorus, que le dio su nombre a la Ciudad de Licorea, y su madre a una cueva cercana llamada todavía la cueva Coricio. También dicen que Hyamus hijo de Lycorus, tuvo una hija, Celeno, que tuvo un hijo de Apolo. Este hijo se llamaba Delfos, de donde la ciudad de Delfos, tomó su nombre.

[4] Otros dicen que Castalio, hijo de la tierra, tuvo una hija llamada Tía, que tenía el honor del sacerdocio de Dioniso y las orgías las celebra en honor del dios de donde vino, dicen, que todas las mujeres, que eran amadas en un rapto sagrado, desde entonces querían practicar la misma ceremonia y las llamaron Tíades. Ahora creen que Delfos nació de Apolo y de Tía, pero otros dicen que fue su madre Melena, la hija de Cefiso.

[5] Posteriormente, la gente del lugar llamó a la ciudad, no sólo Delfos, también Pitio que es lo que Homero (Iliada II 517) muestra en la enumeración de los fócios. Aquellos que se precian de conocer la antigua genealogía, afirman que Delfos tenía un hijo llamado Pitia, y que cuando hubo llegado a reinar, dio su nombre a la ciudad. Pero la opinión más común, es que fue un hombre asesinado por Apolo con flechas, y su cuerpo había sido dejado sin sepultar, y pronto todas las personas infectadas, lo que dio el nombre de la ciudad Pitón de pythesthai palabra griega que significa olor. De hecho, cuando Homero (Odisea XII 37) dice que la isla de las sirenas estaba llena de huesos, es la razón de que aquellos que escucharon a estos encantadores todos perecieron, y de que sus cuerpos insepultos, infectaban a la isla, que se expresa por la palabra que acabo de decir.

[6] Los poetas dicen que Apolo mató a una serpiente y un dragón que Gea tenía en la custodia del oráculo (Eurípides Ifigenia en la Tauride 1245). También dicen que Crío, hombre poderoso en la isla de Eubea, era un gran villano, que tuvo la osadía de venir armado a saquear el templo de Apolo y las casas de varios individuos ricos. Un día, habiendo amenazado con el robo, los habitantes de Delfos, dirigieron sus deseos a Apolo, y le rogaron que no los abandonasen en peligro inminente tal.

[7] Femonoe, que era entonces la profetisa del Dios, respondió con tres hexámetros:

Apolo disparará una mortal flecha contra el Parnaso, a un bandido que caerá a sus pies. Manchado de sangre tan viril, recurrirán a Creta para purificarse, pero esto nunca se olvidará.

 

VII. [1] El templo de Apolo estuvo expuesto por lo tanto, desde el comienzo a los hombres codiciosos e impios, porque después de el bandido de la isla Eubea, Los Flegias orcomenios, y Pirro el hijo de Aquiles, también propuso el saqueo (Eurípides Orestes 1650). Una parte del ejército de Jerjes tuvo el mismo propósito (Herodoto VIII-35). Los fócios, a instancias de sus dirigentes, se hicieron dueños del depósito sagrado y se mantuvieron de este templo, largo en su poder. Después de ellos, los galos asediaron Delfos. Por último, fue el destino Este templo no escapó a la maldad de Nerón. Tomó quinientas estatuas de bronce, tanto de los hombres ilustres como de nuestros dioses.

[2] Volviendo ahora a la institución de los juegos Píticos. Ellos dicen que estos juegos en la antiguedad consistían en una batalla de poesía y la música (Ovidio Metamorfosis 1-445), y el premio se otorgaba a alguien que había cantado el himno más bello en honor de Dios. En la primera celebración, Crisotemis Creta obtuvo la victoria, era hijo Carmanor que purificó a Apolo. Después de él, Filamón el hijo de Crisotemis obtuvo la victoria, y luego Tamiris el hijo de Filamón, pero ni Orfeo compitió, con una gran sabiduría y conocimiento perfecto de los misterios de la religión se lo hacía aconsejable ni Museo que profesaba el imitar a Orfeo en todo, por lo que nunca se rebajaría a disputar el premio de los juegos Píticos.

[3] Tomamos nota de que Eleuther no fue declarado ganador por su gran y bella voz, porque cantó un himno que no era suyo. Dicen que a Hesíodo no le dejaron disputar el premio, porque su canto no lo acompañar de la lira. De Homero, se afirma que llegó a Delfos para consultar el oráculo, pero por ser ciego, hizo poco uso del talento que tenía al cantar y tocar la lira en el mismo tiempo.

[4] En la cuadragésimo octava Olimpiada (586 adc.), Glaucias de Cortona fue proclamado vencedor en Olimpia. En el tercer año de esta Olimpiada, los anfictiones cambiaron los juegos Píticos, pues dejaron que el premio de la música y la poesía, pero añadieron dos más, uno para canto con flauta, y otro para los flautistas solamente. Cephaleo, Hijo de Lampus, cantando y acompañado por la lira, fue distinguido, Equémbroto de Arcadia en canto acompañado a la flauta, y el Sácadas de Argos en flauta. El mismo Sácadas ganó el premio en la música, en dos juegos Píticos siguientes.

[5] Así que se instituyó en Delfos los mismos juegos, y la misma lucha que Olimpia, a excepción de la cuadriga. Los niños, por una ley expresa, se permitió la carrera lara y la de una sola etapa.En los segundo juegos Píticos, se suprimieron los premios y se decidió que no habría más que las coronas de los vencedores. También eliminaron el canto con acompañamiento de flautas, ya que era algo triste y lo que se usa en elegías y lamentos, era de hecho el uso que se daba.

[6] Tenemos pruebas en la ofrenda que Equémbroto hizo de un trípode de bronce a Hércules en Tebas, con esa Antigüedad: Equémbroto de Arcadia a dedicado este trípode a Hércules, después de ganar los premios de los juegos Anfictiones, donde acompañó a la flauta. Las elegías se cantaban en la asamblea de los griegos. En el siguiente se añadieron a juegos píticos los caballos de carreras, y cuando tuvo lugar la primera, Clístenes fue victorioso en el carro, es lo que Clístenes que se convirtió en tirano de Sición.

[7] En los octavos juegos Píticos había una corona para el certamen de cítara sin canto y Agelao de Tegea lo merecía. En los veintitresavos juegos, hemos visto tal vez la mejor raza de hombres armados, al añadir esta carrera y obtuvo una corona de laurel, Timéneto de Fliasios, cinco Olimpiadas después de Damarato de Elea, que había sido coronada en Olimpia. En el cuadragésimo octavo se adoptó la carrera de carros de dos caballos uncidos juntos. Los caballos que ganaron de Execestidas sobre todos los otros. En los Cinco juegos Píticos se permitió la biga de potrillos, y Orphondas de Tebas se declaró ganador.

[8] Sin embargo, el pancracio entre los niños, la carrera de carros tirados por potros, incluso las carreras de caballos, estos juegos estaban en uso en Olimpia, mucho antes que en Delfos. El pancracio no se recibió hasta los 61ª juegos juegos Píticos que venció Yolaida de Tebas, las carreras de caballos se introdujeron en los juegos Píticos más tarde, y sólo comenzó con un carro tirado por dos potros hasta la 69ª juegos Píticos. Lycormas de Larissa ganó el premio en el potro, y Ptolomeo el Macedonio ganó la carrera de bigas. Lo llaman así porque a los reyes de Egipto querían ser llamados de Macedonia, como lo eran. La corona de laurel es la única en los Juegos Píticos, que lo dan, creo, en base a la opinión de que Apolo amaba a Dafne la hija del río Ladón.

 

VIII. [1] Es un sentimiento bastante común que se trataba de Anfictión el hijo de Deucalión, quien asentó en Delfos la Asamblea de los Estados Generales de Grecia, y el nombre de aquellos delegados de este Asamblea se llaman Anfictiones. Androción Sin embargo, en su historia de Ática, dijo que al principio se reunieron las naciones vecinas, como Delfos y encuentra a su alrededor enviaron sus diputados a para deliberar sobre sus intereses comunes, lo que dio lugar a los anfictiones (vecinos) nombre, que ha mantenido hasta nosotros, pero por lo demás escribió que en su origen, parecian pedir.

[2] Dice que el derecho concedido por Anfictión de los diputados de los Estados Generales fueron: los jonios, la Dólopes, Tesalia, el Enianes, la Magnesio, Malieos, Ftiotes, los dorios, fócios, y, finalmente, los locrios que son vecinos Fócide, que viven cerca de Monte Cnemis (faltan Focios y Perrebos). Pero después que los fócios robaran el Templo de Apolo, y la guerra de fócide terminó después de diez años, hubo cambio en el Senado de Anfictiones. Por un lado, los macedonios fueron admitidos, y por el otro los Focenses y los espartanos de entre los dorios, fueron excluidos, en primer lugar, debido a su sacrílega empresa, y a estos últimos por ponerse de su lado durante la guerra.

[3] Sin embargo, cuando Breno a la cabeza de los galos sitiaron Delfos, los fócios para reparar su culpa, se apresuraron a ayudar a la ciudad con un entusiasmo increíble, y fue considerado oportuno premiar su celo, y fueron restaurados en todos sus privilegios y honores, y recuperaron el derecho de anfictonia. Entonces El emperador Augusto comunicó a los de Nicopolis que viven cerca de Accio, y para multiplicar anfictiones aportó a los magnesios a Tesalia, y los Malieos, los Enianes y Phtiotas, y la transferencia a la ciudad de Nicópolis de de los votos de estos pueblos, y especialmente de los Dolopes, una vez que los Dolopes como nación se extinguieron.

[4] Actualmente, los anfictiones son treinta en número. De Nicopolis, macedonios y Tesalia designarán cada uno 6. Y 2 de los Beocios, los fócios y los pueblos de Delfos eran los mismos derecho. Beocios ellos basados en lo que antes ocupaba una parte de Tesalia, en el nombre de Eolios. La antigua Dóride nombra uno.

[5] Los locrios llamados Ozolas, y los que habitan más allá de Eubea también tienen cada uno su voto. Por último, la isla de Eubea tiene su Anfictión, De los peloponesios de Argos, Sición y Corinto con Mégara hay uno y Atenas uno por su cuenta. Sin embargo, Atenas y Delfos y Nicópolis tienen derecho a delegar consejeros en todas las reuniones de los Estados Generales, pero de las otras ciudades y pueblos que se han mencionado mandan sus diputados en un determinado intervalo de tiempo.

[6] Al entrar en la ciudad hay cuatro templos en una fila. El primero está en ruinas y el segundo con ninguna estatua, en el tercero hay unas pocas estatuas de emperadores romanos, y el cuarto es el Atenea Pronea (la que está delante). La estatua de Atenea que vemos en la entrada al mismo, es mayor que la que está en el interior del templo, y es ofrenda de los mesalinianos. Estos pueblos fueron originalmente un colonia de los fócios, que fueron trasplantados en Jonia, expulsados de la ciudad de Fócide por el medo Hárpago. Luego disponiendo de una flota, derrotaron a los cartagineses en el mar (Tucídides Libro-1-13), y se fueron a tomar el país que siguen teniendo hoy en día (Marsella), donde se les ve ricos y poderosos.

[7] Atenea, que enviaron a Delfos, es una estatua de bronce. Se dice que el rey Creso de Lidia, había dado también a la diosa un escudo de oro (Herodoto I-92), que segun los delfios fue robado por Filomeno. En el Templo de Atenea Pronea hay una capilla y un muro dedicado al héroe Fílaco que vino segun dijeron a salvar a Delfos en la invasión persa.

[8] Es una vieja tradición en el lugar al descubierto, había una vez un bosque, y que Ulises, al venir a visitar a Autólico y cazar con los hijos de este, un jabalí le hizo una herida por encima de la rodilla (Homero Odisea 19-386). A la salida del gimnasio, a la izquierda, y bajando alrededor de tres estadios, se encuentra Plisto, el río, que cae en el mar Cirra, el puerto de Delfos.

[9] Pero si en lugar de ir de vuelta, subimos desde el gimnasio por el camino hacia el templo de Atenea, podrás ver a la derecha la Fuente de Castalia, el agua es excelente. Algunos dicen que fue una mujer del lugar la que dio su nombre de esta fuente, y otros que es un hombre cuyo nombre era Castalio. Paníasis, Hijo de Polyarque, en sus versos de Hércules, es la fuente de Castalia, hija de Aqueloo. Este héroe, él dijo, después de las nieves del Monte Parnaso, llegó a los bordes de la fuente de Castalia, hija del río Aqueloo.

[10] Pero he oído de otros que es un regalo de Cefiso a Castalia, la fuente de los habitantes Delfos, y en una ficción de Alceo, poeta en el prólogo de un himno a Apolo. Este sentimiento es de los Lileos, que en ciertos días del año, en honor del río Cefiso arrojan una especie de masa en la fuente sagrada, y aseguran que poco después la vemos aparecer esta masa en la fuente de Castalia.

 

IX. [1]] La ciudad de Delfos se encuentra en una altura, desde la cual se puede descender por todos lados por una pendiente suave. El Templo de Apolo se encuentra tambien. Contiene un espacio muy grande en la parte superior de la ciudad, con varias salidas cortadas con las calles. Ahora voy a hacer una breve lista de los monumentos más significativos los cuales fueron dedicadas a Dios.

[2] Las estatuas de los atletas y los músicos que han tenido el mérito de su arte, hablaré. Los Atletas famosos no se han olvidado en mis recuerdos en Elis, pero no incluyendo a Faílo de Crotón, porque nunca fue coronado en Olimpia. Se merece un lugar aquí, después de hacer grabar tres victorias en los juegos Píticos, dos en el pentatlón, y una en el estadio, pero aún es más ilustre por su batalla naval contra los persas. Él mismo había subido a su propio barco, y fueron enviados todos los Croton que se encontraban en ese momento en Grecia. Por lo tanto, con razón, se le erigió una estatua en Delfos.

[3] Cuando estás en el templo, primero verás un toro de bronce, obra de Teópropo de Egina, y una ofrenda Corcira. Se dice que un toro de Corcira, al haberse apartado de vacas pastando en un prado, se fue abajo hata la orilla del mar, ya que hacía esto todos los días, el pastor tuvo la curiosidad de seguirle, y él vio al lado del mar una inmensa cantidad de atún.

[4] En seguida corrió a informar a los de Corcira, pero estos se pusieron a trabajar en vano. Sorprendidos por este fracaso, enviaron a Delfos para consultar al oráculo. La respuesta fue, que tenían que sacrificar un toro a Poseidón. Lo hicieron, y la pesca fue tan rica y tan abundante, que de la décima parte de sus ganancias se dedicó un toro de bronce a Apolo en Delfos, y otro a Zeus en Olimpia.

[5] A continuación, verán que está la ofrenda de los Tegeatas en la memoria de los despojos que ganaron a los Espartanos. Se trata de un Apolo y una victoria, con estatuas de los héroes de Tegea, como Calisto hija de Licaón y Árcade que dio su nombre al país, los hijo de Árcade, Élato, Afidante y Azan, Triphylo que no tenía de madre a Erato, sino a Laodamia la hija de Amiclas del rey de Esparta. Tambien está Eraso, la hija de Triphylo.

[6] De Apolo y Calisto el autor es Pausanias de Apolonia y de Árcade y la estatua de Nique, Dédalo de Sición; Triphylus y Azan son de Sámolas de Arcadia, finalmente Élato, Afidante y Erasus, de Antífanes de Argos. Esta fue la ofrenda que los Tegeatas enviaron a Delfos, después de los muchos prisioneros que hicieron a los lacedemonios cuando vinieron a saquear sus tierras.

[7] Frente a esas estatuas se ven las ofrendas de los espartanos en acción de gracias por la victoria que habían ganado a los atenienses. Son nueve, Castor y Pólux, Zeus, Apolo, Artemisa, Poseidón, y el hijo de Lisandro Aristócrito que recibe una corona de la mano de Dios Posidón. Luego Agias que sirvió como profeta en el ejército de Lisandro, y Hermón conductor de la Capitana que esto equivalía General de Lisandro.

[8] La estatua del Hermón es una obra de Teocosmo de Megara, porque le dieron el derecho de ciudadanía. Castor y Pollux son de Antífanes de Argos, el adivino fue hecha por Pison de Calauria de Trecén. Artemisa, Poseidón y Lisandro las hizo Dameas, Apolo y Zeus son de Atenodoro: estos dos escultores (Plinio XXXIV-50) de la Arcadia, de la ciudad de Clitor.

[9] Detrás de todas estas estatuas y en la segunda fila, vemos a los valientes oficiales adscritos con Lisandro en Egospótamos, espartanos o aliados de Esparta, como Eriantes, Aracus, el primero de Esparta, el segundo de Beocia; Astycrates de la misma ciudad, Cefíisocles, Hermofantes e Hicesios los tres de Quíos, y Timarco y Diagoras de Rodas, Teodamo de Cnido, Cimmerio de Éfeso, Eantides de Mileto, todos realizados por el escultor Tisandro.

[10] Los que están siguiendo son de la mano de Alipo de Sición; son Teopompo de Melos, Cleomedes de Samos, y Aristocles de Caristo en Eubea, Antonomo de Eretria, Aristofanto de Corinto, Apolodoro deTrecén, y Dion de Epidauro en las fronteras de los argivos. Con ellos se ven a Axionico de Pelene Acaya, Theares de Hermion, Pirrias de Focea, Comón de Megara, Agimene de Sición, Pytodoto de Corinto, Telícrates de Leucade, y Evantidas Ambracia finalmente, Epicidas y Eteonico de Esparta. Nosotros considera que estas son todas las obras de Patrocles y Cánaco.

[11] Es cierto que los atenienses convienen que fueron bien golpeados en Egospótamos, pero se acuerda que se trataba de la traición de sus líderes que habían aceptado sobornos, y no por la fuerza de las armas porque Tideo y Adimanto recibidieron sumas considerables de Lisandro. Aquí está una muestra o más bien la predicción de la Sibila que los atenienses argumentar en su favor:

Entonces, el Dios poderoso que lanza el trueno hará senti su ira a los atenienses. Sus naves se enfrentarán en una sangrienta batalla presas de los enemigos, de la malicia y la traición de los comandantes.

También miran como un oráculo de Museo a la que dan el siguiente sentido:

los atenienses por la traición de sus dirigentes sufrirán una horrible tormenta, pero que a su vez, no pasaran desapercibidos y tomaran venganza, a expensas de una ciudad enemiga.

[12] La mismo Sibila había predicho que si los espartanos y los argivos llegaron a las manos combatirian por la ciudad Tirea, y el resultado de la batalla sería cuestionable. Pero los griegos creían ganar ventaja, y enviaron a Delfos un caballo de bronce a imitación del de Troya. Es una obra de Antífanes de Argos.

 

X. [1] En el pedestal del caballo de bronce hay una inscripción que dice que las estatuas fueron dedicadas del diezmo del botín que los atenienses tomaron sobre los persas en la batalla de Maratón. Estas estatuas que están en primer lugar, una Atenea y Apolo. En segundo lugar, Milcíades general el ejército ateniense, el tercer lugar entre los héroes de Atenas, Erecteo, Cécrope, Pandion, Leos y Antíoco que era el hijo de Medea hija de Filantes y Hércules, luego Egeo y Acamante, un hijo de Teseo. Porque todos estos héroes, dieron nombre por orden del oráculo de Delfos, a las tribus de los atenienses. Pero también está Codro y están Melanto hijo de Teseo, y Fileo, aunque ninguna tribu lleva su nombre.

[2] Todas estas son estatuas de Fidias, y se hicieron con la décima parte del botín ganado a los persas. Posteriormente, los atenienses también enviaron a Delfos una estatua de Antígono, y la de su hijo Demetrio, y la de Tolomeo, rey de Egipto, los dos primeros para hacer su cortejo de estos los reyes de Macedonia, que temían, y el segundo por el amor puro a Tolomeo.

[3] Cerca del mismo caballo podrás ver otras ofrendas hechas por los griegos. Estas son las estatuas de los principales dirigentes que se aprovecharon de Polinices y marcharon con él contra Tebas, Adrasto hijo de Tálao, Tideo hijo de Eneo, descendientes de Preto: Capaneo, como hijo de Hípono y Etéoclus hijo de Ifis; y, finalmente Polinices e Hipomedonte hijo de una hermana de Adrasto. También se ve el carro de Anfiarao con su padre y su escudero Baton, que lleva las riendas de los caballos. Esta última estatua es Alitherses.

[4] Estas son todas obras de Hypatodoro y Aristogiton. Los griegos lo hizieron a este Apolo por la victoria que obtuvieron en forma conjunta con los atenienses sobre los espartanos de la ciudad de Énoe del estado de Argos. Creo que fue al mismo tiempo que también dieron las estatuas de los epígonos. Como vemos en el mismo rango a Esténelo y Alcmeón, que tienen un lugar de honor como más antiguos, a continuación, Promaco, Thersandro, Egialeo y Diómedes. Euríalo está entre Egialeo y Diómedes.

[5] En frente a estas estatuas están las que los griegos ofrecieron luego después de restaurar a los Mesenios con los tebanos liderados por Epaminondas. Usted ve a Dánao, los reyes más poderosos Argos, Hipermestra una de sus hijas y la única que mantuvo sus manos limpias, con Linceo, entonces todos los héroes que descienden de Hércules y de Perseo, e incluso antes.

[6] siguen los tarentinos, ofrenda compuesta por los caballos y estatuas de bronce de los cautivos que dedicador a Apolo, en acción de gracias por la victoria que habían ganado en Messapios, nación bárbara vecinos. Los caballos están hechos por Agéladas de Argos. Esparta envió anteriormente una colonia a Tarento y su líder Falanto de Esparta. El oráculo de Delfos fue consultado sobre el evento, y dijo que Falanto sería dueño de la ciudad , y cuando fuera a llover en tiempo de calma, decía el oráculo tomaría una region y una ciudad.

[7] Falanto sin pensar mucho en el oráculo ni comunicarlo a intérpretes, hizo un desembarco en Italia. Expulsó a los bárbaros y los derrotó, pero no pudo capturar cualquier ciudad o cualquier municipio. Luego Recordó el oráculo, y pensó que los dioses condenaron a su compañía porque simplemente no podía hacerlo. En un momento de paz. Su esposa, que había llevado con él, lo consoló lo mejor que pudo. Un día sentado frente a ella, con la cabeza en el regazo y limpiándole de pelo, ella se sintió tan conmovida del dolor de su marido que ella derramó un torrente de lágrimas, de modo que Falanto le dejó la cabeza empapada.

[8] En el nombre de esta mujer era Etra (Cielo Sereno), Falanto comprendió inmediatamente el significado del oráculo y sentía poder realizarlo. De hecho, la noche siguiente, tomó al enemigo Tarento, una ciudad portuaria, muy grande y muy rica. Dicen que Taras era un héroe hijo de Poseidón y una ninfa del país, que dio su nombre a la ciudad y el río que pasa, de hecho este río también es llamado Taras.

 

XI. [1] Seguido a los tarentinos está el tesoro de Sición. Este es el lugar donde se guardaba la plata dedicada al dios. Pero hoy no hay plata en este lugar, ni en ningún otro lugar en el templo Delfos. Cerca del tesoro se puede ver la ofrenda de los de Cnido, que es una estatua de su Triopas, su fundador junto a su caballo, una Latona, un Apolo y Artemisa, los dioses dispararan sus flechas contra Ticio, que parece tener ya el cuerpo herido.

[2] Los Sifnos también tienen su tesoro, voy a decir por qué. Habían minas de oro en la isla; Apolo pidió la décima parte de estas minas. Por lo tanto, para construir un templo en Delfos, y depositar el diezmo que Dios requiere. Pero después, por un espíritu de avaricia dejaron de pagar el tributo, fueron castigados porque el mar inundó las minas y desaparecieron (Herodoto III-57).

[3] Los de Lípara habiendo derrotado a los etruscos en una batalla naval, también quisieron adornar con estatuas el Templo de Delfos. Estas personas son una colonia de los Cnidios (Diodoro de Sicilia V-9), que fue encabezada por un hombre de Cnido. Pentatlo se llamaba, lo dijo Antíoco de Siracusa, hijo de Jenófanes de Siracusa, en su historia de Sicilia. Este escritor añade, que impulsados por los fenicios y los elimios, fueron eliminados de la ciudad que había construido en el Paquino, promontorio de Sicilia, y que tomaron posesión de las islas que se encontraban abandonadas, o que expulsaron a los habitantes. Estas islas en la época de Homero (Odisea X-1), las llamó las islas de Eolo, como lo demuestra su poemas y todavía están llamadas así hoy en día.

[4] Se fortificó la Lipari y se establecieron allí. Las otras tres, a saber, Hiera, Strongile y Dídimo, se cultivan para proveer a su subsistencia, y de hecho no gastan en los barcos sino para arar la tierra. En la isla Strongyle salía fuego de debajo de la tierra. En Hirea en uno de los promontorios arroja llamas como las nubes. Cerca del mar tienen baños de agua caliente que son muy beneficiosos. Podemos utilizarlos porque el agua es muy templada, pero en otros lugares es tan caliente que uno no puede nadar.

[5] De regreso al templo de Delfos. Los atenienses construyeron una especie de capilla privada, y algunos otros en acción de gracias por las diversas prestaciones por haber ganado la guerra, así como el tesoro de los tebanos. Con respecto a Cnidians, no sé si fue por cumplir un voto, o sólo para mostrar su riqueza que querían tener un tesoro en el templo. Pero los tebanos y los Atenienses, sabemos lo que significaba dejar un monumento los unos por la batalla de Leuctra, y los otros por su batalla de Maratón. Los de Cleonas habian sido afectados por la plaga, así como los Atenienses, advertidos por el oráculo de Delfos, sacrificaron un macho cabrio a la salida del sol, y fueron liberados del mal contagioso, y para mostrar su gratitud consagraron a Apolo una cabra de bronce. Los pueblos Potideatas de Tracia y los siracusanos también fueron honrados por Dios, un tesoro para ellos se ve afectado, Principio de la pura devoción a Dios, y este último después de haber derrotado a los atenienses que habían traido la guerra a la isla.

[6] Los atenienses han construido un pórtico con la riqueza de la guerra de la gente del Peloponeso y sus aliados. Vemos mascarones de las naves y escudos de bronce. Una inscripción que cuelgan del techo de los nombres de todas las ciudades que los atenienses tomaron el botín, que enviaron los primeros frutos a Delfos: Elis, Esparta, Sición, Megara, Pelene en Acaya, Ambracia, Leucada, Corinto misma. Hay también del botín ganado en una batalla naval, con el que hicieron un sacrificio de lujo a Teseo y Poseidón, en el promontorio Rhion. Por último, el hecho de la misma inscripción, Creo que, de un nieto de Formión hijo de Asopico con alabanzas.

 

XII. [1] Sobre el pórtico hay una gran roca, donde se lee Herófile y estaba acostumbrada a sentarse para hacer sus oráculos. Esta Herófile fue apodada la Sibila, (falta texto) así como la de más edad que yo sepa, de los griegos es la hija de Zeus y Lamia. Lamia era la hija de Poseidón. Nosotros consideramos que fue la primera mujer que tenía el don de la profecía, y dicen que fue llamada Sibila por los africanos.

;[2] Herófile es posterior, aunque ella vivía antes de la guerra de Troya. Ya que anunció que Helena se criaría en Esparta para desgracia de Europa y Asia, y un día ella, y que los griegos dejarían en las ruinas Troya por ella. Los habitantes de Delos recuerdan himnos en honor de Apolo, que atribuyen a esta mujer. En sus versos da no sólo el nómbre de Herófile sino de Artemisa también: Esposa, y veces es hermana, y, a veces la hija de Apolo, cuando habla como inspirada y como fuera de sí misma, dice así:

[3] En otros lugares se dice que nací de, una ninfa de Ida inmortal, y de un padre mortal. La hija de una ninfa inmortal, y un padre mortal que se nutre de grandes peces, yo soy, "ella dijo, de Ida, un país cuya tierra es tan seca y roja, donde la ciudad y el río Marpesa Allí es donde mi madre me dio a luz.

[4] En efecto, en el Monte Ida, en Frigia, todavía vemos hoy en día, las ruinas de la ciudad de Marpesa, donde aún hay unos sesenta habitantes. La tierra que la rodea sigue siendo seca y rojiza. El río Edoneo del que las aguas de repente desaparece, luego vuelve a aparecer, hasta que se pierde por completo, lo que se puede atribuir a la naturaleza del terreno que es muy ligero, muy poroso y lleno de grietas. Marpesa está a doscientos cuarenta estadios de Alejandría de la Troya.

[5] El pueblo de esta Alejandría decian de Herófile era la guardiana del templo de Apolo Esmínteo, y vaticinó el sueño de Hécuba, como el evento demostró que debía ser entendido (Eurípides Andrómaca 290). La Sibila vivió una Gran parte de su vida en Samos y luego llegó a Claros, de la ciudad dependiente de Colofón, Delos y luego de allí a Delfos, donde hizo sus oráculos sobre la roca que he dicho.

[6] Terminó sus días en la Troyade. Su tumba, todavía existe en el bosque sagrado de Apolo Esmínteo con un epitafio en verso elegíaco tallado en una columna, Aquí estoy yo la famosa Sibila de Apolo que interpretaba sus oráculos, elocuente ex virgen, ahora en silencio bajo este mármol y condenado al silencio eterno. Pero por la gracia de Dios, de todos muertos, yo estoy, todavía disfrutando de la dulce compañía de Hermes y las ninfas que son mis compañeros. De hecho, cerca se muestra un sepulcro, cuya forma de Herma es cuadrangular, y hay una fuente de agua, que cae y corre por donde hay estatuas de ninfas.

[7] Los de Eritra que son los griegos que reclaman a la Sibila con más calor. Se jactan de su Monte Coryco, y en esta montaña un cueva en la que dicen Herófile se levantó. Según ellos, un pastor del país, llamado Teodoro, fue su padre, y una ninfa su madre. Esta ninfa se llama Idea, porque entonces cualquier lugar donde había muchos árboles se llamaba ídai (bosque). Los Eritreos quitan los versos, donde Herófile habla de la ciudad Marpesa y el río Edoneo como su patria.

[8] Hipéroco de Cumas escribió, que después de esta Sibila llegó una de la ciudad de Cumas en Opique y dice que se llamaba Demo (Demo de Demófile, otro mote), pero no pueden mostrar ningún oráculo los de Cumas, aunque muestran en el templo de Apolo, una urna de mármol pequeña donde dicen que están las cenizas de la Sibila.

[9] Después de Demo, entre los Hebreos que viven más allá de Palestina, había una profeta llamada Sabba, dicen que era hija de Beroso y Erimante. Algunos la llaman la Sibila de Babilonia, y otros la Sibila de Egipto.

[10] Faénide hija del rey de los caones, y las Peléades en Dodona, también fueron dotadas con el don de la profecía, pero nunca llevaron el sobrenombre de Sibila. En cuanto a la época de Faénide, (falta texto) es fácil de recoger su oráculos. También sabemos que vivía en el tiempo de Antíoco y tomar el trono de Macedonia, nació luego despues de ser prisionero Demetrio. Para las Peléades (Herodoto II-54), dicen que fueron antes de Femonoe, y creemos que son las primeras que cantaron las palabras, Zeus ha sido, es y será. ¡Oh, gran Zeus! Es su ayuda la Tierra que da fruto, por eso la decimos nuestra madre con razón.

[11] Entre los hombres, fue considerado como el hijo de los profetas Euclo de Chipre, Museo hijo de Antiofemo, Lico, hijo de Pandion, de Atenas y Bacis de Beocia, que se decía que era inspirado por las ninfas. He leído de todos sus oráculos, excepto los de Lico. Eso es todo lo que hay de las mujeres y los hombres que se consideran a la fecha profetas. Se puede creer que en los siglos venideros habrá otros. Vuelvo a mi tema.

 

XIII. [1] Usted verá en Delfos una cabeza de bronce de un bisonte, toro de los peonios, que fue dada por Dropion, hijo de León, Rey de los peonios. Este tipo de toro es de todos los animales feroces el más difícil de tomar en vida, porque no hay redes o tejidos que pueden resistir sus esfuerzos. Aquí la caza de este animal. Elegimos una colina con una pendiente que pasa con facilidad en un hoyo, y que rodean la colina de cerca. Luego, desde la ladera de la colina hasta el fondo del hoyo, se extiende la pieles de la carne de vacuno fresca, o si no tienen ninguno de cuero fresco, de edad con grasa y aceite para hacerlos resbaladizo.

[2] Mientras que muchos cazadores montados llevan a los bisontes a ese lado. El animal apenas ponen el pie en estas pieles se caen y arrastran y se precipita hacia abajo. Aquí se le deja sufrir cuatro o cinco días, después de lo cual medio muerto de hambre y de fatiga, es capturado fácilmente.

[3] Incluso podemos aprovechar de su debilidad y domarlos tirandoles piñas peladas, de las que estos animales son muy aficionados. Vienen a comer esta fruta, y cuando son ya mansos, se les atan los pies y se los lleva.

[4] frente a la cabeza de bronce Hay una estatua de hombre armado, con un escudo y por encima una clámide. Esta estatua es un regalo del pueblo de Andros, y dicen que representa a Andreo, su fundador. El Apolo, Atenea y Artemisa, es una ofrenda de los fócios, después de la victoria sobre Tesalia, sus enemigos irreconciliables y sus vecinos, excepto en la parte de la frontera con la Fócide de locrios e Hypocnemidios.

[5] Pueden ver la ofrenda de Zeus Amón en un carro y es de la Ciudad de Cirene, el pueblo de Libia, pero de origen griego, una estatua ecuestre de Aquiles, y Patroclo corriendo al lado este hecho por aquellos que viven alrededor de Tesalia de Farsalia, finalmente, un Apolo sujetando un ciervo, este monumento de los macedonios que viven en la Ciudad de Dion, en el monte Pieria. Los dorios de Corinto, también han construido un tesoro, con una gran cantidad de oro que habían recibido de los lidios (Herodoto I-14).

[6] La estatua de Hércules que ve luego, fue dada por los tebanos con los beneficios adquiridos a lo largo de la guerra santa contra los focios. Habiendo luchado por segunda vez la caballería de Tesalia, Los focios dedicaron a Apolo varias estatuas de bronce que se pueden ver todavía en Delfos. Los Fliasios llevaron el Zeus de bronce que está cerca, y con el Zeus una estatua que representa a la isla de Egina. Cerca del Tesoro de los Corintios vemos un Apolo de bronce, que fue llevado por los arcadios de Mantinea.

[7] Un poco más adelante está Apolo y Hércules luchando por un trípode, todo el mundo quiere tenerlo, que están dispuestos a luchar, Latona y Artemisa apaciguan a Apolo, y Atenea calma Hércules (Herodoto VIII-27). Los fócios hicieron esta ofrenda cuando se manifestaron contra la Tesalia dirigidos por Telias de Elis. La Atenea y Artemisa son de Quíonis (Vitrubio III-pref.), las otras estatuas que conforman el monumento fueron realizados por Diyllio y Amicleo. Dicen que estos tres escultores son de Corinto.

[8] Es una tradición en Delfos, que Hércules, el hijo de Anfitrión, vino a consultar el oráculo. Jenoclea era la sacerdotisa del Dios, no le respondía, porque todavía estaba contaminado por la Sangre de Ífito. Dicen que Hércules, enojado con esta negativa, cojió del templo un trípode y lo sacó fuera del templo y la sacerdotisa, exclamó: Este Hércules de Tirinto, y no el de Canopo, (El verdadero no haría eso) Como efectívamente antes, el Hércules egipcio vino a Delfos también. El hijo de Anfitrión devolvió el trípode, y convenció a todos como la sacerdotisa quería, y por esta ocasión los poetas fingen que Hércules luchó contra Apolo por un trípode.

[9] Después de la famosa victoria de los griegos en Platea, la nación entera hizo un presente a Apolo, un trípode de oro (Tucidides I-132, Herodoto IX-81), apoyado sobre unas serpientes de bronce. Las serpientes todavía permanece hoy en su totalidad, pero el trípode que era de oro, lo tomó el ejército y los generales de los fócios.

[10] Los tarentinos victoriosos de las tribus bárbaras de peucetios, dedicaron a Apolo el diezmo del botín ganado a los enemigos. Hechas las ofrendas por Onatas de Egina y Calíteles con muchas estatuas ecuestres y de infantes, y los enviaron a Delfos. Se puede ver al rey Opis de los Yapiges, que había llegado en ayuda de los Peucetios, representado herido de muerte. Se ve a su alrededor el héroe Taras, Falanto de Esparta, y un poco más allá, un delfín, con motivo de la aventura de Falanto. Pues se dice que antes de llegar a Italia, se hundió en el mar de Crisa, y un delfín lo llevó hasta costa.

 

XIV. [1] Vemos a continuación un regalo del Períclito, hijo de Eutímaco de la Ciudad de Tenedos. Esto es lo que se dice acerca de estas hachas. Dicen que Cicno era el hijo de Poseidón y reinó en Colonas, Ciudad de Troya, cerca de la isla Leucofris.

[2] Se casó con Proclea, la hija de Clitio, hermana esta de Caletor, como Homero dice en la Ilíada (XV-415) fue muerto por Ájax, justo a tiempo cuando quería quemar el barco de Protesilao. Cicno de Proclea tenía una hija y un hijo. Su hija fue llamada Hemitea, y su hijo Tenes. Cuando su esposa hubo muerto, se casó con su segunda esposa, Filónome hija de Cragaso que se enamoró de Tenes, su hijastro. Pero no le correspondía en el amor, de venganza, decidió que perdiera en el espíritu de su marido, acusándolo de tratar de violarla a ella. Cicno, engañado, encerró al hermano y hermana en un cofre y los arrojó al mar.

[3] Salvados por su buena fortuna lleguaron a Leucofris, cuyo nombre pasó por Tenes a Tenedos. Algún tiempo después, descubrió el artificio Cicno y la maldad de su esposa. Navegó a buscar a su hijo y a confesar su imprudencia y pedirle perdón. Pero cuando tocó tierra y ató la nave a un árbol o una roca, Tenes con un hacha cortó la soga, dejando el barco y las velas al viento.

[4] Desde entonces cortar con el hacha de Tenés es el proverbio que se aplica a aquellos que se mantienen firmes en su ira. Este es el hacha de guerra que se ve en el templo de Delfos. En cuanto a Tenés, se cree que fue asesinado por Aquiles, defendiendo la isla contra los griegos. Posteriormente, Los de Tenedos teniendo en cuenta su debilidad, considerado oportuno unirse con los habitantes de la ciudad de Alejandría, que está en la parte del continente, conocida como la Tróade. Pero volvamos a nuestro tema.

[5] Los griegos que lucharon contra el rey de Persia, obtuvieron dos victorias en el mar, una en Artemisio, y la otra en Salamina (Herodoto VIII-121), en acción de gracias por bendición tan grande, enviaron un Zeus de Bronce a Olimpia y un Apolo a Delfos. También dicen que Temístocles fue a Delfos para ofrecer al Dios los restos de los medos, y tras preguntar a la Pitia si las consagraría en el templo, le lanzó la respuesta con dureza: De los despojos de los persas tu hermosísimo ornamento no me lo deposites en el templo de Apolo, devuélvelo bien pronto a tu patria.

[6] Uno puede preguntarse con razón, que si Temístocles fue el único del que Apolo no quiso recibir lo tomado de la riqueza de los persas. Se considera que en el cumplimiento con el Dios, este habría rechazado todas siendo de los Persas, si antes de ofrecerlas hubiera solicitado su aprobación, mientras que otros dicen que el Dios sabía que Temístocles venía como suplicante de los persas, y no recibiría su gracia a este gran hombre, después de marcar con un monumento público el odio religioso que tenía para ese país, hubiera sido difícil esperar alguna reconciliación. Además, usted encontrará que la invasión persa en Grecia había sido anunciada por los oráculos de Bacis, y antes de él por Euclo el poeta.

[7] Cerca del altar mayor aparece un lobo de bronce. Se trata de una ofrenda a los habitantes de Delfos a sí mismos. Dicen que un villano, después de robar el oro del templo, se escondió en el lugar más espeso del monte Parnaso. Luego que se había quedado dormida, un lobo saltó sobre él y lo despedazó. El mismo lobo vino todas las noches a la ciudad y la llenaba de gritos. Pensaron que era algo sobrenatural, y siguieron al lobo y encontraron el oro sagrado del templo. En memoria de este caso, hicieron un lobo de bronce (Plutarco Pericles 21), y está dedicado a Dios.

 

XV. [1] Este monumento es seguido por la estatua de oro de Friné, hecha de mano de Praxíteles, que estaba enamorado de ésta cortesana. Es Friné misma quien la ofreció a Apolo. Las siguientes ofrendas a Apolo una la dieron los de Epidauro después de la victoria sobre los persas en el país de Argos, la otra por los Megarenses por haber derrotado a los atenienses en Nisea (446 adc.). Sigue una vaca de bronce dedicada por los Platenses de cuando en su propio país, con la ayuda de los demás griegos, cortaron en pedazos el ejército de Gobrias, hijo de Mardonio. De los dos Apolos como veremos más adelante, uno es de los Heracleotas de las proximidades del Euxino, el otro viene de una multa a la que los Focenses fueron condenados por anfictiones que cultivaban un campo dedicado a Dios.

[2] Esta estatua tiene de alta treinta y cinco codos, y es llamada el Apolo Sitalcas (el que protege el trigo) en Delfos. Allí, verá varios generales del ejército en bronce, una Artemisa, Atenea y dos Apolos, todas las estatuas dadas por los etolios en reconocimiento de la victoria que obtuvieron sobre los galos. Cuando veinticinco o treinta años antes de que los galos se trasladaran de Europa a Asia para desgracia de los humanos lo había predicho Faénide. Todavía tenemos la profecía en el hexámetro, con el siguiente significado:

[3] Una gran multitud de galos cubrirá el Helesponto y arrasarán Asia. ¡Ay de todo los que encuentran en su camino, y que viven a lo largo de la costa. Pero Zeus pronto cuidara de vengar. Veo en el monte Tauro príncipe generoso que destruirá estos bárbaros.

Quería llamar al rey Atalo de Pérgamo, que dice a un niño de Tauro, y el mismo Apolo refiriéndose a los tauros, lo llamó un príncipe, de los cuernos y la fuerza de toro.

[4] A continuación, verá las estatuas ecuestres de los jefes de Feras que pusieron en fuga a la caballería ateniense. En el mismo lado hay una palma de bronce con un monumento de Atenea de oro por las dos batallas en que los atenienses fueron victoriosos en el mismo día, uno en tierra cerca del río Eurimedonte, la otra en el mismo río con las naves (468 adc.). La Atenea está ahora dañada en varios lugares Yo lo atribuía a la codicia y la maldad de los hombres.

[5] Sin embargo, Clitodemo, el más antiguo historiador que ha tratado el Ática, que en los tiempos que los atenienses equipaban una flota para ir a Sicilia, apareció en Delfos una bandada de cuervos que sitiaron la estatua, y con el pico arrancaron el oro de ella y la dejaron en en ese estado, el historiador añade, que estas aves no sólo rompieron la lanza y el búho que son símbolos de la diosa, sino también de las ramas de la palma, los frutos que colgaban como en una palma real.

[6] Clitodemo da varios informes de otros milagros que sucedieron entonces, que habrían tenido que desviar a los Atenienses de esta expedición desafortunada. En el lugar se ve en un carro a Bato. Es un regalo de Cirene, que, bajo los auspicios de Bato salió de la isla de Tera a establecerse en África. Cirene conduce el carro y mientras le corona la ninfa Libia. Este monumento es una obra de Amfión, Hijo de Acestor, de Gnossos.

[7] Se dice que Bato después de dirigir su colonia en Cirene, se recuperó de la tartamudez (Herodoto IV-155) en una muy extraordinaria manera. Después de haber ido a recorrer la Cirene en los desiertos de África, que vio un león y el miedo que le había hecho tomar, quiso dar un buen grito articulado. Cerca de la estatua hay un Apolo que fue realizada por los Anfictiones, por la multa impuesta a los focenses por el ataque que habían cometido contra el Dios.

 

XVI. [1] de todos los presentes dados por los reyes de Lidia, sólo queda el soporte de hierro de la crátera de Aliates y este plato es de hierro, y es una obra de Glauco de Quíos, quien descubrió el arte de soldar. Las diferentes partes que lo componen no están unidas por clavos o puntos, sino sólo por soldadura.

[2] Su forma es la de una torre que desde el ancho se estrecha hacia arriba, cada lado es de una sola pieza. Se trata de bandas de hierro como escalones de una escalera, las láminas verticles dan vueltas en los extremos hacia afuera dando asiento a la crátera.

[3] En el templo hay un objeto hecho de mármol blanco, y se llama Ónfalo (ombligo), porque es considerado como el centro de la tierra, que Píndaro, parece haber referido en una de sus odas.

[4] Aquí puedes ver algunas ofrendas hechas al Dios por los espartanos, incluyendo una estatua de Hermione hija de Menelao, que fue la esposa de Orestes, hijo de Agamenón, que anteriormente había estado casada con Neoptólemo hijo de Aquiles. Euridamo que mandaba a los Etolios cuando alcanzaron la victoria sobre los galos. Esta estatua es de Calamis, y lo ofrendaron los Etolios.

[5] Eliro es una ciudad que todavía existe hoy en día en las montañas de Creta, la ciudad envió una cabra de bronce, que también etá en en su lugar. De la cabra parecen mamar dos niños que son Filácides y Filandro. Dicen que eran el hijo de Apolo y de la ninfa Acacálide, cuya Diosa sabía cómo ganarse los favores de la ciudad de Tarra, y la casa de Carmanor.

[6] A continuación, se ve un buey de bronce ofrecido por la ciudad de Caristo en la isla de Eubea, donde fueron vencedores de los Persas. Los Platenses y ellos dieron un toro a Apolo, por la razón, si no me equivoco, después de haber expulsados de su país a los bárbaros, quedaron libres y prosperaron luego que podían crecer de la tierra de manera segura. Las siguientes son varias estatuas de los capitanes, de Apolo y Artemisa, es un monumento por la victoria que obtuviron los etolios sobre sus vecinos acarnanios.

[7] Una aventura muy extraña que me dijeron de Lipari. La Pitia les había ordenado hacer contra los Tirrenos una flota de combate con unos pocos barcos. Como consecuencia de esta orden, se hicieron a la mar con cinco galeras trirremes, y por no ser  menos entendiendo que sus enemigos no tenían más, aparecieron con un número igual, y perdieron sus cinco galeras. Ellos mandaron otras cinco y fueron capturadas con el mismo destino. Por último, trataron de luchar cuatro veces más, siempre con un número de cinco galeras, y cada vez que lo hacían se las capturaron. En memoria de este evento extraordinario y feliz, los Liparenses enviaron a Delfos muchas estatuas de Apolo, que habían hecho de los despojos de sus enemigos.

[8] A raíz de estas estatuas, vemos un Apolo pequeñó, que fue consagrado por Equecratides de Larissa. Dicen así que fue el primero que regalaron al Dios.

 

XVII. [1] De los bárbaros que duermen y viven en Cerdeña también quisieron honrar al Dios con un homenaje público, al dedicar una estatua de bronce que representa a su fundador. Cerdeña es una isla que se puede poner entre las más importantes, ya sea por su tamaño, ya sea por la fertilidad su suelo. No pude ver cómo era antes conocida en la lengua vernácula. Pero yo sé que los primeros griegos que la arribaron la llamaban Icnusa, nombre que refleja el pie de un hombre. Su longitud es de mil ciento veinte estadios, y la anchura de cuatrocientos setenta.

[2] Se dice que los extranjeros primeros que pìsaron esta isla, fueron los libios, por Sardus, el hijo de Maceris, que en Egipto y Libia tenía el apodo de Hércules. Maceris su padre es conocido solamente por un viaje que hizo a Delfos. Para él, fue el que llevó a una colonia de los libios a Icnusa. Es por esto que dejó a la isla su nombre, y asumió el de este ilustre desconocido. Sin embargo, no fueron perseguidos los aborígenes, más bien se vieron obligados a recibir a los nuevos huéspedes, pero ninguno llegó a no construir ciudades, y vivían en chabolas o en cuevas que a la primera oportunidad habían encontrado.

[3] Poco tiempo después, Aristeas desembarcó en esta isla con un grupo de griegos que le habían seguido a su suerte. Dicen que era el hijo de Apolo y de la ninfa Cirene, y que inconsolable por la desgracia de Acteón, que dejó Beocia y Grecia, y renunció a su país y se fue a instalarse en Cerdeña.

[4] Algunos sostienen que, al mismo tiempo, Dédalo, que temía la ira y el poder de la Minos, huyó a Creta y se unió a Aristeas para ayudarlo a establecer su colonia. Pero esto de Aristeas no convence, ya que se casó con Autónoe la hija de Cadmo, no le hubiera ayudado Dédalo, que vivió en la época en que Edipo gobernó Tebas. Sin embargo, los griegos que Aristeas llevó con él, no lograron una ciudad en Cerdeña, al parecer porque eran demasiados pocos e insignificantes para ese propósito.

[5] Después de Aristeas llegó Norax, y una tribu de íberos. Ellos construyeron una ciudad con el nombre de su líder, llamada Nora (Plinio el Viejo III-85). Sostiene que esta es la primera que se hubo construido en la isla, y se cree que este Norax era el hijo de Hermes y Eritrea, la hija de Gerión. Esta tribu fue seguida por otra mandada por Yolao compuesto por tespios, junto con algunas personas de Ática. Ellos fundaron las ciudades de Olbia y Ogrile. Esta última fue llamado así por los atenienses, con el nombre de una de sus tribus, o el nombre de Aegrilo, que como líder pusiera la colonia. Todavía podemos ver los lugares en Cerdeña que se nombran Yolaia, de los cuales los habitantes hacen un gran honor a Yolao.

[6] Después de la captura de Troya, los troyanos que escaparon del saqueo de esa ciudad lamentable, ya dispersos, muchos escaparon con Eneas. De estos algunos fueron lanzados por los vientos a Cerdeña, donde fueron recibidos favorablemente de los griegos que se establecieron allí, mezclándose con ellos. Los bárbaros no hicieron la guerra ni a los griegos o los troyanos en primer lugar, porque a partir de esta unión, la fuerza estaba igualada, y en segundo lugar, porque el Tarso, río en toda la isla que separa los dos ejércitos, y que no cruzarían el río, uno en la presencia de otro.

[7] Después de un largo período de tiempo, los libios hicieron una segunda incursión en Cerdeña, pero con más efectivos que antes. Apenas llegaron, atacaron a los griegos luego después de vencerlos pocos escaparon a la espada. En cuanto a los troyanos, se refugiaron en las montañas más altas, con afiladas rocas y precipicios les sirvió como su muralla que tenían tan bien que todavía existen en la actualidad bajo el nombre de los ilieos, pero se parecen a los libios en la armadura, ropa, costumbres e incluso las caras de los libios.

[8] Cerca de Cerdeña hay una isla que los libios llaman, la isla de Córcega, y los griegos Llaman Cirno. Una parte considerable de los habitantes de esta isla, perseguidos por los otros en una insurrección que los separaban, llegaron de Cerdeña, y pasaron a ocupar la montaña y construyeron algunas ciudades. Por lo tanto las personas en Cerdeña, incluso los llaman corsos, el nombre que llevaba en su propio país.

[9] A raíz de que los cartagineses, se habían hecho muy poderosos por mar, llegaron a apoderarse de Cerdeña y sometieron a todas las naciones, excepto los ilieos y los corsos, que defendieron sus montañas en contra de esta invasión. Luego construyeron dos ciudades, y Caralis y Silcos. Pero cuando se propuso compartir los despojos del enemigo, los iberos y los libios, que en buena parte hicieron esta conquista, no estaban satisfechos con la división, enemistados de los cartagineses, también ganaron las alturas. Los corsos les dieron el nombre de Balar, que en la lengua vernácula de los cirnios, son medios fugitivos.

[10] Esto es lo que se de los pueblos y ciudades de Cerdeña. Esta isla, en la parte que mira hacia el norte y Italia continental, está rodeada por montañas casi inaccesibles unidas unas a otras, en la parte inferior no hay buenos puertos para los barcos. La cima de estas montañas envian vientos muy fuertes que varían constantemente, lo que hace de la mar esté muy agitada.

[11] En el centro de la isla hay muchas montañas menos altas, pero el aire contenido entre ellas es muy insalubres, ya sea por la sal gruesa que le aporta la proximidad del mar, ya sea porque el viento del sur que continuamente sopla. Pero estas altas montañas que están en el lado de Italia, immpiden que en la calidad del verano, el viento del norte llegue a refrescar el aire y la tierra, en esta parte de la Cerdeña. También dicen que Cirno está separada de la isla de Cerdeña, por un ancho de ocho estadios, y al estar llena de montañas muy altas, no permite que el Céfiro y el Boreas lleguen hasta Cerdeña.

[12] No vemos serpientes ni animales venenosos, ni lobos en la isla. Las cabras no son mayores que en otros lugares, pero se asemejan a la memoria la arcilla, hecha por un alfarero en la isla de Egina, con la diferencia que tienen el pelo debajo de la barbilla mayor, y sus cuernos, no salen directamente de la cabeza, se doblan y enroscan por encima de su oreja (Plinio el Viejo Libro8-198), estas cabras pasan a todos los demás animales en ligereza y velocidad.

[13] Hay en toda la isla sólo una hierba que es venenosa, esta planta es parecida al apio, y dicen: que los que la comen mueren de risa. Por lo tanto, Homero (Odisea XX-299) y otros después de él, señalan a la "risa sardonica" , a este tipo de risa que es causada por ninguna alegría, ni nada bueno. Esta hierba crece, alrededor de las fuentes, pero ella no comunica su veneno al agua. Pensé que podía insertar el relato en la historia de la Fócide, porque Cerdeña es todavía poco conocida por los griegos.

 

XVIII. [1] Cerca de la estatua de Sardus, vemos a un caballo de bronce con una inscripción de Calias, hijo de Lisimaquides ateniense, que hizo la ofrenda a expensas de Persia, en la que había un botín considerable que les ganó. La siguiente Atenea, fue dada por los aqueos, tras someter por asedio a Fana, ciudad de Etolia. Como el sitio se prolongó y ya habían perdido toda esperanza de éxito, enviaron a consultar el oráculo de Delfos, que les dio esta respuesta:

[2] Las personas que viven en la tierra feliz de Pélope, y la fértil Acaya, quiere saber por qué medios puede tomar la ciudad que ustedes mantenéis en estado de sitio. Observad cómo el agua es necesaria cada día para los que la defienden. Así que en breve presentará esta ciudad, sus hermosas torres ya así sea altiva y orgullosa.

[3] Sin embargo, los aqueos no entendían este oráculo, y se encontraban en peor situación que antes, de modo que pensaron en levantar el sitio y volver a embarcarse. No se lo creían los sitiados, hasta que una mujer tuvo la audacia de abandonar la ciudad para buscar agua. Luego, una banda de aqueos que aún permanecia, la apresaron, y condujeron. La entrevistada dijo que cada noche salían a sacar agua de una fuente que estaba fuera de los muros de la ciudad, este agua se distribuia a los sitiados, y no tenían otro recurso para saciar su sed. Los aqueos luego de saberlo destruyeron la fuente y la ciudad se rindió inmediatamente después.

[4] La Atenea de los aqueos, está seguida por un Apolo dado por aquellos que viven en la ciudad de Lindos, de los rodioso. Un poco más lejos se ve un burro de bronce dedicado por los Ambraciotes, por una victoria que ganaron en la noche a los molosos. Pues se dice que les habían emboscado los molosos por la noche. Los Ambraciotes reaccionaron a la sorpresa, ya que un burro cuando se dirigían a la ciudad que encontraron en el camino, comenzó a rebuznar encelado. Y Este ruido, junto con el que el conductor de la burra estaba haciendo, tanto alarmó a los molosos que salieron de la emboscada de los Ambraciotes, y estos quedando advertidos de su plan malvado cayeron sobre ellos y los despedazaron.

[5] Los habitantes de Orneas de la Argólide estando acosados por la sicionios, prometieron a Apolo que, que le enviaría todos los días en procesión a Delfos número de víctimas con gran pompa y solemnidad. Entonces, llenos de confianza, lucharon contra la sicionios y los derrotaron. Pero la dificultad fue llevar a cabo sus deseos, por los gastos adicionales, esta promesa a la que estaban obligados todos los días causaba mucho dolor y fatiga. Por lo tanto, diseñaron para satisfacer de una vez por todas, y llevaron a Delfos imagenes que representan el sacrificio y procesión que pomposo hicieron dedicado a Apolo, que es lo que vemos todavía que sigue grabado en el bronce.

[6] Alrededor de esta mesa se ve un trabajo de Hércules, en su lucha contra la hidra. Este monumento es una obra de Tisagoras. Hidra y Hércules son de hierro. Es difícil el trabajo del hierro cuando se trata de hacer una estatua. Tisagoras ha sido maravilloso en esto, uno no puede dejar de admirar esta obra, y estas cabezas de león y de jabalí que se ha dedicado a Dioniso en la ciudad de Pérgamo, y que también son de hierro.

[7] de la ciudad de Elatea en la Fócide, sitiados por Casandro, y por Olimpiodoro enviado en su ayuda por Atenas. La ciudad, en acción de gracias, dio un león de bronce para Apolo en Delfos. Este león se coloca en el mismo rango que las estatuas que he mencionado. Junto a ella está un Apolo dado por los masaliniotas como la décima parte del botín obtenido contra los cartagineses, a los que derrotaron en una batalla naval. También verá un trofeo levantado por los etolios con una estatua de un ejército de mujeres, que representa a Etolia. Este monumento fue dedicado a expensas de los galos, que las etolios obligaron a pagar una contribución importante a causa de las crueldades que ejercieron contra la ciudad de Calion. A continuación, verá una estatua de oro, otorgado por Gorgias de Leontio, y es el mismo Gorgias que representa.

 

XIX. [1] Inmediatamente después de esta hermosa estatua, vemos a Scilis de Escione, el buzo más hábil que alguna vez hubo. Y enseñó a su hija Hidna el arte de bucear como él, en las partes más profundas del mar.

[2], Ambos vieron la flota de Jerjes que se enfrentaba a una terrible tormenta, cerca del Monte Pelion, y se lanzaron el mar y sacaron los anclajes que sujetaba las galeras de Jerjes, lo que causó una pérdida infinita (Herodoto VIII-8). La ofrendaron los anfictiones para perpetuar la memoria de servicio tan grande, construida con el padre y la hija como estatuas, en el templo de Apolo. Sin embargo, entre las estatuas que Nerón tomó de Delfos para llevarlas a Roma, Hidna completó el número. Decir, de paso, que las niñas pueden bucear en el mar si su virginidad no ha sufrido deterioro.

[3] El orden de mi relato, ahora quiere que haga al lector compartir algo que he oído decir de Lesbos. En Metimna los pescadores que lanzan sus redes en el mar, sacaron un rostro de madera de oliva. La cabeza se asemeja a la de un dios, pero dios extranjero y desconocido para los griegos. Los de Metimnas quería saber si era la cabeza de algún héroe o un dios, y enviaron a consultar a la Pitia, quien les ordenó que veneran Dioniso Falero. Así, manteniendo la cabeza, la hicieron objeto de su de culto, pero al mismo tiempo enviaron una copia a Delfos, y esta cabeza de bronce es la que vemos después de la estatua de Scilis.

[4] En los frontones del templo se ven a Latona, Artemisa, Apolo, las Musas, el sol que se pone, Dioniso y las Tíades. Todas estas primeras cabezas son de Praxias de Atenas, discípulo de Calamis; Praxias murió antes de que el templo se pudiera completar. Por ello, los adornos del frontón los continuó Androstenes, ateniense también, que fue discípulo de Encadmus. Fueron suspendidos en varios capiteles de las columnas los escudos de oro, y los etolios en la parte de atras del lugar, por la gloriosa victoria que los atenienses, ganaron en Maratón contra los persas. Detrás y a la izquierda, están los escudos de los Galos, que tienen la forma casi similar a los de mimbre de los persas.

[5] En mi descripción de Atenas, hablando del beleuterio y de los cincuenta, dije algo sobre la irrupción de los galos en Grecia. Pero ahora que hay escribir la historia de Delfos, creo que debería tratar este el punto con mayor detenimiento, ya que es especialmente lamentable que fue amenazado Delfos, y que los griegos señalaron su valor contra estos bárbaros. La primera expedición de los galos fuera de su país, fue bajo el liderazgo de Cambaules. Subieron a Tracia, pero sin atreverse a ganar de armas a los pueblos de más allá, porque sentían su propia debilidad, y que los griegos tenían superioridad numérica.

[6] A raíz de esta empresa, que lo intentaron de segundas a instancias de las mismas personas que habían seguido Cambaules, y acostumbrados a vivir de la rapiña y el saqueo, no podía renunciar al placer de esta vida licenciosa. Después de haber establecido un ejército prodigioso, tanto de infantería y de caballería, se dividió en tres partes.

[7] Se dio a Ceretrio en primer lugar, la orden de marchar contra los tracios y los tribalos. Breno y Acicorio y mandaron el segundo y marcharon a entrar en Peonia. Bolgius, jefe del tercer lugar, fue a la guerra contra los macedonios y los ilirios y Dio batalla al rey Ptolomeo de Macedonia, Este Ptolomeo, es el que, después de refugiarse Seleuco, el hijo de Antíoco, lo mató con una traición cobarde, y fue apodado el cerauno (rayo) por su audacia. Sin embargo, pereció a su vez en el combate contra Bolgius, y gran parte del ejército macedonio fue destrozado. Sin embargo, los Galos, en este segundo intento luego del primero, se habían atrevido a ir más allá de un ataque a los Griegos, pero volvieron a casa pronto.

[8] Fue entonces, que Breno, y en la asamblea de las personas y los individuos más acreditados, hizo todos los esfuerzos para comprometer al país a tomar las armas contra los griegos. Dijo que los hombres de Grecia estaban agotados por las guerras que habían tenido que apoyar, y habló de la opulencia de las ciudades en comparación con las ciudades de la Galia, la riqueza de los templos, en una palabra, la cantidad de monedas de oro y plata, y monedas que se convertirían en la presa del vencedor. Con este discurso, y por estas esperanzas, se determinaron sus compatriotas: y se asociaó inmediatamente con el comandante en las armas más cualificadas de la nación, especialmente Acicorio.

[9] planteado un formidable ejército, compuesto de cincuenta y dos mil soldados de infantería y veinte mil cuatrocientos jinetes, digo ya que tenían más de sesenta mil. Es más, cada maestro tenía dos criados a caballo como él, aprendiendo el arte de la guerra.

[10] Los sirvientes durante la batalla quedaban en la cola de los escuadrones. Si el soldado perdia su caballo, uno de los mozos de cuadra le llevaba otro en el momento, si había muerto, lo retiraban. Si el capitán y el primer servidor tenían la misma suerte, el segundo les sucedía. Si o si el soldado sólo estaba herido, uno de los asistentes le sacaba de la multitud y llevaba al campamento, mientras que el otro luchaba en su lugar.

[11] Creo que los galos habían establecido la milicia imitando los diez mil que sirvieron en el ejército persa, y que se llamaron los Inmortales, pero con la diferencia de que los persas sustituian a sus muertos después de la batalla, pero la caballería galos muertos eran sustituido durante la batalla. Los galos llaman a este tipo de milicias Trimarcisia, por la palabra Marca, que en lengua celta significa un caballo.

[12] Con este dispositivo, Breno, lleno de confianza, condujo a su ejército en Grecia. No sólo quedaron los griegos más consternado. Pero la magnitud del peligro con el que fueron amenazados hicieron que se abriesen sus ojos a la inspiración de toda la generosa resolución para defender a su patria. Ellos entendieron que esto no era sólo su libertad, como con los persas, y que al dar la tierra y el agua, no les harían mejores condiciones. Sabían de las calamidades que la invasión de los galos anteriores había causados en Tracia, Macedonia, Peonia, y más recientemente habían tenido que aprender de la indignidad con la que habían tratado a Tesalia. Las ciudades y los individuos fueron fácilmente persuadidos de que en esta situación fatal, o bien debían vencer o morir.

 

XX. [1] Si el lector tiene curiosidad por saber quienes eran los pueblos de Grecia, que defendieron el paso de las Termópilas contra Jerjes y quienes fueron los que tomaron las armas contra los galos, para comparar sus esfuerzos en una sola y la otra, es fácil de satisfacer. Cuando se Jerjes fueron al combate, los espartanos que enviaron trescientos hombres dirigidos por Leónidas, los Tegeatas enviaron a quinientos, y los mantineos lo mismo. Los orcomenios de Arcade dieron ceinto veinte por su parte, y las otras ciudades de Arcadia mil más, Vino ochenta Hombres de Micenas, doscientos de Fliunte, y cuatrocientos de Corinto. Los Beocios contribuyeron con setecientos hombres, Tespias, y Tebas cuatrocientos. Los focios, ocuparon los pasos de Monte Eta con mil hombres, sin embargo, que usted puede añadir a la cuenta.

[2] En cuanto a los locrios que viven en la parte inferior del monte Cnemis, Heródoto no dice cual fue su cuota, sólo dijo que se envió la ayuda de todas las ciudades que conforman la república; donde casi se puede adivinar el número de efectivos que suministraron. Los atenienses en la batalla de los Maratón llevaron no más de nueve mil hombres contando sus esclavos, y los que por la necesidad habían sido inscritos, aunque con una misma edad, unos pocos portaban armas. Así que creo que los locrios que vinieron a defender las Termópilas no podía ser más de seis mil hombres. Todo el ejército de los griegos, en esta ocasión, no superaba el número de once mil doscientos hombres. Por otra parte, es cierto que en las Termópilas contra Jerjes sólo los espartanos, los tespios, y los de Mycenas quedaron firmes allí y todos los demás se retiraron sin esperar la batalla final.

[3] Los griegos con su mejor deber contra estos bárbaros, que por el borde del océano irrumpieron en Grecia, aquí, el alivio que enviaron a las Termópilas. Fueron allí diez mil hoplitas de infantería de Beocia, con quinientos caballos de la misma nación, que fueron conducidos por cuatro beotarcas, a saber: Cefisodoto, Teáridas, Diógenes y Lisandro. El contingente de los fócios tres mil infantes y quinientos jinetes a las órdenes de Critóbulo y Antíoco.

[4] Los locrios que están cerca de la isla de Atalante fueron dirigidos por Midias, en el número de setecientos que eran solo infantería. La ciudad de Megara proporciona cuatrocientos soldados de infantería y de caballería, que los mandaba Megareo. Los etolios fueron los más numerosos y más sabidos en todo tipo lucha. No se sabe exactamente cuánto fue su caballería, pero su infantería era por lo menos de siete mil hombres, además de un centenar de soldados y armados a la ligera, muy específicos para escaramuzas. Estas tropas habían tres jefes de su nación, Polyarco, y Polyfron y Lácrates. Los Atenienses tomaron las armas en trescientos cinco galeras, sino que también dio pie con mil infantes y quinientos a caballo y los mandaba Calippo hijo de Merocles, como ya he dicho en otra parte.

[5] Por otra parte, los atenienses, debido a su posición preeminente, se celebró el primer rango en el ejército. Los Reyes también dieron su ayuda. Llegaron quinientos hombres de Macedonia, enviados por Antígono, y ordenados por Aristo. Llegaron de de Asia, otros quinientos sirios de las orillas del Orontes, que eran súbditos del rey Antíoco, que encabezaba Telesarco.

[6] Todas estas tropas se habían reunido en las Termópilas, que no sabían antes de los galos habían entrado en los límites de magnesia y Ftiotida,y decidieron mandar mil de infantería ligera y lo mejor de su caballería, con orden de ganar Esperqueo para disputar el paso a los bárbaros. Lo primero que hizo este destacamento cuando llegó, fue a romper los puentes, y luego acampar en la orilla del río. A Breno no le faltaba ni la habilidad ni la experiencia, incluso el genio que en los bárbaros, que era muy fértil en expedientes y trucos a la hora de engañar al enemigo.

[7] La noche después que los puentes se habían roto, este general sin ningún problema de esta desventaja, envió diez mil hombres a la boca de Esperqueo, en el primer lugar que podría pasan sin darse cuenta los griegos, y en segundo lugar porque el río, en lugar de fluir rápidamente como en otros lugares por todo el país forma una especie de pantano. Sin embargo, entre los diez mil hombres, algunos sabían nadar perfectamente, y otros Breno con ventaja de altura que tenía fácilmente en sus tropas, celtas, superando a todos los demás pueblos en estatura.

[8] Este destacamento cruzó el río durante la noche, en parte nadando, y con sus escudos que utilizan como balsas, vadeando en parte, por tamaño que les daba facilidad. Los griegos, por su parte, que estaban en la parte superior del río, habiendo sabido de sus vigias que el enemigo había pasado, regresaron con el grueso de su ejército. Breno mandó a los que vivían alrededor del Golfo de Malí, de cerrar el Esperqueo, lo que ejecutaron con prisa, por el terror que les inspiraba, y porque tenían una gran impaciencia de verle salir de su país, previendo que si él se quedaba mucho tiempo, se amontonarían toda clase de desgracias.

[9] Cuando el puente fue terminado, los galos marcharon hacia el lado de Heraclea, y todo lo que encontraron, lo saquearon matando a muchos hombres, ya que estaban dispersos en el campo. Ellos no se hicieron, sin embargo, con la ciudad. Afortunadamente, porque hacía un año los Heracleotas se vieron obligados a ligarse a los etolios, Heraclea y como de una ciudad de su dominio, fueron rápidamente corriendo a su socorro. Pero poco importaba a Breno Heraclea, siempre que los muros y la guarnición no le había impedido alcanzar el paso de las Termópilas, y penetrar en Grecia, para tener éxito.

 

XXI. [1] Habiendo pasado por debajo de los muros de Heraclea, e informado por los desertores de la verdadera situación de los Griegos, se burló de su pequeño número, y decidió darles la batalla al día siguiente al amanecer. Resolución sobre la que no consultó ni adivino griego, ni fue precedida por cualquier sacrificio que podía hacer a sus dioses favoritos, si es que estos bárbaros tuvieran algún rito. Los griegos marcharon en orden de batalla y en silencio. Cuando el cuerpo a cuerpo, su infantería pesada avanzada, pero no slían de su linea y todavía con la falange apretado, mientras que la infantería ligera manteniéndose tras de sus filas, lanzaban una lluvia de flechas sobre los bárbaros, y mataron a muchos con flechas y hondas.

[2] La caballería era inútil para ambas partes, no sólo por la estrechez, sino debido a las piedras resbaladizas, cada vez más por las continuos torrentes. La armadura de los galos era mala y solo tenían sus escudos que no son de alta resistencia, pero tan grandes que ningún tipo de armas los podría abarcar, y lo que importa aún más, no tenían tanto saber en arte militar como los griegos.

[3] Ellos sabían caer sobre el enemigo, con furia ciega, como fieras. Heridos con hachas o traspasado con espadas, no se daban por vencidos, ni la desesperación los abandonaba con obstinación, de la que eran naturales. Ellos estaban furiosos y con el último aliento. Pero los hemos visto que arrancaban de sus heridas mortales los dardos, y los lanzaban contra los griegos, o los usaban contra los que estaban a su alcance.

[4] Sin embargo, las galeras de Atenas, que habían costeado con gran dificultad y no sin peligro los pantanos que se extienden desde ese lado, avanzaron muy cerca de los galos, y los atenienses que se encontraban en las galeras atacaban al enemigo en el flanco y les lanzaban dardos y flechas. Por último, los bárbaros estando muy cansados en sus files y con mucho sufrimiento, sus generales tocaron returada. Sin embargo, se retiraron con mucha precipitación y murieron muchos de ellos, que fueron pisoteados bajo los pies los compañeros, y muchos otros quedaron enterrados en los pantanos que se forman, cerca del mar, por lo que perdieron en su retirada no menos que habían perdido en el combate.

[5] Los atenienses se distinguieron en este día entre todos los griegos, pero ninguno de ellos se señaló mas por su valor que el joven Cidias, en su primer combate. Su valor se ha guardado. Fue mueto por los galos, y se dedicó su escudo cerca de Zeus Eleuterio, (el Libertador), con este Registro: Este escudo que se ve en alto, y ahora está dedicado a Zeus, fue una vez de Cidias, un valiente guerrero, que en la plenitud de su edad, murió gloriosamente en la batalla contra los galos.

[6] Esta inscripción se mantuvo hasta la época de Sila, sus soldados tomaron del pórtico de Zeus Eleuterio ornamentos diversos, incluidos los escudos de muchos que se conservan allí. Tal fue el resultado de la batalla contra los galos en las Termópilas. Después de este éxito, los griegos, enterraban a sus muertos y despojaron a los bárbaros que se encontraron en el campo de batalla. Los galos sin pensar, no enviar un heraldo con la demanda de tiempo para darles sepultura, y que mostraron que les era irrelevante que sus cuerpos estuvieran cubiertos con tierra o fueran pasto carnívoros.

[7] Creo que el descuido de estos derechos de funeral eran por dos razones: en primer lugar, para dar más terror a sus enemigos, la opinión de su ferocidad, la segunda, en realidad no se veían afectados en la tarea de hacer a los muertos. En cuanto a los griegos, había sólo cuarenta hombres muertos. No podíamos saber exactamente cuantos los bárbaros murieron, porque los que habían perecido en los pantanos no se recuperaron y hubo muchos que perecieron.

 

XXII. [1] Siete días después de la batalla, las tropas del ejército de los galos por Heraclea, intentaron subir el Monte Eta. Las tropas intentaron pasar por un pequeño sendero que conduce a las ruinas de la ciudad de Traquis, donde, por encima de lo que fue un templo de Atenea (falta texto) Traquínide, que se habían enriquecido de muchas ofrendas. Los galos contaban con robalos de esta manera, obtienen la cima de la montaña, y a la vez el saqueo del templo(falta texto). Pero (texto ininteligible)Telesarco. Con desprendimiento protegieron los pasajes ese lado, tan oportunamente y cayeron sobre los bárbaros venciéndolos. Telesarco murió, por su celo y afecto por los griegos.

[2] Una resistencia tan inesperada dejó a los generales muy asombrados, y pensaron en el futuro, y comenzó a desesperar del éxito de su negocio. Sólo le valdría que perdieran el valor pensó Breno. Y, pensó que si podía hacer y obligarlos a regresar a los etolios a su casa, fácilmente pondría fin a la guerra. Por lo tanto, mandó un destacamento de cuarenta mil de infantería y ochocientos caballos, que le dio a las órdenes de Orestorio y Combutis.

[3] Los generales recibieron la orden de cruzar el Esperqueo, hacen su camino a través de Tesalia y Etolia para entrar a sangre y fuego. Fueron ellos los que saquearon la ciudad de Calio y que luego autorizaron tales barbaridades horribles que no creo que hubo otro caso en el el mundo. Todo el sexo masculino fue mutilado, los viejos muertos con el filo de la espada, los niños de pecho fueron arrancados del seno de sus madres para ser sacrificados, y si había algunos que puedieran parecer mejor alimentados de la leche que otros, los galos bebieron su sangre, y se saciaron de las carnes.

[4] Las mujeres y las jóvenes vírgenes que había tenido valor se dieron muerte al ver la ciudad tomada, otras fueron obligadas a sufrir todas las humillaciones que uno puede imaginar, y luego se convirtieron en el la burla de los bárbaros, quienes carecían de amor e improbable que piedad. Así que los que podían aprovechar una espada atravesaban con ella su pecho, otras fueron a morir por no dormir y no comer, de los soldados satisfacer su incontinencia con las muertas y moribundas, cubriéndolas por su brutalidad.

[5] Los etolios habiendo sabido lo que estaba pasando en casa, de inmediato se marcharon de las Termópilas, y no pensado más que en regresar a casa, ocupados sólo por el deseo de vengar la desventurada ciudad de Calio, y salvar a los que fueron amenazados con dicho tratamiento. Una vez que estaban en sus tierras, mientras que los que quedaban de etolios capaces de portar armas, acudieron al campamento olvidando su edad, y ya sea por la necesidad o el valor, que querían seguir a los demás. Las mujeres aún más encolerizadas que los hombres también se levantaron en armas.

[6] ya los bárbaros, después que la ciudad fue quemada, saqueada y los templos saqueados y residencias, cargaron con el botín, y regresaron por el mismo camino. Cuando un cuerpo de tropas de Patras, la única ciudad de Acaya que había ido a rescatar a los etolios. Estas tropas tenían una maravillosa habilidad para utilizar sus armas, todos los eran pesados hoplitas. Dan bruscamente contra los galos e hicieron una gran masacre, pero abrumados por el número escandaloso y la fatiga, perdieron toda esperanza cuando, afortunadamente, los etolios se unieron a ellos. Así que los hombres que podían y las mujeres luchan por el medio, y a lo largo del camnio que traian los galos, y les lanzaban una multitud de objetos, que con sus escudos mal defendian. El enemigo que huía pronto de nuevo, se los encontraban a éstos en los talones.

[7] Por último, los desafortunados habitantes de Calio, habiendo justificado por la triste experiencia, que lo que Homero decía crueldades no parecían más increíbles que lo ejercido por los Lestrígones (Odisea X-119) y los Cíclopes (Odisea IX-287), por lo menos el castigo fue merecido. Debido a esto, de cuarenta mil ochocientos hombres, no regresó ni la mitad al campo de las Termópilas.

[8] Encuanto a las Termópilas entre los griegos y bárbaros. Desde el fondo de las Termópilas se puede ganar la próxima cumbre del monte Eta por dos caminos, uno de lleva muy estrecho y muy áspero por encima del Traquis, otro con más facilidad y que incluso puede llevar un ejército, a través de las tierras de Enianes. Este fue el que tomó Hidarno el Medo cuando atacó a Leonidas por la espalda.

[9] Los griegos aprendieron de repente que Breno tomó esta ruta, dirigidos por los Heracleotas y los Enianes, que estas personas no tenían mala voluntad contra los griegos, sino querían librarse de la proximidad de los bárbaros, y no sufrir más, que dice Píndaro, todo el mundo es muy sensible a sus propios males y poco tocado por los de los demás.

[10] Breno, por ello, con la ayuda de Enianes y el Heracleotas, dejó el campamento Acicorio, diciendole: que tan pronto como hubiera subido la montaña y ganado la parte trasera, entonces debeería atacar y rodear a los griegos por todas partes, y tomó cuarenta mil hombres elegidos en el ejército, y siguió a su guía por el camino que le enseñó.

[11] Sucedió que ese día, el Monte Eta estaba cubierto de una neblina tan densa que el sol no lo podía mostrar, de manera que los fócios que estaban estacionados en el sendero, no se había dado cuenta, hasta que ya estaban luchando contra los galos, y aunque lucharon con furia, se vieron obligados a retirarse y ceder el paso. Todo lo que se podía hacer era correr al campo griego, y decirles el peligro en el que estaban antes de que los bárbaros les cerrasen todos los pasajes.

[12] Inmediatamente, los atenienses acercaron sus trirremes, y salvaron a los griegos, entonces todos se dispersaron, y todos regresaron a sus casas. Breno hinchado por este éxito, sin esperar a Acicorio hubiera venido a unirse, caminó derecho en Delfos. Los habitantes, aterrorizados, habían huido al oráculo, El Dios les dijo que no tenía nada que temer y les aseguró su protección.

[13] El pueblo de Grecia, que tomó las armas en ayuda de Dios son fáciles de contar. Cada una de las ciudades de la Fócide enviaron ayuda. Anfisa dio cuatrocientos hombres, fuertemente armados de infantería. Los etolios, al primer sonido de la marcha de los bárbaros, suministraron un pequeño número de tropas, poco después Filomeno trajo mil doscientos hombres. No dio más, porque volvió sus fuerzas contra los de Acicorio ejército principal, al que nunca dejaron de hostigar, evitando siempre luchar, pero cayendo sobre su espalda, y saqueando su equipaje, y le mataron a muchos hombres y los caballos, que le hizo el camino muy largo y muy doloroso. Además, había dejado Acicorio parte de sus tropas en su campamento cerca de Heraclea, para mantener las riquezas que habían acumulado.

 

XXIII. [1] En cuanto a los griegos que habían ido a Delfos, comenzaron a luchar contra Breno en batalla. Entonces, de repente vimos claras señales de la ira del cielo contra los bárbaros. Porque en la primera instancia las tierras ocupadas por su ejército fueron sacudidas por un violento terremoto, que duró hasta bien entrado el día.

[2] Entonces hubo truenos y relámpagos de constante, que no sólo asustaba a los galos, les impedía escuchar las órdenes de sus generales. Los rayos cauab sobre ellos con frecuencia y no solo ardían los golpeado que una exhalación de llamas se comunica a los vecinos que los reducia a polvo a ellos y sus armas. Apareció también los fantasmas de los héroes en el aire, que animaba a los griegos a luchar contra los bárbaros, me refiero a Hipéroco, Laudoco, y Pirro, a quien los habitantes de Delfos agregarán a Fílaco, que fue una vez uno de sus ciudadanos.

[3] Sin embargo, los fócios perdieron mucha gente buena, entre otros Aleximaco, joven que, junto con una gran fuerza de cuerpo y un gran coraje, hizo una horrible masacre de los enemigos. Luegon enviaron su estatua a Delfos para ser dedicado a Apolo.

[4] Los galos, después de haber sufrido muchos temores y tanta miseria en todo el día, tenían en la noche incluso mortandaz. Porque hacía un frío mortal, por la cantidad de nieve que cayó. Y como si todos los elementos se hubieran confabulado para su pérdida, caían del monte Parnaso piedras grandes, o mejor dicho, todas las rocas rodaban sobre ellos (Herodoto VIII-37), no para triturar a uno o dos, sino a treinta o cuarenta, que se ordenó se hiciera la guardia hacinados para tomar algún descanso.

[5] Al salir el sol apenas, los griegos que estaban en la ciudad hicieron una salida fuerte, mientras que los que estaban fuera, atacaron al enemigo por la espalda. Al mismo tiempo, los fócios, bajaron por el Parnaso a través de la nieve, por los caminos que sólo de ellos eran conocidos, y tomando a los bárbaros por la retaguardia, los mataron con un número infinito de flechas, a la vez que estos no se podían defender.

[6] Ya los guardias de Breno, y todas las personas seleccionadas de un tamaño prodigioso, que resistían a pesar del frío no tenían vida y y muchos habían recibido heridas. Breno, su general estaba gravemente herido y desesperados, que sólo pensaban en cubrir sus cuerpos y descanar. Fue entonces que los bárbaros presionaron por todos lados, y huyeron, y no dejaron en poder de los griegos los estaban heridos o que no podía seguir, que a todos los mataron sin piedad.

[7] En su fuga habían acampado donde la noche les sorprendió, y esa noche incluso hubo pánico, porque llaman así, a estos miedos que no tienen ninguna base real, porque se lo cree inspirado por el dios Pan. El horror de la noche, así que hizo una falsa alarma. El temor fue primero de unos pocos soldados, que creyeron oír un ruido de caballos y creían tener al enemigo detrás de ellos

[8] Sin embargo, pronto se extendió, y el miedo era tan general que todos ellos se levantaron en armas, y se dividian en varios pelotones que lucharon y se mataron entre sí, pensando que luchaban contra los griegos. Sus desorden era tan grande que cada palabra que les llegaba a sus oídos, griego lo imaginaban como si se hubieran olvidado de su idioma. Por otra parte, en la oscuridad, que no podían reconocer ni distinguir la forma de sus escudos, tan diferente de los griegos, de modo que cada uno se equivocaba y también la voz y los brazos de quienes se oponían a él. Este error podría ser un efecto de la ira de los dioses. Duró toda la noche y causó en los bárbaros una gran pérdida.

[9] Los que lo vieron por primera vez, los fócios que guardaban los rebaños en los campos, enteraron de la noticia a los griegos, y los fócios aún con más valor dieron en perseguir al enemigo. No dejaron el ganado en los campos, y se aseguraron de que los bárbaros no podían hacer disposición de grano o cualquiera sino a punta de la espada. El hambre pronto apareció en el ejército.

[10] La batalla que tuvo lugar en la Fócide, les costó cerca de seis mil hombres, la noche fría tras el terror y el pánico del que hablé, perecieron más de diez mil, y la escasez extrema, los redujeron otro tanto.

[11] Los atenienses pronto supieron por los emisarios en Delfos. Sabidas la nuevas acontecidas a los bárbaros, marcharon al campo a unir fuerzas con sus vecinos. Persiguieron a los galos, atacándolos en su retaguardia matando a muchos de los últimos.

[12] Las tropas de Acicorio se habían sumado la noche anterior a las de Breno, de tanto que los etolios constantemente en su camino habían retrasado su marcha. Los bárbaros habían tenido graves problemas al regresar a su campamento de Heraclea, para resguardarse en un número muy pequeño. Breno aun con esperanza de curación, pero dijeron que parecía el autor de todas las desgracias que les habían pasado a los Galos y temiendo la ira de sus compatriotas, se envenenó.

[13] Después de su muerte, los galos se exponían a los nuevos peligros en el intento de cruzar el Esperqueo, todavía perseguidos por etolios. Cuando querían cruzar el río, Tesalia y los malienses les lanzaron una emboscada, donde sorprendidos se bañaron en su sangre, se hizo una masacre horrible, que no regresó ninguno a su patria.

[14] Esta irrupción de los galos en Grecia y su derrota, llegó cuando Anaxicrates era arconte en Atenas, segundo año de la 105ª Olimpiada (279 adc.), en la que Ladas de Egio ganó en el estadio. Al año siguiente, siendo Democles arconte de Atenas, los galos pasaron nuevamente, a Asia.

 

XXIV. [1] En el pronaos del templo de Delfos se muestran frases hermosas, que son muy útiles para la vida. Fueron escritas por la mano de los que comúnmente se llama los siete sabios de Grecia. La primera de estas siete, fue Tales de Mileto, una ciudad de Jonia, el segundo, Biante de Priene, el tercero Pitaco de Mitilene en la isla de Lesbos, el cuarto era Cleóbulo de Lindos, una ciudad perteneciente a los dorios que se establecieron en Asia, y el ateniense Solón fue el quinto, sexto, Cilón de Esparta, y algunos cuentan para el séptimo a Periandro hijo de Cípselo, pero el que pone Platón el hijo de Ariston, en su lugar es Mison de Quenas, que una vez fue una ciudad del Monte Eta.

[2] Estos grandes personajes consagraron a Apolo en Delfos, los preceptos que hablo, que desde entonces han estado en los labios de todos, como, por ejemplo, el: Conócete a ti mismo; y el Nada demasiado, y otros. Usted verá en el mismo lugar, una estatua de Homero en bronce sobre un alto columna. Hemos leído la respuesta en la parte inferior del oráculo, que se dice que fue hecho para el propio poeta:

Feliz y infeliz porque nacieste de una y otra suerte, ¿Quieres saber lo que es tu país. Para tu curiosidad de conocer el país de tu madre y ella estaba en la isla de Ios, donde terminarás tus días. Vigila el enegmia de los jóvenes muchachos.

Los habitantes de Ios aún mostraba el lugar de enterramiento de Homero en su isla, y el de Clímene en un lugar separado, sostienen que Clímene era la madre del poeta.

[3] Sin embargo, aquellos de Chipre afirman que Homero nació de Temistes, mujer del país, y alegan en su favor que Euclus vaticinó su nacimiento en un oráculo que dice lo siguiente:

Entonces Chipre, el mayor de los poetas; de Temisto la voluntad divina, surgirá en el campo muy lejos de la muy rica isla de Salamina aparecerá. Favorito de las Musas tratando de aprender, dejará su patria y serán objeto de los peligros del mar para visitar a toda Grecia. Luego tendrá el honor de cantar la primera lucha y la de varias aventuras de los héroes más famosos. Su nombre será inmortal, y nunca el tiempo borrara su gloria.

Eso es todo lo que puedo decir de Homero con los oráculos de mi conocimiento, pero sin atreverse yo mismo a cualquiera de las partes a decir en los días en que vivía, ni en cual su país.

[4] En el templo hay un altar dedicado a Poseidón (Esquilo Euménides 27), porque todo este lugar antes le pertenecía. Allí están las estatuas de dos Moiras; Zeus Moiragetes y Apolo Moiragetes en lugar de la tercera. También verá la casa sagrada donde el sacerdote de Apolo, mató a Neoptólemo, el hijo de Aquiles, del cuyo hecho ya he hablado.

[5] Un poco más adelante les mostrarán la silla de Píndaro, que es de hierro. Siempre que Píndaro llegaba a Delfos, se dice que se sentaba allí a cantar los himnos que había hecho en honor de Dios. En el santuario del templo, donde pocas personas tienen la libertad de entrar, se ve otra estatua de Apolo, que es de oro.

[6] Tras abandonar el templo, si gira a la izquierda se encuentra un recinto cerrado por una balaustrada, donde está la tumba de Neoptólemo hijo de Aquiles. Los habitantes de Delfos le hacen los honores todos los años en su funeral como un héroe. Volviendo a la ruta si continúan subiendo, usted verá una piedra pequeña que se frota en aceite todo el día y se envuelve en lana virgen en las fiestas. Se dice que es la piedra que Rea dio a Saturno en vez del niño, y luego que la tragó la vomitó.

[7] De regreso al templo, verás la fuente Casotide junto a un muro, y por el muro se sube a la fuente. Se dice que el agua de esta fuente pasa debajo de la tierra en un lugar secreto del templo, y bajo el áditon del dios tienen su inspiración profética las mujeres que hacen oráculos. Sostienen que una de las ninfas del Parnaso, le dio su nombre.

 

XXV. [1] Sobre esta fuente, vemos un edificio donde hay pinturas de Polignoto ofrecidas a Apolo por los Cnidios. Llamamos a este lugar el Lequeo, porque antiguamente fue allí donde se conversaba y reunian. Por las palabras insultantes que Melanto dijo Ulises según Homero, parece claro que había este tipo de lugares en todas las ciudades principales de Grecia: Miserable, dijo, que no te vas a dormir a casa del herrero, o a la Lesque que hablas audaz pero falto de juicio. (Odisea XVIII-327)

[2] Cuando llegues, podrás ver en la pared en la mano derecha una gran tabla que representa por un lado de la caída de Troya, los griegos de otro que se embarcan para su regreso. Se prepara el barco que debe ir Menelao. Verá como suministran el equipo compuesto por soldados, los marineros y los niños pequeños. El piloto Frontis está en el centro, con un remo en la mano. En Homero Néstor habla con Telémaco de cosas y de Frontis, que dice que es el hijo de Onetor. Dijo que era un excelente piloto que conducía la nave de Menelao, y ya había pasado el Cabo de Sunión en el Ática, cuando terminó su días. Néstor dijo que él, Néstor había hecho el viaje hasta el momento con Menelao el rey de Micenas, pero que se detuvo en este lugar para hacer la tumba de Frontis y darle los últimos ritos con la distinción que se merecía.

[3] Así está en la pintura de Polignoto. Debajo de él, vemos a Itámenes con ropa y Ecoyas que desciende hasta un puente con una urna de bronce. Polites, Estrofio y Alfio desmontan el pabellón de Menelao, que epoco dista de la nave, y otra tienda desmonta Amfialo de una manera más de cerca. A los pies de Amfialo hay un niño sin imscripción. Frontis es el único con barba, y Polignoto sólo tomó de este el nombre de Homero, porque creo que él inventó el nombre de los otros personajes que acabo de mencionar.

[4] Briseida está de pie, Diómedes más arriba e Ifis delante de ambas y parece que admiran la belleza de Helena. Esta bella mujer está sentada, con ella creo que Euríbates el heraldo de Ulises, aunque sin barba todavía. Helena tiene dos criadas Pantalis y Electra. La primera es su amante, la segunda ata sus zapatos. Homero usa otros nombres en la Ilíada, cuando Helena nos la representa yendo con sus criadas a las murallas de la ciudad.

[5] En la parte superior de Helena, hay un hombre sentado, está vestido de púrpura y parece muy triste. Podrías aventurar que es Heleno el hijo de Príamo. Junto a él está Meges con el brazo en cabestrillo, como lo describe Lequeo de Pirra, hijo de Esquilino en la Iliuperis, pues dice que Meges fue herido por Admeto, el hijo de Augias en la batalla que los Troyanos mantuvieron la misma noche en que fue tomada la ciudad.

[6] Junto a Meges está Licomedes, el hijo de Creonte, también herido en la muñeca como el poeta Lesqueo nos dice que fue herido por Agenor. Polignoto por lo tanto había leído los poemas de Lesqueo, de lo contrario no sabría todas estas circunstancias. El mismo añadió a Licomedes heridas en otros dos lugares en la cabeza y en talón. Euríalo, hijo de Mecisteo también tiene dos heridas, una en la cabeza y otra en una muñeca.

[7] Todas estas cabezas están por encima de Helena. Junto a ella está la madre de Teseo, Etra, que tiene su cabeza rapada, y Damofonte el hijo de Teseo, que en la medida de lo que podemos juzgar por su actitud, está meditando como poner en libertad a Etra. Los griegos sostienen que de la hija de Sinis y Teseo un hijo nació cuyo nombre era Melanipo, y que posteriormente ganó el premio, cuando los Epigonos celebraron por segunda vez los juegos de Nemea, que habían sido establecidos por Adrasto.

[8] Lesqueo dijo de Etra, que después de la caída de Troya llegó al campamento de los griegos, que fue reconocida por el hijo de Teseo, y que Demofonte se la pidió a Agamenón, pero que no otorgaría sin saber primero si Helena que Helena consintiera. Es por eso que han enviado a Helena un heraldo, que Helena agradeció. Podemos creer que Euríbates está ahí para cumplir con su cometido y participar en la determinación de Helena según encarga Agamenón.

[9] En la misma línea vemos a las mujeres de Troya que están cautivas y gimiendo. Destaca Andrómaca y su hijo que le arrebatan de los brazos. Lesqueo dijo que el niño fue precipitó desde lo alto de una torre, no por opinión de los griegos, sino por el odio que tenía Neoptólemo a la sangre de Héctor. También vemos a Medesicaste una de las hijas bastardas de Príamo, Homero dice, que marcho a la ciudad de Pedeon y se casó con Imbrius, el hijo de Mentor.

[10] Las dos princesas tienen un velo sobre su rostro. Polixena tiene el cabello trenzado a la manera de las jóvenes. Los poetas nos dicen que fue sacrificada en la tumba de Aquiles, (Eurípides Hécuba 40) he visto dos pinturas hermosas de su sufrimiento, una en Atenas, y otra en Pérgamo arriba de Caicos.

[11] Polignoto no ha olvidado que Néstor tiene una especie de sombrero en la cabeza y una lanza en su mano. Su caballo está con él, que parece estar rodando en la costa. Para esta parte de la tabla representa la orilla del mar, no podemos dudar de la cantidad de pequeñas piedras y conchas que vemos. La otra parte no tiene nada que celebrar la cercanía del mar

 

XXVI. [1] Por encima de estas mujeres se encuentran entre Néstor y Etra, hay otras cuatro prisioneras, Clímene, Creusa, Aristómaque y Jenódice. Estesícoro en sus versos sobre ilupersis, incluye a Clímene entre las cautivas. El poeta habla de Aristómaque que la hace la hija de Príamo y esposa Critolao hija de Icétaon, en los nostos. No sé de ningún poeta o historiador que haya mencionado Jenódice. Para Creusa, decimos que la madre de los dioses, y Afrodita tomada de los griegos le dieron la libertad. También se cree que era la mujer Eneas, aunque Lesqueo y autor de los cantos Ciprios, dan a la mujer de Eneas a Eurídice.

[2] Por encima de estas mujeres se ven otras cautivas en una fuente y se denominan Déinome, Métioque, Pisis y Cléodice. Déinome es la única conocida, que se habla en lo que se llama la Pequeña Ilíada. Creo que Polignoto ha inventado los nombres de las otras tres. Epeo está desnudo, y está derribando los muros de Troya, vemos el famoso caballo de madera, pero solo su cabeza. Polipetes, hijo Pirítootiene una cinta que le rodea la cabeza. Acamante hijo de Teseo con un casco en la cabeza con una pluma encima.

[3] Ulises está armado (falta texto) con su coraza. Ájax el hijo menor de Oileo, tiene su escudo, junto al altar, como para justificar por su juramento por el ultraje que se cometió contra Casandro. Esta princesa desafortunada está tumbado en el suelo delante de la estatua de Palas, ella la besa, derribada de su pedestal, pero Ájax sin piedad desgarra el altar. También los hijos de Atreo tienen sus cascos; Menelao tiene sobre su escudo, al dragón que apareció por el sacrificio en Áulide, y fue tomado por un prodigio.

[4] Junto a Ájax en su juramento en linea con el caballo de Néstor parece Elaso que parece expirar bajo los golpes de Neoptólemo no sé quién es este Elaso, pero está pintado muriendo. A Astinoo, Lesqueo lo menciona, cayó de rodillas, y Neoptólemo corrió a atravesarlo con la espada el cuerpo. Neoptólemo es el único griego que siguen persiguiendo a los troyanos; Polignoto lo ha retratado de esta manera, porque al parecer este cuadro debía servir como un adorno para en su tumba. En Homero, el hijo de Aquiles siempre se denomina Neoptólemo, pero el autor de los cantos Ciprios lo llamó Pirro, y Fénix le dio el nombre de Neoptólemo, porque Aquiles, su padre era muy joven cuando fue a la guerra.

[5] Hay un altar en el mismo lado, un niño asustado agarrado al altar, en el que vemos una coraza de bronce con una forma muy diferente a la de hoy, a como se llevaba entonces. Está compuesto de dos partes, una que cubre el abdomen y el estómago, y otra cubría la espalda los llamados gyala. Una parte se ponía por delante y otra por detrás y se sujetaban con hebillas.

[6] Esta armadura era una defensa muy buena, independientemente del escudo. Homero dice que el guerrero frigio, Forcis no tenía escudo, porque tenía uno de los pectorales. Yo la he visto en una tabla de Polignoto. Y en el templo de Artemisa de Efeso, vemos una serie de Calofonte de Samos, donde las mujeres unían los gyala de la coraza sobre el cuerpo de Patroclo.

[7] Polignoto representa a Laodice lejos del altar, ya que no está entre las cautivas. Es más, ningún poeta jamás la ha puesto entre ellas y es poco probable que los griegos hubieran celebrado apresarla. Por un lado, dice Homero en la Ilíada que Anténor fue recibido por Menelao y Ulises, y Laodicea estaba casada con Helicaon, hijo de Antenor.

[8] Lesqueo dice que Hélicaon resultó herido en el combate durante la noche, y fue reconocido y resguardado por Odiseo, de donde podemos juzgar que los Atreyas estaban obligados a respetar a las mujeres de Hélicaon, a pesar de que Euforión de Calcis, da un relato inverosimil.

[9] Después de Laodicea, vemos un cuenco de cobre sobre un pedestal de mármol. Medusa debajo, con ambas manos y los pies sujeta la taza. Cualquiera que haya leído el poeta de Himera sabe que Medusa era una de las hijas de Príamo. Cerca de ella se ve a una mujer de edad, o tal vez un eunuco, que tiene la cabeza rapada, y de pie sobre sus rodillas a un niño desnudo. Este niño, en un movimiento natural que inspira miedo, pone su mano ante sus ojos..

 

XXVII. [1] El pintor representa a continuación, los cadáveres. El primero que se presenta a la vista es Pelis nombrados y está desnudo y acostada sobre su espalda. Por debajo de él estan Eyoneo y Admeto, con sus corazas. Lesqueo dijo que Eyoneo fue muerto por Neoptólemo, y Admeto por Filoctetes, por encima ves a otros. Leócrito hijo de Polidamante, quien murió a manos de Ulises, se encuentra bajo el plato. En por encima de Eyoneo y Admeto está el cuerpo de Corebo, hijo de Migdón, que tiene una magnífica tumba Migdón, en las límites de los frigios y tectorios donde vino que a los frigios los dan el nombre de Migdones en las poesías. Su hijo había llegado a Troya, con la intención de casarse con Casandra, pero fue asesinado, según los más por Neoptólemo, y el poeta Lesqueo por Diómedes.

[2] Sobre Choroebus, vemos el cuerpo de Príamo, Axion y Agenor. Si creemos al Poeta Lesqueo, Príamo no fue asesinado en el altar de Zeus Herceo, sino arrancado a la fuerza, lo arrastraron delante de su palacio, donde se reunió con Neoptólemo, que no tuvo ninguna dificultad para quitarle la poca vida de su edad. Estesícoro en sus versos sobre la captura de Troya, de Hécuba dijo que fue transportado a Licia por Apolo. Dice de Axion Lesqueo que era un hijo de Príamo, y que Eurípilo el hijo de Enémon lo mató. Por el mismo poeta, Agenor cayó bajo los golpes de Neoptólemo: Echelo, el hijo de Agenor fue asesinado por Aquiles, y Agenor fue muerto por Neoptólemo.

[3] El compañero de Ulises Sinón, y Anquialus, que llevan el cuerpo de Laomedonte. Un Ereso también está entre los muertos, no conozco ningún poeta que ha hablado de este Ereso y Laomedonte. Delante de la casa de Antenor hay una piel de leopardo, como para advertir a los griegos a respetar esta casa. Theano también está representado con su dos hijos, Glauco y Eurimaco. El primero está sentado con una coraza hecha de los antiguos, como ya dije, y el segundo en una piedra.

[4] Además de esto vemos a Antenor y a Crino su hija, con un niño en sus brazos. El pintor dió a las caras el aspecto y actitud que son adecuados para las personas abrumadas por la tristeza. En el otro lado hay criados que cargan las cestas en un burro un cofres y los llenan con los suministros, un niño aparece sentado en él. En este espacio hay dos versos de Simónides, con el siguiente sentido:

Polignoto de Tasos el hijo de Aglaofonte hizo este cuadro que representa la toma de Troya.

 

XXVIII. [1] A la izquierda, vemos otro cuadro del mismo artista, cuyo tema es El Descenso de Odiseo al inframundo para consultar el alma de Tiresias acerca de cómo realizar una vuelta feliz a su patria. Lo que se ve en la imagen: En primer lugar, se ve un río, es fácil de juzgar que es Aqueronte y sus orillas están llenas de juncos, y se ve en el agua figuras de peces, pero las formas, borrosas y tan ligera que parecen las sombras en lugar de peces mismos. En el río se ve un barco y en el barco y un barquero con remos.

[2] Creo que Polignoto ha seguido el poema titulado Miníadas, donde el poeta habla de Teseo y Pirítoo donde dijo: Estos héroes fueron llegando a la orilla del Aqueronte, y no encontraron el viejo barquero que pasa los muertos, su barco estaba al otro lado del agua. Debido a que pintó a Caronte de edad avanzada, al parecer, de acuerdo con esta idea.

[3] No se distinguen los que van con Caronte. El pintor sólo ha marcado los nombres entre otros dos. Uno de ellos es Telis,que prevalece en su juventud, y el otro es la virgen Cléobea. Ella tiene una cesta similar a las que suelen llevar a las fiestas de Démeter. De Telis todo lo que sé es que el poeta Arquíloco dicen que era nieto de Telis. De Cleobea, sostenemos que fue ella quien llevó de la isla de Paros a Tasos el culto y los misterios de Démeter.

[4] En la orilla del río, cerca de la barca de Caronte, ves una vista extraordinaria. Polignoto representa la ejecución de un hijo que había maltratado a su padre. Su condena en el otro mundo, es que el padre es el verdugo que lo estrangula. Los antiguos eran muy piadosos con los padres. Este es un ejemplo el los ciudadanos de Catania en Sicilia, que llenos de piedad, fueron nombrados los hijos piadosos. Las llamas del Etna habían ganado el de la ciudad, estos hijos generosos cuentan que que podría haberse llevado el oro y la plata, pero sólo pensaban en salvar a los que les habían dado a luz, y uno lleva en los hombros a su padre, y el otro a su madre. Sin embargo diligente lo hicieran, no pudieron evitar ser cortados por el incendio, pero querían continuar su camino sin querer renunciar a su carga. Se dice que el fuego entonces dividió las llamas, y les dejó el paso libre por el centro, y que los padres y los niños fueron Afortunados para la ciudad.

[5] Lo que es cierto es que incluso hoy en Catania, hacen honor a la memoria de estos ciudadanos ilustres. Con este hijo natural hay un infiel que había saqueado los templos de los dioses. Una mujer lo castiga, que parece mezclar todo tipo de venenos para su ejecución.

[6] La religión tenía entonces en los hombres un control mucho mayor de lo que actualmente tiene. Testigo de la conducta de los atenienses, que de haber tomado el Templo de Zeus Olímpico, en Siracusa, No se apropiaron de ninguna de las ofrendas hechas a Dios, y dejaron al sacerdote del templo en su custodia. Testigo también fue el medo Datis, que, en efecto, más que por su discurso, expresó su respeto de los dioses, por haber encontrado una estatua de Apolo en un barco fenicio, se lo dio a la gente de Tanagra en Delio. Tales eran las costumbres de la antigüedad que los hombres por completo temían la religión y respetaban a los dioses. Por lo tanto Polignoto en la imagen de los infiernos representa la tortura de un incrédulo.

[7] Por encima de estas figuras, se ve a Eurínomo, del que dicen los intérpretes de los misterios en Delfos, que es uno de los dioses infernales. Y que se come la carne de los muertos, hasta que deja nada más que huesos. Pero ni la Odisea de Homero, ni Miníadas ni el poema titulado El regreso de los infiernos, que son los libros donde más se habla de estos lugares subterráneos, y lo terrible que contienen, hacen ninguna mención de este Eurínomo. No obstante, he de decir cómo el pintor ha representado. Su cara es de color entre negro y azul, como las moscas que son atraídas a la carne; que rechina los dientes, y se sienta en la piel de un buitre.

[8] Inmediatamente después del demonio Eurínomo, vemos dos Arcadias, Augé y Ifimedea. Augé marchó con Teutrante a Misia, y de todas las mujeres con las que Hércules tuvo relaciones, era la tenía un hijo que se le parecía más. Ifimedea, recibió los máximos honores en Milasa la ciudad de Caria.

 

XXIX. [1] Lo mejor son los compañeros de Ulises, Perimides, y Euríloco, que proporcionan víctimas para el sacrificio. Estas víctimas son carneros negros. Entonces se ve a un hombre sentado, con el nombre de Ocno, está haciendo una cuerda de juncos, y un burro se la según la hace. Dicen de Ocnus que era un hombre trabajador, y que su mujer lo gastaba todo, así que todo lo que podía ganar, muy pronto desaparecía.

[2] Y ahora, dicen, lo que Polignoto quería decir de este asno, comiédose la cuerda. Sé que para mí, aún hoy en Jonia, se dice cuando no sirve de nada un trabajo, este es Ocnus trenzando la cuerda. Por otra parte, también hay un pájaro que se llama Ocnus, Es bien sabido de los videntes presagios que toman del vuelo de este ave. Es una especie de garza muy hermosa muy grande, pero es muy raro.

[3] Ticio lo veremos más adelante, a fuerza de sufrimiento, no parece ya sufrir su cuerpo reseco ya borroso como un fantasma. Para ir inmediatamente después de Ocnus, la primera figura que se trata es Ariadna. Ella está sentada en una roca, y mira a su hermana Fedra, pendiendo de un columpio con ambas manos, parece que se balanceaba en el aire, por lo que el pintor quería decir del tipo de muerte que se dice con que Fedra infeliz terminó sus días.

[4] En cuanto a Ariadna, ya sea el azar o con premeditación, lo cierto es que Dioniso que navegó con mayores fuerzas contra Teseo, le tomó la princesa. Y si no me equivoco, el mismo Dioniso fue el primero que llegó en su conquista a la India y que lanzó el primer puente sobre el Eufrates, donde se ha construido una ciudad, para preservar la memoria de este evento fue llamada Zeugma. Todavía vemos un cable compuesto de pámpanos y hiedra, que se dice que fue del que se sirvió Dioniso para conectar el puente en ambas márgenes del río. Los griegos y egipcios han hablado mucho de este Dioniso.

[5] A continuación de Fedra, se ve a Cloris que yace en el regazo de Tía. Podemos creer que estas dos mujeres eran muy queridas en su vida. Una (falta texto) Orcómeno en Beocia. Dicen que Poseidón tenía la gracia de Tía y Cloris se casó con Neleo, el hijo de Poseidón.

[6] Además de Tía, está Procris la hija de de Erecteo, y después Clímene que parece dar marcha atrás. En el poema titulado El regreso del infierno, se dijo que Clímene es hija de Minias y esposa de Céfalo hijo de Deion, que tuvieron un hijo, Ificlo. Con respecto a Procris, todo el mundo sabe que Céfalo se había casado antes con Clímene, y también sabemos cómo fue asesinada por su esposo.

[7] A la derecha de Clímene, vemos a Megara de Tebas, ella fue la esposa de Hércules, después de haber perdido todos los hijos que tuvo con ella, se divorción infeliz y la repudió. Una de las figuras, es la hija de Salmoneo que aparece encima de todas las mujeres que está sentada en un roca. Erifila que está de pie junto a ella, pasa los dedos por debajo de su túnica, para ocultar el collar que se menciona en los poemas.

[8] Sobre Erifila, Polignoto representa a Elpenor y Ulises que luego se inclina sobre el borde de un pozo, con su espada en la mano. El adivino Tiresias llega a través de este agujero, que es seguido por la madre de Ulises Anticleia, que está sentada en una piedra. Elpenor como los marineros aparece vestido con una especie de estera tejida de pelo de cabra.

[9] Más abajo, Ulises, Teseo y Pirítoo sentados en sillas. Teseo tiene en sus dos manos la espada de Pirítoo y la suya. Pirítoo tiene los ojos en estas dos espadas, parece desesperado de ver que fueron innecesarias para lo que había proyectado. Paníasis dice en alguna parte en sus versos, que ni Teseo, ni Pirítoo estaban representados como cautivos sentados, sino que su piel estaba pegada a la de la piedra que los ligaba.

[10] Homero, remarca bastante en la Ilíada y la Odisea, la amistad entre estos dos héroes, porque no los nombra casi nunca uno sin el otro. Ulises le dice al rey de los feacios en su viaje al infierno: Todavía podiera ver a los ilustres descendientes de los dioses, Teseo y Pirítoo, a quien yo quería apasionadamente. Néstor, en el primer libro de la Ilíada, tratando de conciliar a Agamenón y Aquiles, en su conversación No había visto desde su juventud a tales personajes, como Pritoo y Driante, pastor de pueblos, y Ceneo Exadio y Polifemos como un dios, Teseo, el égida como los inmortales.

 

XXX. [1] Polignoto muestra luego, a las hijas de Pandareo. Penélope dice de mano de Homero, que perdieron a su padre y su madre por la ira de los dioses, y que se quedaron abandonadas, Afrodita misma se cuidó de su educación. Las otras diosas las colmaron de favores tales como, Hera les dio la sabiduría y belleza, Artemisa las hizo altas, Atenea les enseñó a hacer todo tipo de obras adecuadas a las mujeres.

[2] Y cuando reparan en contraer matrimonio, Afrodita ascendió al cielo para orar Zeus que les conceda una feliz matrimonio. Pero en la ausencia de Afrodita, las Arpías estas princesas se las llevaron y se las entregaron a las Furias. Eso es lo que dice Penélope en la Odisea. Están coronadas con flores en la tabla de Polignoto y jugando a las tabas, que fueron llamadas Camiro y Clitia. Lo cierto es que su padre era Pándaro de Mileto Ciudad de Creta, y fue cómplice del robo sacrílego de Tántalo, y en el juramento que hicieron para cubrir su crimen.

[3] Después Antíloco se ve que tiene su pie sobre una piedra, y apoya su cabeza y su cara contra ambas manos. Agamenón está a su lado, apoyado en su vara, tiene un bastón de mando en la mano. Protesilao sentado (falta texto) mirando a Aquiles y Patroclo está por encima de Aquiles: todos ellos sin barba, excepto Agamenón.

[4] Por encima está pintado Foco de joven, Yaseo tiene barba, parece mayor, parece que va a quitar un anillo en un dedo de la mano izquierda a Foco. Foco, Hijo de Éaco, pasó de la isla de Egina, a este país que ahora se llama Fócide y quiso establecer su la dominación. Yaseo vinculados por estrecha amistad con el príncipe, le hizo regalos y le dio entre otros cosas un anillo piedra grabada y engastados en oro. Poco después, Foco volvía a pasar a la isla de Egina, y Peleo, planeo eliminarle y lo mató. Yaseo parece reconocer a su amigo en el anillo de su dedo, y Foco le dejar tomar su anillo que le reconoce.

[5] Por encima de estas dos figuras está Mera, sentada en una piedra. En los poemas titulados Nostos, leemos que Mera murió cuando aún era virgen, y ella era la hija de Preto, hijo de Tersandro y el nieto de Sísifo. La figura más cercana es Acteón hijo de Aristeas, y su madre al lado está con un cervatillo en los brarzos, sentada en una piel de venado, un perro de caza se extiende a sus pies: todos son símbolos sobre la vida de Acteón y cómo murió.

[6] En la parte inferior de la tabla, detrás de Patroclo, está Orfeo ves que aparece sentado en una altura, contra un árbol, sosteniendo su lira en su mano izquierda, y ramas de sauce que toca con la mano derecha. Parece que Polignoto ha tratado de representar los bosques sagrados de Proserpina de los Homero habla, y que estaba lleno de sauces, y el álamos negros. Orfeo está vestido a la griega no hay nada en su ropa o en la cabeza que sea Tracio.

[7] Promedon se apoya en el otro lado del árbol. Algunos creen que este Promedon es puramente imaginado por el pintor. Otros dicen que era un apasionado de la música griega en general, y sobre todo de escuchar a Orfeo.

[8] En el mismo lado vemos a Esquedio, quien dirigió a los fócios hasta el sitio de Troya. Después de él, está Pelias, sentado en un asiento y tiene barba y pelo blanco, y detiene la mirada en Orfeo. Esquedio tiene un una daga, y porta una corona de flores en la cabeza. Tamiris se sienta con Pelias. Vemos que tuvo la desgracia de perder la vista, está triste y deprimido, su barba y el pelo descuidado, mientras que anuncia su aflicción. Lanzó su lira a sus pies, toda está destrozada, y las cuerdas están rotas.

[9] Sobre él, Marsias está sentado en una piedra. Un joven que aprende a tocar la flauta es Olimpo. Los frigios de Celene dicen que el río que pasa por su ciudad y se llama Marsias y fue una vez un flautista famoso. Añaden que fue él quien inventó esas canciones a la flauta que se tocan en las solemnidades de la madre de los dioses, y si les hemos de creer, dicen que el río los defendió contra la invasión de los galos, que los intimidó por sus canciones frigias y el desbordamiento de sus aguas.

 

XXXI. [1] Si lanzas tus ojos a la parte superior de la tabla, podrás ver a Ájax de Salamina, cerca de Acteón, a continuación, Palamedes y Tersites jugando juntos juego de dados que se cree que había sido inventados por Palamedes mismo. Ayax mira, él tiene la palidez de un hombre que naufragó, y todavía está cubierto de espuma, como si fuera de las olas.

[2] El pintor parece haber querido reunir en un solo lugar a todos los enemigos de Ulises. Ájax, el hijo de Oileo lo odiaba a muerte, porque después de la violación de Casandra este había aconsejado a los griegos apedrearlo. Palamedes, he leído en los Cantos cíprios, que se había ido un día de pesca en el mar, y Odiseo y Diómedes lo empujaron al agua y esto fue la causa de su muerte.

[3] Un poco más arriba de Ájax se muestra Meleagro, hijo de Eneo parece tener los ojos en Ájax. De todos estos Personajes Palamedes es el único que no tiene barba. En cuanto a Meleagro, Homero dice que las Furias oyendo las maldiciones que Altea había hecho en su contra provocaron su muerte. Pero el poema de las Mujeres famosas, y el autor de Miníadas dicen, que Apolo ayudando a los Curetes contra los etolios en esta guerra, mató a Meleagro por su propia mano.

[4] Para la historia del tizón, dado por las Parcas a Altea, de su duración dependía la vida de la Meleagro, y que su madre enojada contra él encendió y consumió, y que Frinico el hijo de Polifradmon, que dirá por primera vez en su obra titulada Pleurón: Meleagro no pudo evitar la muerte. Su terrible madre, con cruel fuego del tizón fatal, de su hijo consumió, sientiéndose infeliz. Pero debemos decir la verdad; Frínico no se extiende en este caso, como todo poeta suele hacer en una idea y se imagina que quiere que sea creíble. Pero él dice, lo que era algo ya conocido en toda Grecia.

[5] En la parte inferior de la tabla, cerca del tracio Tamiris, está Héctor sentado. Tiene se apolla en la rodilla izquierda con las dos las manos, y parece abrumado por la tristeza. Después de él Memnón está sentado en una piedra, es seguido por Sarpedón que descansa la cabeza sobre sus manos, Memnón tien una de las suyas en el hombro de Sarpedón, todos ellos tienen gran barba.

[6] El pintor representados el manto de aves de Memnón, que no son de otro modo conocidas sino como Aves de Memnón. Aquellos que habitan las costas del Helesponto dicen que cada año, llegan hasta la tumba de Memnón, donde está cubierta con las hojas crecen en los árboles o hierba, y luego lo barren con sus alas y lo riegan con agua del rio Esepo.

[7] Además de Memnón hay un esclavo etíope, para marcar que Memnón era el rey de Etiopía. Sin embargo, el alivio de los troyanos, no desde Etiopía, sino de la ciudad de Susa en Persia, y desde le rio Coaspes, después de someter a su imperio todas las naciones que estaban en medio. Los Frigios aún muestran la forma en que celebró sus marchas y campamentos distintos en jornadas.

[8] Sobre Sarpedón y Memnón Polignoto representa a Paris, todavía joven y sin barba, golpea las manos como un rústico, y el ruido parece invitar a Pentesilea. Pentesilea se ve, a juzgar por su actitud que no tiene nada más que desprecio por él. Su cara es el de una joven Virgen que lleva un arco al igual que el de los escitas y una piel de leopardo sobre los hombros.

[9], arriba, dos mujeres que llevan el agua en cántaros rotos, por donde el agua pierde. Una de estas mujeres jóvenes que aún lo parece, la otra es una edad más avanzada. Tiene una inscripción común, que muestra que no había podido ser iniciadas en los misterios de Démeter.

[10] Aún más arriba, vemos a Calisto la hija de Lycaon, Nomia la ninga, y Pero, la hija de Neleo, Neleo reclama las vacas de Ifito para la dote de la boda. Una alfombra de piel de oso sirve a Calixto, que tiene los pies en el regazo de Nomia. Ya he dicho que, siguiendo la tradición de Arcadia Nomia fue originalmente una ninfa de Arcadia. Las ninfas, si hemos de creer a los poetas, dicen que viven mucho tiempo, pero no son inmortales. Después de Calisto y mujeres que están con ella, verá en una muy escarpada roca a: Sísifo, hijo de Eolo intenta subir rodando una gran piedra que cae constantemente.

[11] También vemos aquí una tinaja, y un grupo de figuras se compone de un anciano, un niño y varias mujeres que están en una roca. Una mujer es de la vieja al lado del anciano. Están llevando agua, que vierten en la tinaja pero el de la vieja está roto. Creo que el artista quiso expresar la agonía de aquellos que desprecian los misterios de Démeter en Eleusis. Porque entre todos los misterios fueron los que más respetaban, los antiguos griegos, porque los dioses están por encima de los héroes.

[12] Un poco más abajo vemos a Tántalo en medio de los tormentos que describe Homero. Hay además una roca que parece dispuesta a caer sobre él y lo mantiene en constante temor, una idea que Polignoto tomado de la poesía de Arquíloco. Yo no sé si Arquíloco se lo ha inventado, o si lo ha tomado de otro poeta. Esto es lo que está contenido en las dos bellas tablas del pintor de Tasos.

 

XXXII. [1] Un hermoso teatro se encuentra junto al templo, y subiendo desde el recinto (falta texto) sagrado, encontramos en el camino una estatua de Dioniso, que es un regalo de los Cnidios. El estadio se encuentra en parte alta de la ciudad, y fue construido de piedras que ofrece el monte Parnaso, pero Herodes, el ateniense puso mármol del monte Pentélico. Estos son los principales puntos de interés de la ciudad de Delfos, al menos, los que aún existían en mi tiempo, ahora siguo el hilo de mi narración.

[2] En el camino de Delfos al monte Parnaso, a unos sesenta estadios de la ciudad, se ve una estatua de bronce. Allí, el camino comienza a ser más fácil, no sólo para la gente de a pie, sino también para las mulas y caballos hasta la cueva de Coricio. Ya dije que era la ninfa Coricia la que dio su nombre a esta cueva, la más digna de todas las que he visto hasta ahora.

[3] Hay un número infinito de estas cuevas, ya sea en tierra o en la costa, pero los griegos y los bárbaros tienen algunas muy famosas. Los frigios, que habitan las orillas del río y Pencallas en origen de Azania, tienen en su país la cueva Esteunos. Su cara redonda y gran altura, muy satisfecho al ver que tienen hecho un santuario a la madre de los dioses donde está la estatua de la diosa.

[4] Temisonium, por encima de Laodicea es una ciudad también de los frigios. Estas personas dicen que en el tiempo en que los galos saqueaban Jonia a sangre y fuego, Hércules, Apolo y Hermes los ayudaron a escapar de la furia de estos. Aquellos que mandaba en la ciudad fueron advertidos en sueños de estos dioses, que había una cueva donde las personas podían ponerse salvo, ellos, sus mujeres y sus hijos. En esta cueva que les mostraron encontraron su salvación.

[5] En memoria de este evento, vemos hoy frente de la entrada pequeñas estatuas de los dioses, que incluso entonces tomó su nombre espelatitas. Se dice que esta cueva está a treinta estadios de La ciudad está regada por varias fuentes. Por otra parte, no vemos ningún camino que conduce allí: la bóveda se extremadamente baja, y está iluminada por una luz tenue.

[6] En la tierra de los magnesios, cerca del río Leteo, hay un pueblo llamado Aulas, y en este pueblo una gruta dedicada a Apolo, cuyo alcance no es muy sorprendente, pero hay una estatua del dios, de gran antigüedad. Los locales creen que esta estatua les da a ellos una fuerza al cuerpo extraordinario. Después de haberse consagrado al Dios, cruzan el precipicio, y saltan desde la parte superior de rocas muy escarpadas, arrancan árboles de gran tamaño y los llevan a sus espaldas por los estrechos caminos y senderos.

[7] Sin embargo, la cueva Coricio supera en tamaño a las dos que acabo de mencionar. Usted puede ir a la parte inferior sin la ayuda de una lámpara. La bóveda es razonablemente alta. Hay agua que gotea de las muchas de las fuentes por encima, y cuyo suelo está mojado. Los coricios de Parnaso dicen que esta cueva está dedicado a las ninfas coricias y al dios Pan. Desde este lugar a la parte superior del Parnaso, el camino es muy difícil, incluso para gente de a pie, porque la montaña se alza por encima de las nubes. En su cumbre las Thyiades, están poseidas de una santa ira, en sacrificio a Dioniso y Apolo.

[8] La ciudad de Titorea está a (¿ciento?) ochenta estadios de Delfos por el camino de la montaña, y algunas etapa más en el camino que toman los carros. Sé lo que Heródoto (8-32) dice, en el lugar donde se habla de la invasión persa en Grecia, que no se corresponde con las profecías de Bacis en nombre de esta ciudad.

[9] Bacis da el nombre de Titorenses a la gente de este distrito, y según Herodoto, las personas huyendo de los bárbaros, se refugiaron en Neón, que llamó la única ciudad que había, con el nombre de Titorea no una ciudad, sino la cumbre del monte Parnaso. Pienso, que con el tiempo este nombre se aplicó a todo el distrito, y que las personas que dejaron sus aldeas y se reunieron en una ciudad, no le dieron el nombre de Neón, sino el nombre de Titorea. Sin embargo, los nativos dicen que era bien conocido por el nombre de una de estas ninfas, Titorea que según decían los poetas antiguos, nacían de los árboles, especialmente robles.

[10] Unos treinta años antes de mi nacimiento, la ciudad de Titorea tuvo la fortuna adversa y la ruina pronto se vió de cerca. Se muestra, sin embargo, un teatro y los restos de una plaza pública antigua. Pero Me di cuenta de lo más importante es un bosque sagrado de Atenea, y un templo con una estatua de la diosa, y la tumba de Antíope y Foco. Lo dije en las aventuras de Antíope en la descripción de la ciudad de Tebas. Hemos visto que Dioniso, irritado contra ella, con su mente perturbada hasta el punto furioso, ya dije qué delito había incurrido en la ira de Dios.

[11] También vimos que Foco, el hijo de Ornitión, se enamoró de la princesa, y se casó con ella , tienen un sepulcro común. Incluso me informaron el oráculo de Bacis, comunes tanto en sus tumbas con a de Zeto y Anfión. Por lo tanto, remitimos al lector a esta ubicación. Eso es lo que esta ciudad contiene como más notable. El río Cacalis pasa junto a sus muros, y provee de agua a los residentes.

[12] A setenta estadios de Titorea, está el templo de Asclepio, que llaman Arcágeta (fundador). Este Dios es muy venerado, no sólo entre estas personas, sino en toda la Fócide. Los ministros de Dios y los que vienen a buscar refugio en él, se encuentra en la plaza. El templo está en el centro; Asclepio es de mármol, con una barba grande y una estatua que tiene más de dos pies de altura. A la derecha de la estatua hay un lecho. Ellos sacrificaron a las víctimas de Dios, de cualquier tipo, excepto las cabras.

[13] Cuarenta estadios más allá, se encuentra un aditión (recinto cerrado), y dentro, una capilla de Isis. Se trata de todos los lugares, el más sagrados de la deidad egipcia, la más santa y más venerada de Grecia. No hay casas alrededor y no se puede entrar en este santo lugar, excepto aquellos que la Diosa invita por sí misma por los sueños que los envía. Lo mismo sucede en algunas ciudades más arriba del Meandro. Los dioses infernales que honramos deján pasar a su templo que las personas cuya presencia les agrada, y los advierten en los sueños y apariciones.

[14] En Titorea hay dos fiestas cada año en honor de Isis, una en primavera y otra en otoño. Tres días antes de la feria, los que tienen permiso para entrar en el interior del templo tienen cuidado de purificarlo con la práctica de algunas ceremonias que son secretas, se llevan los restos de las víctimas del sacrificio de la fiesta anterior, lo llevan al un lugar destinado para ese uso y enterrarlos, este lugar está a dos estadios de distancia del templo.

[15] Esto es lo que ocurre en el primero de los tres días antes de la feria. Al día siguiente, construyen los comerciantes tiendas de cañas y otros materiales de esta naturaleza. En el tercer día, la feria está abierta, se venden esclavos, ganado de todo tipo, vestidos, joyas de oro y plata.

[16] En la tarde se ocupan sólo de los sacrificios. El sacrificio de bueyes de los ricos y los ciervos, los pobres ocas y pintadas (aves de corrral). No usan ovejas, cerdos ni cabras, animales prohibidos. Después de que se sacrificaron las víctimas, se llevan envueltas al santuario en lino o byssós. Este es el rito que práctican en Egipto y pasó de estas personas.

[17] Todos los sacrificios son llevados en procesión, las víctimas entran en la santuario, cuando los comerciantes ven que están en la puerta del templo, prenden fuego a sus tiendas y se marchan apresuradamente. Dicen que un laico sin el permiso entró en el lugar santo cuando se encendió el fuego, y vió todo este lugar lleno de fantasmas horribles, y volvió a Titorea, después de decir su curiosidad, expiró.

[18] he oído decir una cosa parecida de los fócios que llegaron de Egipto. Los egipcios celebran la fiesta de Isis en el tiempo que creen que esta hace luto por la muerte de Osiris, y en el tiempo en que el agua del Nilo comienza a subir, que dicen los egipcios que el Nilo, engrosa con las lágrimas de Isis, y que las inundaciones y fertilizan sus tierras. El procónsul romano que fue gobernador de Egipto, contrató a un hombre para entrar en el templo de Isis, en Coptos (a 20 Km de Tebas Nilo abajo), el hombre entró y en efecto informó al Gobernador de lo que había visto, pero murió inmediatamente después. Parece que Homero (Iliada XX-115) tenía razón al decir que el hombre no ve a los dioses con impunidad.

[19] Además, el suelo de Titorea es el menos rico en olivos del Ática y Sición, pero el aceite producido es por el color y sabor por encima de los aceites de Hispania y los de la isla de Istria. Se utiliza para la composición de varios ungüentos, y este aceite es tan bueno que lo envían al emperador Romano.

 

XXXIII. [1] De Titorea hay otro camino para Ledón. Antes, era una ciudad, ahora está abandonada, solo queda un pequeño número de personas que se fue a vivir más cerca del Cefiso, unos setenta, y también le dieron el nombre, Ledón a la aldea donde viven.

[2] Así los panopeos, tienen el derecho a voto en la reunión de Estados Generales de Focea. Su aldea está a cuarenta estadios de las ruinas de la antigua ciudad de Ledon, como es bien sabido, dicen, ser el nombre de un hijo de Gea misma. Los ciudadanos injustos de cualquier tiempo atrajeron los grandes desastres a su país. Sin embargo, otras dos ciudades entre nosotros proporcionan una memorable ejemplo: Troya cuya ruina fue el resultado del agrabio causado a Menelao por Alejandro, hijo de Príamo, y Mileto, que el desastre no puede atribuirse sólo a la ligereza de Histieo y la fantasía de querer construir una ciudad en la tierra de Edon, ahora gobernar la mente de Darío, y, a veces, volver a Jonia para excitar nuevos disturbios, finalmente, lanzó a sus compatriotas en desgracia reciente. Asi la ciudad de Ledontius fue víctima de la avaricia y la impiedad del Filomeno.

[3] Lilea es otra ciudad a una jornada corta de Delfos en el camino por el monte Parnaso, no creo que a más de ciento ochenta estadios. Esta ciudad, después de ser reconstruida, experimentó una nueva desgracia al caer en manos de los macedonios. Acosado por Demetrio hjo de Filipo y forzados a capitular, recibió la guarnición de Macedonia, donde sufrió el yugo hasta que uno de ellos llamado Patrón incitó a los ciudadanos a que tomaran las armas o lo que pudieran llevar con ellos, los macedonios derrotado fueron obligado a capitular a su vez, y a salir de la ciudad. La gente para reconocer esto como un gran servicio, le erigieron una estatua en la ciudad de Delfos.

[4] Vemos en Lilea un teatro, una plaza pública y baños con dos templos, uno dedicado a Apolo, el otro a Artemisa. Estos dioses están de pie, dos estatuas de la Escuela de Atenas, y el mármol del Monte Pentélico. Se dice que Lilea era Náyade, una de las hijas deCefiso, y dio su nombre a la ciudad.

[5] El río tiene su origen en este lugar, que no siempre está en calma y deja la tranquilidad de la tierra; hacia el mediodia especialmente, si hace ruido, como uno pensaría que escucha el bramido de un toro. El clima del país es muy moderado durante tres temporadas, primavera, verano y otoño. Pero en invierno el frío es muy duro, debido a la proximidad del monte Parnaso.

[6] A veinte estadios de la isla, se encuentra la pequeña ciudad de Caradra situada en lo alto de una roca, donde las personas son propensas a la falta de agua. Debido a que tienen un torrente que se llama Caaradro, a tres estadios y cae más bajo en el Cefiso. De esta corriente, al parecer, que la ciudad tomó su nombre. Los Caradreos tienen algunos altares expuestos a los insultos desde el aire, sin ningún tipo de dedicación a los héroes en el que pocos dicen los Dioscuros, y otros héroes del país.

[7] Las tierras están regadas por el Cefiso, y son las mejores de toda la Fócide. Los árboles, los granos y pastos vienen igual de bien, así que dicen que no había una ciudad llamada Parapotamos (Estrabón IX-3-16). Esto que Homero dice (Iliada II-522) con esta línea: Y a los bordes del Cefiso, los labradores ricos, no tenía intención de designar una ciudad en particular, sino a todos los pobladores que habitan en este distrito.

[8] Esto es refutado por Heródoto (VIII-33), y hay monumentos y registros de victorias en los Juegos Píticos, porque era el anfictiones celebrar a aquellos que hicieron el primer juego, y sabemos que Hecméas de Parapotamien ganó el premio en el pugilato en los niños de su edad. Herodoto, hablando de ciudades de Fócide que fueron quemados por Jerjes, no se ha olvidado Parapotamios. Esta ciudad no fue restaurada por los Atenienses, ni beocios. Su población ha caído en la pobreza, y se dispersaron incorporadas en otras ciudades. En cuanto a esto último, no queda ningún rastro y se desconoce donde fue construida.

[9] De Lilea a Anficlea, hay sesenta estadios. Las propias personas fueron quien corrompieron el nombre de su ciudad, para Heródoto (VIII-33), llamada Amficea, como se llamaba anteriormente. Pero los Anfictiones después que ordenaran la destrucción de las ciudades de Focea, le dieron el nombre de Onficlea. La razón que da la gente del país. Un regidor tenía un hijo en baja la edad y temiendo por la vida del hijo para hacer frente a sus enemigos, lo llevó a un lugar donde solo parecía estar a salvo. Un lobo había llegado a por el niño, y una serpiente lo había defendido él, y se entrelazó alrededor de su cuerpo, y lo cubrió con sus largos pliegues.

[10] Luego vino el padre que creía que la serpiente iva a devorar al hijo: y le disparó una flecha, con la que mató a la serpiente y al niño. Los pastores le informaron que mató al libertador de su hijo: desesperado, y llevó a la serpiente y al niño a la misma hoguera. Incluso dicen que el lugar de la pira donde fue encendido todavía conserva las marcas. Lo cierto es que el nombre Ophite, que se ha dado de la ciudad, proviene de esta aventura.

[11] Esta ciudad es curioso y digno de ver, las orgías en honor de Dioniso. No hay un camino que conduzca allí, y no veo ninguna estatua a la vista. Los de Anficlea dicen que el Dios es su oráculo y su médico en las enfermedades, se les enseña a pensar en los recursos que sean necesarios, incluso ampliando su bondad para con sus vecinos, y el sacerdote del Dios, lleno de un espíritu profético, revela el futuro cuando visitan el sitio.

[12] A quince estadios de Anficlea, está Tritonio, que se encuentra en una llanura. Es un pueblo pequeño que no tiene nada notable. Desde aquí a Drimea hay veinte estadios. El camino que va de Anficlea a Drimea, y el que viene de Tritonio, se cruzan entre sí, cerca del Cefiso. Allí, ves un bosque sagrado de Apolo, con algunos altares e incluso un templo, pero no hay estatua. Si usted toma el camino que está en la izquierda, entonces hay, cerca de ochenta estadios de Anficlea a Drimea que Heródoto (VIII-33) la llama, aunque su nombre antiguo es Naubole, y que la fundó Foco, un hijo de Eaco en origen. Vemos un antiguo templo de Démeter Thesmophora (legisladora). La diosa es de mármol y está de pie. Su fiesta se celebra cada año.

 

XXXIV. [1] De todas las ciudades de Focea, la más grande después de Delfos es Elatea, y la distancia es de aproximadamente ciento ochenta estadios Anficlea y su opuesto. El camino que conduce allí es bastante uniforme, excepto que al acercarse a la ciudad que se sube un poco. El Cefiso corre en el llano y se alimentan de sus bancos de un gran número de estas aves conocidas como avutardas.

[2] Los Elateanos habiendo sido asediados por Casandro, rey de Macedonia, se defendieron con tal el coraje, que le hicieron levantar el asedio, y cuando Taxilo, general del ejército de Mitrídates, quería entrar en su ciudad, se le cerró la puerta en las puertas, acción que los romanos supieron de ellos voluntariamente y les otorgaron disfrutar de su libertad y no poner ningún impuesto sobre sus tierras. En cuanto a su origen es un tema de argumento: dicen que extranjeros de de Arcadia, ya que afirman que, cuando llegó Flegias para saquear el templo de Delfos, Élato, el hijo de Árcade marcharon a la ayuda de Dios, y luego se mantuvo con sus tropas en Focea, donde fundó Elatea.

[3] Sin embargo, esta ciudad está entre las que fueron quemadas por los persas. Una calamidad casi universal, hay que añadir sus desgracias privadas que fueron causados por las empresas de los Macedonios. Verdaderamente Olimpiodoro impidió de hecho todo lo posible el cerco de Casandro. Pero Filipo el hijo de Demetrio, que se ganó a los principales gracias a los regalos, llevo al pueblo de la ciudad al terror.

[4] Luego, Tito Flaminio, que Roma envió con un ejército a liberar a los griegos esclavizados, prometió a los Elateanos que se restablecería la antigua forma su gobierno. Pero, o la seducción o la adicción al yugo, se mantuvo leal a Filipo y sufrió un asedio de los romanos (Tito Livio 32-24). Poco después, Taxilo el estratego de Mitriades al presentarse ante el lugar, con el apoyo de los bárbaros del Ponto le hicieron frente. Así, se reconciliaron con Roma y se recuperó su libertad.

[5] En mi tiempo, la banda de bandidos Castoboces, después de recorrer toda Grecia, llegaron a Elatea. Mnesibulo luego de haber recogido algunas tropas, luchó contra los bárbaros, y aunque mató a muchos, pereció. Esta Mnesibulo mismo que fue varias veces ganador de la carrera, 235ª Olimpiada (162 dc.), ganó la etapa y en la doble carrera con escudo. Una estatua de bronce de él se erigió en el camino cerca de la ciudad que certifica sus victorias.

[6] El Ágora de Elatea es muy hermosa, en el centro hay un cipo con una estatua de la Élato. No sé si la gente quería honrarle como su fundador, o si esta columna está aquí sólo para marcar su tumba. Cerca se ve un templo de Asclepio, el dios está representado con una larga barba. Su estatua es una obra de dos atenienses, Timocles y Timarqides (Plinio el viejo Libro36 -35 hijos de policles). En el extremo de la Ciudad a mano derecha, verá un teatro y una Atenea de bronce que parece muy vieja. Los residentes dicen que la Diosa les ayudó contra el ejército de Taxilo.

[7] A Veinte estadios Elatea, hay un templo de Atenea, Cranea, el camino que le conducirá está en pendiente pero la pendiente es tan suave como ir sin que se diera cuenta. Al llegar, se ve un acantilado bastante escarpado que no parecen ser muy altos, es sobre esta roca que el templo se encuentra. Hay pórticos, donde hay casas para para los ministros del templo y, sobre todo el Sacerdote de Atenea.

[8] Este sacerdote es escogido de entre los niños que aún no han alcanzado la pubertad, y sale del sacerdocio antes de que alcancen esa edad, por lo que su ministerio no dura más de cinco años, durante los que el tiempo lo pasa realizando algún tipo de vida cerca del templo, y se lava en una especie de tina en la forma de antaño. La diosa está representada como si fuera a la batalla, su escudo, es copia de la Atenea de Atenas, conocida como la Paterna, y esta estatua es una obra, también del hijo de Polycles.

 

XXXV. [1] Al salir de Elatea, si gira a la derecha por el camino de la Asamblea, se va a Aba y Hiámpolis. También se puede ir por el camino que conduce de Orcomenos a Opunte, para lueog tomar una poco a la izquierda, hay un camino a Aba. Si uno cree que la gente de esta ciudad, que son de Argos y se establecieron en la Fócide dirigidos por Abante, el hijo de Linceo e Hipermestra hija de Dánao. La ciudad antiguamente dedicada a Apolo, daba sus oráculos.

[2] Pero el campo del dios no fue respetado por los persas, como lo ha sido desde los romanos. De hecho, los romanos dejaron a estas personas sus leyes y respeto de la libertad por Apolo, mientras que los Persas quemaron su templo (Herodoto 8-33). Se quemaron muchos otros, que los griegos no han querido restablecer para dejar a la posteridad un monumento de la furia de los bárbaros. Por esta razón, todavía hoy son visibles en las afueras de Haliarto, templos varios, medio quemados, sin contar el de Hera en el camino de Falero, cerca de Atenas, y el de Démeter en Falero mismo.

[3] Me imagino que este era el templo de Apolo en Aba, antes del segundo incendio con el que terminó en la ruina. Porque en la guerra santa, un cuerpo de fócios ya no podía sostener el esfuerzo enemigo, huyó a la ciudad de Aba a refugiarse en el templo. Pero los tebanos tuvieron la crueldad de poner incluso el fuego (Diodoro Siculo XVI 58): también entre todos los templos de Grecia, es uno de los más perjudicados, luego de haber sido quemado en dos ocasiones, primero por los persas y la segunda por los tebanos.

[4] Cerca de este gran edificio hay una superficie menos extensa, que el emperador Adriano dedicó a Apolo y se adorna con estatuas de mayor antigüedad, que fueron dadas por los residentes. Apolo, Latona y Artemisa están de pie y son de bronce. Vemos en la misma ciudad un teatro y una plaza pública, uno y otra con un sabor fuerte a antiguo.

[5] Si se regresa tomando el camino a Opunte, se llega a Hiámpolis, una ciudad cuyo nombre, marca suficiente el origen de los que viven allí. por Hyantes expulsado de Tebas por Cadmo se asentaron en este Municipio de la Fócide, y construyó una ciudad que se llama a su vez Hyantes. Pero desde el uso diciendo lo mismo la llaman Hiámpolis.

[6] La ciudad fue quemada por Jerjes y completamente destruida por Filipo. Sin embargo, hay todavía algunos restos de la antigua plaza pública, y un edificio de tamaño moderado el beleuterio, y un teatro no muy lejos de las puertas. El emperador Adriano ha creado un portal que lleva el nombre del príncipe. Allí tiene en toda la ciudad un solo pozo, y la gente no tiene otra agua para sus diferentes necesidades, si es un poco de agua del cielo que conservan lo mejor que pueden.

[7] Ellos tienen una devoción especial a Artemisa. Esta diosa tiene un templo en la ciudad y en el su estatua, yo no puede decir nada porque abren el templo dos veces al año, y no voy a entrar. Ellos seleccionan en un rebaño, los animales que deben sacrificar a Artemisa en el transcurso del año, y sostienen que estos animales se vuelven más gordos que los demás, y que no están sujetos a ninguna enfermedad.

[8] No es el único camino de la Focide el de Queronea a Delfos, a través del Panopeo a lo largo de Dáulide y conduce el camino a Estiris. Es montañóso, a través del cual casi siempre cuesta arriba, por fin llegamos a Estiris, otra ciudad de Focea. Este camino puede tener unos ochenta y seis estadios de longitud. Los de Estiris se jactan de ser atenienses. Dicen de haber seguido la suerte de Peteo, hijo de Orneo, expulsado de Atenas por Egeo, se instalaron en una esquina de Fócide, donde construyeron una ciudad que llamaron Estiris porque eran para la mayoría del demo de Estira, parte de la tribu de haliaetus.

[9] Ellos viven en la cima de una roca muy alta y por esta razón que a menudo carecen de agua, en particular en verano, porque hay pozos cuya agua no es aún muy bueno, por lo que la utilizan sólo para lavar y dar de beber a sus caballos. Se ven obligados a descender cuatro estadios para buscar agua en una fuente tallada en la roca.

[10] Se ve en Estiris un templo de Démeter apodado Estirítide, este templo está construido de ladrillo de barro, pero la Diosa es del más hermoso mármol pentélico, y sostiene una antorcha en cada mano. Cerca de la estatua, hay otra muy antigua, coronada con tiras. Estas personas dan a Démeter todos los honores imaginables.

 

XXXVI. [1] De Estiris a Ambroso, hay aproximadamente sesenta estadios, y es una llanura que esá entre dos montañas. el camino está lleno de viñedos a la derecha y la izquierda, y el país entero es un viñedo. Pero entre las vides hay una especie de arbusto, los jonios y los griegos llamada Kokkos, y que los Gálatas que viven encima de Frigia lo llaman hys. Tiene la altura de los espinos, las hojas son de color negro, y menos duras que las de roble (acebo).

[2] El fruto es casi como una hierba mora y del tamaño de un garbanzo. Allí se cria una pequeño insecto que cuando la fruta está madura, adquiere alas y vuela como los mosquitos que les llamamos primos. Pero por lo general recogen el fruto antes de que el gusano haya tenido tiempo de formarse, y la sangre de este pequeño animal es también muy bueno para el teñido de la lana.

[3] La ciudad Ambroso se encuentra por debajo del Monte Parnaso, está más allá de Delfos. Se cree que llevó a su nombre del héroe Ambryssus. Los tebanos, después de haber iniciado la guerra contra Filipo de Macedonia, fortificaron esa ciudad por un muro doble, con piedra del pais de color negro. Ambos muros tienen cerca de seis pies de ancho, y nueve de altura, y entre ellos se encuentra el espacio de un paso.

[4] Los tebanos no añadieron ni torres ni almenas, ni nada regular, porque no tenían el tiempo. La plaza pública no es muy grande, y la mayoría de las estatuas de mármol que la adornan están rotas.

[5] Anticira está a la izquierda. El camino que conduce allí es primero empinado, pero después de dos estadios se aplana. A la derecha se ve el templo de Artemisa Dyctinea (la que caza con redes) a la que los habitantes de Ambroso tienen una devoción singular. La diosa es demármol negro, y es una estatua de la escuela de Egina. Desde el templo de Artemisa a Anticira se desciende siempre. Esta ciudad se llamaba Cipariso, y se cree que Homero (Iliada II 517) había preferido llamarla así en la enumeración de los habitantes de Focea, aunque el nombre de Anticira ya era conocido en su tiempo, que ha sido dado a la ciudad por Anticiro contemporáneo de Hércules.

[6] Sin embargo, Anticira no está muy lejos de las ruinas de Médéon, otra ciudad de la que he hablado al comienzo de este libro y dije que habían sido castigada por su sacrilegio contra el templo de Delfos. Los Anticeros fueron expulsados en dos ocasiones de su ciudad, la primera por Filipo el hijo de Amintas, y la segunda por Tito Flaminio, general del ejército romano, que los castigó por su compromiso con Filipo, hijo de Demetrio. Flaminio había sido enviado en ayuda a los atenienses contra el rey de Macedonia.

[7] Las montañas que rodean la ciudad están llenas de piedras, entre los que crece mucha cantidad de eléboro (Dioscórides 4-150). Es una planta medicinal, hay dos especies, una de negro que sirve para el vientre, la otra Blanco es un emético para vomitar, y es la raíz de uno y otro lo que se utiliza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


[8] La plaza pública de Anticira está adornada con estatuas de bronce de varios. En el puente que vemos un templo de tamaño moderado, dedicada a Poseidón: Este templo está construido en piedra y muy bien dentro de blanqueado. El Dios está de pie de bronce. Él pone el pie en un delfín, como la escalada más, tiene una mano en el lado y el otro sostiene un tridente.

[9] Anticyréens tienen dos lugares para el ejercicio, en uno de ellos existen baños públicos en el otro, distante la primera y mucho más antigua, se ve una estatua de bronce de Xénodame, con una inscripción llevar este Xénodame era un ciudadano de Anticira que los Juegos Olímpicos ganó el pancracio en la clase de los hombres. Si la entrada es correcta, es probable que Xénodame recibió la corona De oliva en la Olimpiada de doscientos once, el único que no está marcado en los registros de Elis.

[10] Sobre la plaza hay una fuente en forma de pozos excavados, que ha sido el refugio sol por un techo que cubre las columnas. Un poco más allá se encuentra una tumba de piedra común. Se dice que el entierro del hijo de Ífito, uno de los cuales llegó a casa para morir de nuevo sede de Troya y la Esquedio otro nombre murió en Troya, donde se llevaron su cuerpo a Anticira.

 

XXXVII. [1] Dos estadios de la ciudad a la derecha es de una gran roca que forma parte de una montaña, y de en el templo de roca de Artemisa con una estatua de la diosa que es una obra de Praxíteles. La diosa sostiene una antorcha en la mano derecha, tiene su carcaj en el hombro y un perro con ella a su izquierda; una estatua es mucho más grande que la vida.

[2] La ciudad de bulis está en las fronteras de Focea. La ciudad tomó el nombre de Bulon, que encabezó una colonia derivados de las antiguas ciudades de Doris. Se dice que después de la Bulidiens mismos a Filomeno fócios y su facción. Usted puede ir a Tisbe, una ciudad de Beocia, a bulis, un camino que tiene algunas cuatro a veinte estadios de largo. Si hay Anticira puede ir por el suelo, que es lo que yo sé cómo debido a las montañas prodigiosa que se encuentran en el medio. Lo que sé es que Anticira Harbor bulis Hay cien estadios, y el puerto a la ciudad se encuentran en la mayoría de siete estadios para la gente a caminar.

[3] En el camino hay un arroyo que desemboca en el mar, y que los lugareños llaman el río Hércules. Bulis está situado en una altura, se pasa por delante cuando se va por mar a Anticira promontorio de Corinto, que se llama la Lesqueo. La mayoría de sus habitantes se ganan la vida pescando estos depósitos se hacen con la púrpura. Esta ciudad no tiene nada significativo. Vemos sólo dos templos, uno de Artemisa, otro de Dioniso. Las estatuas de los dioses están hechos de madera, pero he conocido mano lo que son. Estas personas veneran a un dios particular que ellos llaman el Grande; alias, que no estoy de acuerdo con Zeus. Fuente Saunium darles agua suficiente. Haga clic en la imagen para ampliar

[4] De Cirra Delfos, que es el puerto, tiene estadios sesenta. Cuando bajamos a la llanura que conduce a él, hay una pista que se utiliza para carreras de caballos en los juegos de Píticos. En Hablando en Olimpia, en mi descripción de Elis, no he olvidado el Taraxippus Dios, que es tan terrible caballos. Hipódromo de Delfos, o más bien de Apolo, no está exento de este tipo de accidentes capaz de asustar a los mejores pilotos, y más o menos grave, dependiendo de si la propiedad es más o menos contrario a la otra. Yo creo, sin embargo, que el temor de los caballos en este circo que imputarán a la genialidad de algún héroe, o cualquier otra causa oculta.

[5] La llanura es de alrededor de Cirra permanece sin cultivar vegetales que no hay árboles o por el temor de incurrir en una maldición, es que cada vez nos hemos dado cuenta de que los árboles hacen no le gustaba. Dicen Cirra era bien conocido por el nombre de un lugar nativo ninfa. Lo que ha cierto es que Homero en la Ilíada y en uno de sus himnos a Apolo, llamó a su viejo Crissa nombre. Los habitantes de haber llevado en el siguiente contra varias obscenidades Apolo, hasta que la tira de parte de su herencia a ser objeto de apropiación, la anfictiones hizo un decreto por el que fue ordenado tomamos las armas contra el sacrilegio.

[6] se le dio la realización de esta guerra contra el tirano Clístenes de Sición, y fueron llevados a Atenas de Solón, para proporcionar asesoramiento a la general. El oráculo de Delfos fue consultado sobre el éxito de esta guerra, Pitia, el nombre de Dios, respondió lo siguiente: Usted ilusiones de tener Cirra, a pesar de los giros y murallas que la defienden, pero en vano, hasta el mar proviene de sus aguas bañan mi dominio. Solon So, utilizando su sabiduría habitual, convenció a los anfictiones dedicado a Apolo todas las tierras que estaban alrededor de Cirra para que el dominio de Dios se extiende hasta el mar el oráculo podría lograrse.

[7] A continuación, se acordó de otro expediente para facilitar la adopción Cirra, lo que fue para desviar el río Plisto que pasaron por la ciudad. Pero al ver que los sitiados siguió defendiendo a sí mismos porque no tenían pozos de agua y cisternas que absolutamente podría ser suficiente, lanzó al río una gran cantidad las raíces de eléboro, y cuando se había comunicado sus raíces bajo el agua, lo hizo volver al río su primer matrimonio. Los sitiados, encantado de ver el paso de Plisto habitual en su ciudad, bebió la avidez de sus aguas, lo que les hizo tan violenta diarrea que pronto fueron obligados a abandonar de sus paredes.

[8] Anfictión, maestros de la ciudad, la gente cayó de la flagelación y se vengó de la afrenta a Apolo. Esto fue mientras que Cirra se convirtió en el puerto de Delfos. Vemos a un templo muy hermoso de Apolo, Artemisa y Latona con grandes estatuas de los dioses, digno de la Escuela de Atenas, donde se encuentran. Estas estatuas no es uno que se llama el Adrastea, pero es más pequeño que los demás.

 

XXXVIII. [1] Los países en estos locrios conocido como fronteras Ozolas en el lado de Fócide Cirra. Nosotros le da varias razones para el nombre de estas personas, y les informaré a todos. Con el tiempo que Oresthée hijo de Deucalión reinó en ese país, sucedió, dicen que su perro dio a luz a una pieza de madera en lugar de un perro. Oresthée enterrados con este pedazo de madera, cuando llegue la primavera, fueron vistos saliendo de una enredadera que se dividió en varias ramas. Algunos argumentan que existe vino el Ozolas nombre, de conformidad con la palabra griega, que significa ramas, ramitas.

[2] Otros dicen que Neso, que fue el oficio de barquero en el río Eveno herido por Hércules, no no morir en el campo de su lesión, pero se arrastró en este distrito y lo que está muerto, su el cuerpo permaneció sin sepultura Infecta el país para que el Ozolas nombre permaneció en estas los pueblos. Hay una tercera y una cuarta opinión: en uno y el otro está de acuerdo en que el nombre de Ozolas de sólo el mal olor que surge en este distrito, pero algunos dicen que el mal olor es causado por las emanaciones de un río o pantano que se encuentra en el barrio, y otras argumentan que surge de la cantidad de países cuyos asfódelos se llena, y que huele muy mal cuando llega a florecer.

[3] También se dice que los primeros habitantes de este país, que eran hijos de Gea, sin saber Sin embargo, el arte de la confección de ropa de vestir, fueron cubiertos con pieles de animales que fueron incluso sin planchar, y hacer frente, usaban pieles de fuera, a donde llegó el cuero tocó inmediatamente a su carne, se comunicaban un olor muy malo, y por lo tanto el apellido de su Ozolas fue dado.

[4] Anfisa, la ciudad más grande y más famoso de todo en el país de Locri, es seis a veinte las estadios de Delfos. Estas personas, además, para evitar un apodo que les hizo ningún honor, quería que ser un solo cuerpo con etolios. ¿Qué se dice de Augusto es muy creíble que a la gente Nicópolis que había construido, conducía el etolios su país, y muchos de ellos vinieron a vivir de hecho Nicópolis y Anfisa. Pero no es menos cierto que Amphisse originalmente pertenecía a Locrios. Esta ciudad tomó su nombre de Anfisa que fue amada por Apolo que era la hija del hijo de Macar de Eolo.

[5] Vemos un montón de atracciones, incluyendo el entierro de Anfisa y el de Andrémon donde Una mujer dijo que su hija Eneo Gorge también está enterrado. En la Acrópolis, había un templo de Atenea, donde la diosa está de pie de bronce. La gente quiere creer que esta estatua se ha tomado en los troyanos y traído de Troya por Thous, pero yo no lo creo.

[6] Ya he dicho que los primeros fundadores que han conocido su arte fueron dos hombres de Samos, Hijo de Reco Phileus, y el hijo de Teodoro Théléclès, sin embargo, algunas investigaciones que he hecho monumentos de la antigüedad, no he visto que ningun bronce se otorge a Teodoro. En el templo de Artemisa en Éfeso, cerca de una capilla que está muy decorada con pintura, hay una balaustrada de mármol que rodea el altar de Artemisa-Protothronia. Al final de esta baranda hay varias estatuas de bronce, entre otros, una mujer que afirma ser los Efesios la noche, es una estatua de Reco.

[7] Sin embargo, para el Anfisa Atenea, es un sabor mucho más antiguo y más áspero. Residentes Este culto de la ciudad, especialmente de los jóvenes dioses que llaman ACLAN: no hay acuerdo sobre la estas deidades. Algunos dicen que estos son los Dioscuros, otros que son Curetes, y los que se sienten más informadas afirman que es la Kabiri.

[8] El mismo tiene locrios otras ciudades. En cuanto a la tierra por encima de treinta y Anfisa estadios posteriores, que Myon, cuyos habitantes pasó un escudo de Zeus en Olimpia. Su ciudad está situado en una montaña muy alta. Usted puede ver un bosque sagrado con un altar dedicado a los dioses que manso llamada. Ellos hacen sus sacrificios durante la noche, y su uso es consumir la carne de las víctimas en el mismo lugar antes del amanecer. Por encima de la ciudad, hay todo un barrio dedicado a la Poseidón, como lo llaman los Posidonium. Vemos a un templo de Poseidón, donde mi tiempo no quedaba ninguna estatua.

[9] Cerca del mar han locrios Oeanthée, que afecta el territorio de Naupacto. Todas las ciudades Locrios reservar Anfisa, están ahora bajo el dominio de la ciudad de Patras de Acaya, que el emperador Augusto decretó que han sido sometidas estas personas. Oeanthée visto en un templo de Afrodita, y de poco más arriba de la ciudad completó un bosque sagrado de cipreses y pinos, donde Artemisa había un templo y una estatua. Allí antiguamente en los muros del templo de las pinturas que el tiempo ha borrado por completo.

[10] Creo que esta ciudad tomó su nombre de una mujer local, y ninfas. En cuanto a la ciudad Naupacto, es una tradición que los dorios que siguieron el hijo de Aristómaco, está equipado con una flota para moverse en el Peloponeso, y que los barcos que habían construido, el lugar tomó el nombre de Naupacto. Esta ciudad ha cambiado a menudo los maestros, como ya he contado mi viaje de Mesenia, donde hemos visto cómo los atenienses, después del terremoto que Esparta angustiado, expulsó a los Locrios de Naupacto dar a esta ciudad de Mesenia que estaban estacionados en Itome, y cómo Entonces, los atenienses habían golpeado a Egospótamos, los espartanos se dirigió a la vez, Mesenia. Se vieron obligados a abandonar la Naupacto locrios regresó allí de nuevo.

[11] Este es el lugar para hablar de lo que los griegos llaman naupactiennes poemas. Atribuyeron comúnmente un hombre de Mileto, pero Caronte Pythéüs el hijo de un poeta piensa en Naupacto mismo que se llamaba Carcinus y la sensación de que este historiador Lámpsaco parece más probable. Porque ¿sobre qué base y por qué un hombre de Mileto por escrito contra las mujeres se tituló su Poemas naupactiennes trabajo?

[12] se ve que Naupacto un templo de Poseidón en el mar, el Dios está de pie de bronce. Muestra también un templo de Artemisa, donde la diosa es de mármol blanco, en la actitud de una mujer que señala a la proa. Esta estatua se llama Artemisa Etolia. Afrodita tiene una gruta dedicada a él, donde los vecinos vienen a enviar sus saludos, especialmente a las viudas que quieren volver a casarse.

[13] Asclepio que una vez fue un templo en la ciudad, este templo está en ruinas, era un individuo llamado Phalysius que había construido, y la ocasión siguiente. Phalysius con los ojos irritados a ser casi ciego, el dios de Epidauro por Anyta le envió, que su esposa había hecho famosos poemas, una carta sellada. La mujer pensó que vio en un sueño Asclepio que le dio esta carta, y de hecho se despertó se encontró con las manos. Después de haber enviado para que llegue en Naupacto, encontrará Phalysius y le dijo a abrir la carta y la leyó. Al principio pensó que se burlaban de él, entonces el nombre de Asclepio, concibió alguna esperanza, se rompió el sello, una mirada a la cera, y cubrir así la opinión de que lee lo que estaba por escrito. Alegría, si una curación milagrosa, agradeció a Anyta, y regresa después de haber contado dos mil piezas de oro, el orden que figura en la carta.

 

libro I , libro IIlibro III , libro IV , libro V , libro VI , libro VII , libro VIII , libro IX libro X

Home  << art+e