Home  << art+e                                           

Libro VII - Historia de los asentamientos en Jonia

libro I , libro IIlibro III , libro IV , libro V , libro VI , libro VII , libro VIII , libro IXlibro X


I. [1] El país que está en el este hasta el mar, entre Elis y Sición, que ahora se llama Acaya por sus propios habitantes, que antes se llamaba Egialeo, y la gente lo llamaba por el nombre de Egialeo
rey de Sición, que dicen que Sición. Otros creen que este país que en su la mayoría es costa tomó su nombre de su ubicación, la palabra griega que significa Aigialos la orilla del mar.

[2] Sin embargo, tras la muerte de Helena, Juto fue expulsado de Tesalia por sus hermanos, que lo acusaban de haber robado los tesoros de su padre, y se retiró a Atenas, donde se casó con una hija de Erecteo, con quien tuvo dos hijos, Aqueo e Ion. Erecteo murió, sus hijos lucharon para tomar la sucesión acordó Juto juzgar la controversia. Se decidió en favor de Cécrope que era el mayor.

[3] Por esto se ganó el odio de los demás, de modo que fue expulsado del Ática y se estableció en el Egialeo, donde terminó sus días. Aqueo su hijo mayor, luego haber recogido algunas tropas compuestas de Egialeos y atenienses, entró en Tesalia y ascendió al trono de su padre. Ión reuniendo ya a su lado tropas contras los Egialeos, Selinunte su rey, cuando le envió mensajeros para casarse con Hélice su única hija. Ión se casó con ella, fue aprobado por el rey y designado su sucesor.

[4] De hecho fue la suerte de su éxito. Él construyó una ciudad a la que llamó Helix con el nombre de su esposa, y quería que por su nombre propio, sus súbditos fueron llamados jonios. Sin embargo, no fue tanto un cambio de nombre, sino un nombre nuevo añadido para ellos, porque eran llamados jonios-Egialeos. Incluso el país mantiene su antiguo nombre, según aparece en la numeración de las tropas de Agamenón, donde Homero (Iliada 2-569) menciona la Egialeo y la ciudad de Hélix.

[5] Ión prevaleció en este país, cuando los atenienses estaban en guerra con eleusinos y le dieron el mando de su ejército, pero murió poco después, y todavía vemos su tumba en la ciudad de Potamos del Ática. Sus descendientes se mantuvieron en el trono hasta que finalmente fueron expulsados del país, y sus súbditos, por los aqueos, que ellos mismos habían sido expulsados de Argos y Esparta por los dorios.

[6] Les digo todo lo que sucedió entre los jonios y los aqueos, pero antes he de explicar por qué el pueblo de Esparta y Argos, antes del regreso de los dorios del Peloponeso fueron los únicos que llevaban el nombre de los aqueos. Arcandro y Arquíteles, hijos de Aqueo, emigraron desde la Ftiotida a Argos. Dánao les dió para casarse a dos de sus hijas, Autómate con Arquíteles, y Escea con Arcandro. La prueba de que no eran originarios de Argos, y vinieron a instalarse allí, es que Arcandro impuso Metanastes (forastero) como nombre a su hijo, como queriendo decir, que fue trasplantado de un lugar a otro.

[7] Los hijos de Aqueo luego de haberse hecho con el poder en Argos y Esparta, sucedió que los argivos y espartanos gradualmente tomaron el nombre de los aqueos, que no impidió que los griegos Argivos fueron también llamados dánaos como nombre que era específico y particular. Pero después de los dorios llegaron a Argos y Aqueo puso sus semillas en Esparta. Después de este primer éxito le enviaron un emisario a los jonios para decirles que tenían que recibir en sus países, y recibirlos de forma amistosa, sin necesidad de usar la fuerza. Los jonios eran muy alarmado por el cumplido, porque temian que si recibian a los dorios unidos con los aqueos, que quisieran ser gobernado por el rey Tisámeno, el hijo de Orestes, por su valor y la nobleza de su sangre y que de hecho, era muy famoso.

[8] Así que en lugar de aceptar la propuesta, se manifestaron contra los aqueos. Tisámeno fue asesinado en la batalla, pero los aqueos aprovecharon y sitiaron a los jonios en la Hélice, donde ya cerca de ser forzoso, se vieron obligados a rendirse y por la libertad de ir donde quisieran. Los dorios enterraron a Tisámeno en Helix, pero después los espartanos advertido de donde estaban los huesos del oráculo de Delfos los transportaron a Esparta. Todavía ve a su tumba en el mismo lugar donde los espartanos tienen las comidas que ellos llaman fiditias. (mensuales en común para adultos)

[9] En cuanto a los jonios se refugiaron en el Ática. Los atenienses y Melanto su rey hijo de Andropompo los recibió con los brazos abiertos por la consideración de la memoria de Ión, y sus grandes servicios. Otros dicen que también hubo política en este acto de generosidad, y que si los atenienses se reunieron a los fugitivos, fue menos por afecto a ellos y más para fortalecer su ayuda contra los dorios pues estaban empezando a entender que no los iban a respetar.

 

 

II. [1] Algunos años más tarde, la lucha se inició entre Medonte y Nileo, los dos hijos mayores de Codro. Cada uno de ellos quería ser el rey. Nileo despreciaba a su hermano porque era cojo, y juró que nunca lo obedeceria. El caso fue llevado al oráculo de Delfos, la Pitia se pronunció para Medonte y le adjudicó el reino de Atenas. Nileo y el otro hijo de Codro no pudiendo digerir esta preferencia decidieron buscar fortuna en otro lugar. Ellos fueron seguidos por algunos de buena voluntad de la mayoría de los atenienses y los jonios.

[2] Esta fue la tercera colonia que salió de Grecia, compuesta de muchos extranjeros y mandada por un jefe extranjero. Hace mucho tiempo, Yolao de Tebas, el sobrino de Hércules, había llevado una colonia de los atenienses y los tespios a Cerdeña. Y cerca de un siglo antes de salir de los jonios de Atenas, Teras de Tebas, otro hijo de Autesión a la cabeza de un grupo de espartanos y minias que los pelasgos de Lemnos los habían expulsado, y se asentaron en esta isla que se llamaba entonces Caliste, y desde entonces la isla se llamaba Tera.

[3] La tercera tribu por lo tanto de los jonios que trajo el Hijo de Codro, cuyo origen no tenían nada en común con ellos, ya que estos los dirigían por su padre y su abuelo, Codro Melanto de los Mesenios de Pilos, y a los atenienses por el lado de su madre. Pero los griegos se unieron a la jonios. Primero fueron los tebanos liderados por Filotas hijo de Peneleo. Los Segundos los orcomenios de minias, debido a la afinidad que tenían con el hijo de Codro.

[4] Terceros griegos de todas partes de Fócide, a excepción de Delfos. En cuarto lugar abantes de la isla Eubea. Los atenienses Filógenes y Damón, hijo de Euctemón, les dieron barcos fenicios para cruzar el mar, y tomó su propio mando. Todos estos aventureros navegaron a Asia, y se extendieron por la costa, y se apoderaron de algunas de las ciudades, otros de otras. Nileo, con sus tropas se apoderaron de Mileto.

[5] Si queremos saber el origen de los milesios, esto es lo que dicen de sí mismos los responsables. El país que ocupaban fue llamado Anactoria donde reinaba Anacte donde nació, y luego Asterius su hijo. Cretenses desembarcaron en la costa, que los dirigía Mileto que le dio su nombre a la ciudad y todo el territorio que depende, que había salido de Mileto de Creta con los de su partido para escapar de la venganza de Minos hijo de Europa. Esta parte de Asia estaba habitada por los carios, que recibieron a los cretenses en su ciudad y se convirtió en un pueblo con ellos.

[6] Sin embargo, los jonios luego de haber conquistado a los milesios, los exterminaron a todos los hombres que tenían, con la excepción de los que escaparon de la ciudad buscando su salvación. Las mujeres y las niñas se salvaron, y los jonios entonces se casaron con ellas. Lo cierto es que todavía vemos la tumba de Nileo, lo suficientemente cerca de la puerta a la salida del camino a Dídima. El templo y oráculo de Apolo en Dídima permaneció mucho tiempo antes de la migración de los jonios. Artemisa de Efeso es también mucho más anterior a ese tiempo.

[7] y Píndaro, no parece haber tenido conocimiento del antiguo templo de la diosa, cuando dice que las amazonas lo habían construido por ir a la guerra con Atenas y Teseo. Porque estas amazonas procedían de las costas de Termodonte sacrificaban a Artemisa de Efeso en su templo, que ellas sabían, porque algún tiempo antes escaparon de Hércules, y aún antes por Dioniso, que habían buscado refugio allí como suplicantes. Este templo por tanto, no ha sido construido por las Amazonas, sino por Coreso y Efeso. Coreso, nació en el país, Efeso fue considerado un hijo de Caístro (río), y este le dio su nombre a la ciudad.

[8] En el país Éfeso estaban situados los Leleges, personas de Caria, y más aún por los lidios. Los fugitivos de todos los países, y especialmente las mujeres conocidas como Amazonas, que llegaron a vivir alrededor del templo. Tal era el estado de Éfeso por esto Androclo hijo de Codro junto con los jonios que siguieron sus enseñanzas. Expulsó a los Leleges primero y a lidios que tenía la ciudad alta. Los que vivían alrededor del templo con su juramento de fidelidad hecho no fueron perturbados de alguna manera, entonces él tomó Samos y expulsó a los habitantes. Los Efesios, me refiero a jonios de reciente creación en Éfeso, poseían Samos durante algún tiempo con todas las islas vecinas.

[9] Después de varios años los de Samos volvieron a su ciudad, Androclo fue a ayudar a los de Priene contra los carios. Los griegos se mantuvieron victoriosos, pero Androclo fue muerto en la batalla, los Efesios llevaron su cuerpo a Éfeso, donde fue sepultado. Todavía podemos ver su tumba en el camino que conduce desde el templo de Artemisa en el templo de Zeus Olímpico junto a la puerta magnesia, esta tumba es notable por la figura de un hombre armado que está encima.

[10] Los jonios que se habían establecido entonces en Miunte y Priene, y empujando sus conquistas despojaron gradualmente a los carios todas sus ciudades. Ciarteo un hijo de Codro repobló Miunte. Con respecto a Priene, como entre los jonios había tebanos, como fundadores a Filotas descendiente de Peneleo y Épito el hijo de Nileo fueron los líderes de la colonia que entró. La ciudad experimentó muchos problemas, en primer lugar por los ataques de Tabalo hijo de Pérsico, y en segundo lugar por parte de Hierón uno de sus propios ciudadanos, sin embargo, todavía existe y es dependiente de los jónicos. Pero los de Miunte, sus habitantes se vieron obligados a abandonarla por el accidente que le digo.

[11] Había en las inmediaciones de esta ciudad una pequeña bahía y el paso de Meandro, para ampliar su poder y la extensión de la cama, le echó los de sedimentos en el Golfo, y el agua lo cerró no comunicando desde el mar formado un pantano cuyas emanaciones engendraron tal cantidad de mosquitos que hubieron de desertar. Los lugareños se retiraron a Mileto, llevando consigo todos sus efectos y hasta las estatuas de sus dioses. Así no he visto en mi tiempo nada hermoso en Miunte, un templo de Dioniso, que es de mármol blanco. Lo mismo le pasó a los Carnitas que están por debajo de Pérgamo.


III. [1] Los de Colofón dicen que el templo de Claro y el oráculo de Apolo, que es de gran antigüedad. En el tiempo que había carios que dominaban en el municipio, los primeros griegos que llegaron allí fueron cretenses, y tenían por líderes a Racio con la numerosa gente que le seguía y que se había adueñado de la costa y se establecieron allí. Poco después, Tersandro el hijo de Polinices y los griegos se apoderaron de Tebas. Ellos hicieron muchos prisioneros que enviaron al oráculo de Delfos. Entre ellos estaba Manto que acababa de perder a su padre Tiresias, que murió en el camino a Haliarfe.

[2] La respuesta del oráculo fue que estos prisioneros tenían que buscar tierras extranjeras. Inmediatamente de dotar una flota, e ir a Asia y se detuvieron en Claro. Los cretense viendo a los extranjeros en las tierras tomaron las armas, y los llevaron ante Racio. Este habiendo aprendido de Manto de los jóvenes que eran sus compañeros los llevaron a Asia, y fueron aceptados por los cretenses, y recibidos en su ciudad, y se casó con Manto. De este matrimonio nació Mopso que posteriormente expulsó a los carios de toda la costa.

[3] Sin embargo, los jonios habían hecho alianza con los griegos que se habían hecho dueños de Colofón, y los dos pueblos se fusionaron, y si decimos que, que eran uno, y estaban sujetos a un mismo gobierno y las mismas leyes. Damacsitón y Prometo hijos de Codro, los líderes de la colonia se había convertido en los reyes de los jónicos. Pero pronto empezó el malentendido entre los dos hermanos; Prometo mató a Damacsitón y huyó a Naxos, donde murió. Ellos trajeron su cuerpo que recibieron, los hijos de Damacsitón, y lo enterraron, su tumba sigue siendo visible en un lugar llamado Polytqiuide.

[4] Al hablar de Lisímaco ya he dicho que destruyó la ciudad de Colofón y la razón por la que la trató así, es que de todos los griegos que habían desembarcado en Éfeso, Los Colofonios fueron los únicos que tomaron las armas contra él, y contra los macedonios. Los de Esmirna, se unieron a ellos. Varios de ellos, murieron en la batalla, su tumba queda a la izquierda del camino de Claro.

[5] La ciudad de Lebedo, Lisímaco la arruinó con el único fin de transferir a los residentes a Efeso, y para volver a la ciudad. La campiña de Lebedo es muy fértil, y en la orilla del mar, abundan en las fuentes de agua dulce, y las aguas son muy beneficiosas. Este municipio fue ocupado anteriormente por los carios, hasta que Andrémon, el hijo Codro y líder de una colonia jónica los echaron de allí. Cuando salimos de Colofón y pasamos el río Alen, se encuentra la tumba de Andrémon a la izquierda del camino.

[6] Una parte de los Orcomenios de minias, se establecieron en Teos llevados por Atamante, lo que decimos, este Atamate era hijo de Atamante hjo de Eolo. Teos fue una de las ciudades donde los griegos y carios se mezclaron. Apeco biznieto de Melanto también trajo jonios que no perturbaron de alguna manera, ni a los orcomenios ni a los nativos, y algunos años más tarde llegó otro enjambre de atenienses y beocios. Los primeros estaban ordenados por Dámaso y Naoclo, hijos de Codro, los beocios mandados por el beocio Geres, los recién llegados fueron recibidos con Apeco amistad.

[7] En cuanto a los eritreos, de acuerdo con su tradición que originalmente vinieron de Creta, con Eritro, el hijo de Radamanto, Eritro que dio su nombre a la ciudad en que viven hoy en día. Pero no fueron los únicos habitantes. Se mezclaron entre ellos licios carios, y panfilios. Los licios a causa de su parentesco con los antiguos cretenses, porque venían de Creta, y los descendientes de estos antiguos cretenses que abandonaron el país con Sarpedón, de los carios, como una vez haber sido amigo de Minos, los panfilios finalmente eran por raza también griegos, me refiero a los griegos después de la caída de Troya y larga peregrinación con Calcante. Con estas personas, incluso se unieron a un número de hombres, que Cnopo hijo de Codro sacó de todas las ciudades de Jonia, y fueron recibidos en Eritrea.

[8] Clazomenas y Focea, no existian en Asia antes de la llegada de los jonios. De hecho, algunos de estos jonios, después de un largo andar de un lado a otro, incluso pensaron en pedir ayuda Parforo de Colofón jefe de los Colofonios, que les dio para que construyeron una ciudad al pie del monte Ida, pero poco después lo abandonaron, y se volvieron a Jonia de nuevo, y fundaron Escipo en los confines de Colofón.

[9] Luego que salieron, finalmente se establecieron en el país donde están hoy y construyeron la ciudad de Clazómenas, y en la isla por temor a los persas. Luego con Alejandro se unió la isla a la ciudad por medio de una calzada, que se ha hecho una península. Clazómenas, que no sólo fue habitada por los jonios, llegaron también de Cleonas, y Fliasia, y varios otros después del regreso de los dorios en el Peloponeso, fueron obligados a abandonar su primera casa, algunos por una razón, otros por otra.

[10] Los focenses son originalmente descendientes de aquellos que todavía tienen la Fócide hoy al pie del monte Parnaso. Entraron en Asia bajo el mando de los atenienses Filógenes y Damon, y se asentaron en el lugar de Cime, no a través de la conquista, sino con el consentimiento de los de Cime. Los jonios no hacïan alianza con ellos ni los admitían en la asamblea de los Estados, sólo si querían obedecer los Codros como Reyes en la sangre. Por lo tanto, tuvieron entre los eritreos de Teos a tres príncipes de la casa, a saber, Deetes, Periclo y Abarto.

IV. [1] Los jonios tienen varias otras ciudades en las islas. Samos frente a Micala, y Quios frente al monte Mimas. Si creemos lo que el poeta de Samos (del VII, al VI adc.), Asio, hijo de Amphiptoleme, Félix tuvo de Perimides la hija de Eneo, dos hijas, Astipalea y Europa. Astipalea fue amada por Poseidón, y de este negocio nació Anceo, que gobernó sobre estas personas que fueron llamados Leleges. Anceo se casó con Samia, hija de Meandro, tuvo cuatro hijos, Perilao, Enudo, Samo, Alitherses, y una hija cuyo nombre era Parténope: la Hija le gustaba a Apolo y le dio un hijo llamado Licomedes. Es lo que Asio dijo en sus poemas.

[2] Fue en este momento en que entraron los Jonios en Samos, y fueron recibidos con menos de amistad que por la fuerza. Los dirigía Procles, el hijo de Pitireo, un Epidauro, que trajo con él, a muchos de sus compatriotas, que Deifontes y los griegos habían expulsados de Epidauro. Este Procles descendientes de Ión, hijo de Juto, tuvo un hijo llamado Léogoro que fue rey de Samos después de su padre. Los Efesios dirigidos por Androclo hizieron la guerra, y habiendo conquistado su isla, expulsaron a los Samios so pretexto de que querían estar en connivencia con los carios en contra de los Eolios.

[3] Algunos de estos fugitivos se asentaron en esta isla de Tracia que se llamaba Dardania, y que después se llamó por su nombre Samotracia, los demás siguieron Léogoro, al continente que está más allá de Samos y construyeron una fortaleza en Anea, donde once años después sitiaron Samos, la tomaron y expulsaron a los Efesios, a su vez.

[4] Algunos dicen que el templo de Hera en Samos, fue construido por los Argonautas, y que ellos llevaron desde Argos, la estatua de la Diosa. Los de Samos consideran, que Hera nació en la isla en las orillas del río Imbrasus, bajo un sauce que todavía muestran en el foro dedicado a la Diosa. Su templo es muy antiguo, a juzgar por su estatua en particular es un trabajo del Egineta Esmilis hijo de Euclides, este escultor vivía en el momento de Dédalo (los expertos dicen que es posterior, hacia la mitada del VI adc.), pero era mucho menos ilustres.

[5] Dédalo, que también nació en Atenas, de estirpe real y de la familia de los Metiónidas, famoso por su arte, su vuelo, sus viajes, sus desgracias, todo contribuyó a hacerlo famoso. Culpable de asesinar a su sobrino, el hijo de su hermana, y conociendo las leyes de su país sobre el asesinato, huyó a Creta a Minos. Aquí hizo las grandes obras de Minos y sus hijas, como nos dice Homero en la Ilíada (XVIII-590).

[6] Sin embargo, condenado de un nuevo delito fue colocado con su hijo en una cárcel cercana, y encontrando una manera de escapar, se fue a Inico, ciudad de Sicilia y fue a implorar a Cócalo la protección frente al rey. Minos se lo exigió, y Cócalo no estuvo dispuesto a entregarlo, y causó la guerra entre los dos reyes. Por último, las hijas de Cócalo con tal respeto por él y estaban tan encantados por la belleza de sus obras, que para mantener este excelente hombre, tramaron la muerte de Minos.

[7] En una palabra, en Sicilia y en toda Italia, nada era tan famoso como el nombre de Dédalo, en cambio, Esmilis era apenas conocido en Samos y Elis. Pero al menos al ir allí, hizo la estatua de Hera en Samos, que es suya.

[8] En cuanto a la isla de Quíos, esto es lo que hemos aprendido de Ión, el poeta trágico e historiador (siglo V). Poseidón que entró en la isla desierta, se encontró con una ninfa y se enamoró. Tuvo un hijo, y el día en que la ninfa dio a luz, caía una gran cantidad de nieve, y en su nombre fue llamado Quón, porque en griego significa nieve. De la unión de este hijo con otra ninfa, nació Angelus y Melas, que fueron los primeros habitantes de la isla. Enopión Entonces llegó de Creta con sus hijos, Talo, Evante, Melas, Atamante, y Salago y reinaron sus hijos después de él.

[9] En el tiempo de Enopion, los carios y abantes de la isla de Eubea también se asentaron en Quíos. Luego de los hijos de Enopión logró el poder Anficto que era un desconocido que vino de Hestia en Eubea, por la fe del oráculo de Delfos que le dijo que tenía que buscar fortuna en Quíos. Héctor, uno de los descendientes, que en la cuarta generación le sucedió en la corona, luchó contra los abantes y carios establecidos en la isla. Algunos fueron cortados en pedazos, y los otros se rindieron sin condiciones y se vieron obligados a evacuar el país.

[10] Héctor luego de haber pacificado la isla, recordó que podían celebrar un sacrificio en la asamblea general de los jonios, en el Panjonio (Herodoto I-148), y fue en esta reunión que en honor del valor le fue concedido a él un trípode. Es lo que el poeta Ión informó de todos estos hechos, pero no nos dice por qué los habitantes de Quíos se incluyeron en el conteo de los jonios.

 

V. [1] Esmirna fue habitado como lo es actualmente. Fue una de las doce ciudades pertenecientes a la eólica. Los jonios reunieron un cuerpo de tropas en Colofón, y asediaron Esmirna conquistándola a los Eolios. Como resultado de ello dieron a los habitantes el derecho a enviar diputados a la Asamblea de los Estados Generales de Jonia. Pero todo esto debe ser entendido en la antigua Esmirna, porque la que sigue siendo hoy en día es la de Alejandro, el hijo de Filipo, que la construyo por una aparición en un sueño que tuvo.

[2] Se dice que el príncipe, mientras que cazaba en el monte Pago, fue dirigido por la mismo caza cerca del templo de Nemesis; cansado que estaba y encontrando un plátano en el borde de una fuente, se acostó y se durmió. Aquí, en su sueño la Némesis que se le apareció, le ordenó construir una ciudad en este mismo lugar, llevando los habitantes de Esmirna.

[3] Estas personas inmediatamente enviaron a Claros, para consultar al oráculo lo que tenía que hacer, la respuesta fue, que serían infinitamente más felices, si vivieran en el monte Pagus más allá de Meles (rio que pasa al lado de Esmirna); contentos se cambiaron de residencia. Ahora reconocen a dos Némesis, y a Nix, dicen, la noche como la madre de las mismas, como los atenienses creían que el padre de la diosa de Ramnunte es océano.

[4] Jonia generalmente tiene el cielo más hermoso del mundo. La temperatura del aire es muy suave y agradable. Nosotros no vemos en ninguna otra parte tan hermosos templos, el de Artemisa de Efeso que es el mayor por su tamaño y riqueza. Apolo tiene uno EN Bráquidas en el territorio de Mileto, y otro en Claro cerca de Colofón, estos dos no se han terminado. Los persas quemaron uno de Hera en Samos, y el de Atenea en Focea; aun de ser dañados por el fuego, siguen siendo motivo de admiración.

[5] El templo de Hércules en Eritrea y el de Atenea en Priene te divertiría el verlos, uno por la belleza de la estatua de la Diosa, éste por su antigüedad. La estatua de Hércules no está en el estilo de los de Egina, ni incluso con el sabor de la vieja escuela de Atenas. Está trabajado como las estatuas de arte egipcio. El Dios está en una especie de balsa, y los eritreos dicen que vino desde Tiro por mar.

[6] Añaden, que la embarcación entró en el Mar Jónico, y se detuvo en el promontorio de Hera, lo que significa el promontorio Mesatis, porque al pasar desde Eritrea a Quíos se encuentra a medio camino. En cuanto a los de Quíos e Eritrea vieron la estatua del dios, todos querían el honor de tenerla, y se emplearon con todas sus fuerzas.

[7] Un pescador eritreo, llamado Formión, que había perdido la vista por una enfermedad, fue advertido en un sueño que las mujeres de Eritrea se cortan el pelo y que deberían hacer una trenza, y con el